Archivo de la etiqueta: ética

ninosgitanos

Ser gitano-rumano en España

Hay personas que son consideradas delincuentes desde que nacen, como magistralmente expusiera Calderón de la Barca en La vida es sueño:

¿Qué delito han cometido?

¡Ay, mísero de mí, y ay infelice!

Apurar, cielos, pretendo

ya que me tratáis así,

qué delito cometí

contra vosotros naciendo.

Los gitanos-rumanos son la versión postmoderna de los versos de Calderón, conformando una comunidad que carga de tensiones las zonas donde se asientan, perseguidos desde que nacen por el estigma de la delincuencia en una Europa que jamás ha abandonado el fantasma del racismo

Los propios rumanos detestan a sus conciudadanos romaníes

Chipria es un gitano de veintitrés años que hace diez tuvo que abandonar Rumanía para buscar un futuro digno lejos de su patria. La maltrecha economía rumana invita a miles de sus ciudadanos a salir despavoridos del país a pesar de que no son recibidos con especial entusiasmo. Además, si a la condición de rumano se le suma la de gitano, el desastre está servido, pues es tal la animadversión que despiertan que incluso los propios rumanos detestan a sus conciudadanos. Allá por donde van despiertan recelos, temores, desprecios. Y asco.

Al igual que miles de jóvenes españoles salen despavoridos de España expulsados por las mafias financieras y la negligencia política, Chipria y una cantidad ingente de gitanos-rumanos recorren desesperados Europa a la espera de una oportunidad laboral. Por preparados que estén —Chipria habla cuatro idiomas— sus naciones les vomitan para transformarlos en emigrantes, es decir, en ciudadanos de segunda categoría. Un español en Alemania o un rumano en España disfruta de menos derechos que un autóctono y, aunque la legislación reniegue de dicha discriminación, cualquiera que haya vivido expatriado entiende qué significa ser un infraciudadano.

El primer destino de Chipria  fue Inglaterra donde, tras dos meses de búsqueda incesante de empleo, recaló en una compañía de publicidad siendo su labor la de colocar anuncios en los taxis a cambio de veintiún euros al día. Ante tamaña explotación económica, que le impedía pagar el alojamiento básico, decidió probar suerte en España. Y es que hace una década España era uno de los grandes países meta de la inmigración, atrayendo a decenas de miles de desheredados de la fortuna.

Hoy en día se suele articular el discurso de que “los gitanos-rumanos no se quieren integrar”, ignorando que la búsqueda desesperada de un trabajo es el mayor síntoma de deseo de integración que una persona puede mostrar. De hecho, la gran prueba de amor a una patria consiste en desear dedicar una buena parte del tiempo a servir a una empresa, a enriquecerla, a hacerla prosperar, a dejarse la piel por ella. Miles de gitanos-rumanos desean hacerlo, pero laboralmente se les requiere para vender a empresarios corruptos cobre robado, o para que las ancianas se liberen de su sentimiento de culpa con limosnas que les garantice un lugar en el cielo.

Chipria no quiso dedicarse al cobre ni a la limosna, así que en España solo encontró empleos puntuales, como pintar alguna casa o ayudar en chapuzas que le encargaban sus conocidos. Se le imposibilitaba integrarse aunque la sociedad, en general, porfía en pensar “que no se quieren adaptar”. Sobrevivir no era fácil a pesar del boom económico que disfrutaba el país.

Vista de “El Gallinero”. Clique para ampliar.

Siendo quinceañero Chipria conoció a la que hoy es su mujer, dos años menor que él, y unos meses después tuvieron a su primer hijo. Hoy ya son tres. Los cinco vivieron durante un tiempo en El Gallinero, el poblado de gitanos-rumanos situado en la Cañada Real de Madrid cuyas condiciones de salubridad y dignidad dejan mucho que desear. Pero Chipria tuvo suerte y, pasado un tiempo, pudo salir del infierno. Sin embargo, en dicho poblado infecto continúan viviendo ochenta familias que comparten su espacio con las ratas, los insectos, el barro y el frío.

Del Gallinero se trasladó a una caravana donde estuvo protegido junto a su familia numerosa durante cuatro años, hasta que hace poco la derrumbaron. Este es el vídeo del suceso:

Tras la orden de derrumbe de su improvisado alojamiento se les obligó a vivir, transitoriamente, en un campamento; pasado un tiempo se les consiguió un piso cuyo montante ascendía a quinientos euros al mes. Él no podía sufragar semejantes gastos porque sus tres niños lo consumen todo, así que se vio obligado a ocupar ilegalmente —pero con legitimidad— alguna casa deshabitada cuya propiedad perteneciera a un banco nacionalizado.

No obstante, Chipria recibe una ayuda mensual de cuatrocientos euros. Quizá este hecho despierte la inquina de españoles que lo están pasando económicamente mal, pero han de tener en cuenta que dicha asignación proviene del Fondo Social Europeo, en concreto de una partida presupuestaria dedicada a la población de los Roma y nómadas. A pesar de la caridad europea con los gitanos-rumanos (que también es muy limosnera con los españoles a los que construye centros educativos, carreteras y geriátricos) hasta que Chipria no consiga un trabajo estable seguirá sufriendo el desprecio de los españoles y sus condiciones de vida miserables se reproducirán en sus hijos hasta la nausea. Tienen para el alquiler, que se lleva el dueño del piso (que es, en último término, el beneficiario de la misericordia europea) pero difícilmente les alcanza para todo lo demás.

Dicen algunos —ingenuos ellos— que habría que expulsar de España a este tipo de gitanos-rumanos desempleados porque consumen los recursos del Estado y su pobreza les incita a delinquir. Si bien es cierto que a los subsaharianos ilegales es legalmente sencillo (aunque moralmente reprobable) meterlos en un avión de vuelta al continente africano porque no son europeos, los gitanos-rumanos son tan europeos como un francés o un alemán, y la ley prohíbe su expulsión.

Hay quien se atreve a proponer una solución final, un nuevo porraimos

Tras constatar que no se les puede expulsar —ni encarcelar por delitos menores— hay quien se atreve a proponer una solución final, un nuevo porraimos. Estos comentarios son más habituales de lo que pudiera parecer y creo que no exagero al comparar la situación actual de los gitanos-rumanos y la de los judíos en los años treinta: Muchos viven/vivían en guetos, tienen/tenían modos de vida muy distintos a los de la mayoría, hay/había una crisis económica, triunfan/triunfaban los partidos de derecha extrema, sufren/sufrían prejuicios infundados por parte de la mayoría de la población presa de tópicos (robo de cobre/usura), se precisa/precisaba de un chivo expiatorio que sirviera para reiniciar un sistema económico endeble. Son/eran víctimas del desprecio de la mayoría. Etcétera.

El sentido común, respaldado por el sentido moral, indica a quien los posee que no hay que encarcelarlos, ni expulsarlos ni, por supuesto, aniquilarlos; la clave para que los gitanos-rumanos salgan de la pobreza estriba en la educación. Maestras voluntarias hacen una labor crucial en chabolas-escuela donde enseñan las primeras letras y números; educación que, a la postre, ensanchan el camino de la integración mediante el empoderamiento de las mujeres.

Es evidente la necesidad de cambios radicales en sus costumbres, siendo la más importante la que concierne a la planificación familiar

Pero para conseguir educarles es evidente la necesidad de cambios radicales en sus costumbres, siendo la más importante la que concierne a la planificación familiar. Los gitanos-rumanos educados, como el propio Chipria, así lo reconocen. Las naciones pobres tienen más altas tasas de natalidad, como muestra este gráfico, y hasta que no se produzca la transición demográfica no dejarán la miseria. Los gitanos rumanos tienen muchos hijos a edades adolescentes por una absurda cuestión de prestigio social; hasta que no comprendan que es precisa la planificación familiar continuará siendo una comunidad paria.

Cuatro generaciones de mujeres. Autor: Ramón Martín.

Del mismo modo las estadísticas demuestran que el predictor fundamental del éxito escolar de los hijos en cualquier país del mundo es que la madre (no tanto el padre) posea estudios. Pero cuando se tienen tantos hijos las madres deben cuidarles a edades tan tempranas que les impide formarse, imposibilitando la salida del bucle de la miseria. Si a las niñas gitano-rumanas se les saca de la escuela se reinicia, inevitablemente, el ciclo de la pobreza. El objetivo fundamental, por tanto, consiste en empoderar a las niñas a través de la educación; dicho fin justifica los medios, incluyendo el de castigar severamente al padre que lo impida. Y es que al varón gitano-rumano le resulta muy difícil abandonar sus insoportables maneras machistas.

Siempre es difícil romper con las costumbres, pero cuando se ha demostrado que la tradición de tener tantos hijos es el factor fundamental que conduce a la miseria, deberían erradicarla de raíz, y es que la pobreza se origina por creencias absurdas como que el gitano-rumano de más de catorce años que no tenga hijos será presa de las burlas del resto de hombres de su comunidad. Teniendo en cuenta que los gitanos-rumanos, por muy nómadas que sean, han venido para quedarse permanentemente, es indispensable exigirles voluntad de inclusión y, sobre todo, que asuman como propio el valor del respeto a la mujer y su educación.

El futuro económico de su etnia depende de que su padre le permita asistir a la escuela

Dice Chipria que a muchos de ellos no les gusta esa tradición pero sufren presión familiar y social para a hacerlo. Sin embargo cree que las cosas están cambiando. Si se hiciera en serio una planificación familiar terminarían los problemas de la comunidad gitano-rumana. El propio Chipria no va a tolerar que sus hijos tengan una vida como la que él ha sufrido, así que obliga a sus hijas a que estudien, que después consigan un trabajo y más tarde, y solo más tarde, que formen una familia. Ojala convenza al resto de varones de su etnia.

Para redactar estas reflexiones me he servido de las fotografías de Ramón Martín en El Gallinero, así como de la charla de Paco Pascual y, especialmente, en las respuestas que dio Chipria a mis preguntas sobre su difícil vida. Pueden escucharla y verla en los siguientes enlaces:

1,519 total views, 2 views today

Share

La lección de August

Nube de Tinta ha publicado un interesante libro para jovencitos titulado La lección de August, de la escritora y diseñadora R. J. Palacio. Cuenta las vicisitudes de un niño cuya deformidad facial despierta el cruel rechazo de algunos compañeros de clase, a pesar de lo cual August -nombre del protagonista- tratará de integrarse en la comunidad afrontando como buenamente puede los acosos y discriminaciones por parte de unos jóvenes que aún no han desarrollado su sentido moral.


Recuerda a la maravillosa película El hombre elefante pero con un lenguaje y unos contextos que son especialmente recomendables para estudiantes que inician el complicado camino de la adolescencia, esa etapa crucial para conformar y asentar el sentido moral. Y es que a los adolescentes crueles no hay que culparles sino educarles en el respeto y ayudarles a diferenciar el bien y el mal, de ahí el extraordinario valor didáctico de este libro para la asignatura de Ciudadanía o la futura Educación en valores.

La autora ha logrado un tono narrativo ágil y un lenguaje muy sencillo a pesar de tratar asuntos graves. Esta sencillez atrapará a los lectores de 1º y 2º de ESO y los temas tratados servirán de excusa para trabajar en el aula sobre asuntos de gran envergadura moral. El libro conmoverá y, lo mejor, hará reflexionar al estudiante sobre distintos dilemas éticos en torno a la discriminación, el respeto, los sentimientos, el perdón, la muerte, etc. Además hay que agradecer a la editorial que haya colgado en su web una guía de lectura para facilitar el trabajo en clase y exprimir todo el jugo didáctico a los dilemas que ha de enfrentar August y quienes le rodean. Este es el tipo de literatura para jovencitos que ayuda construir una sociedad mejor.

Les dejo con un fragmento que trata la crueldad a la que pueden llegar los adolecentes (p. 108) y un trailer sobre la película de David Lynch:

-Se parece un montón a él -dijo una de las momias.

-Sobre todo esta parte… -contestó la voz de Julian. Se puso los dedos sobre las mejillas y los ojos de su máscara de Darth Sidious.

-En realidad -dijo la momia-, a lo que se parece de verdad es a una de esas calabazas reducidas. ¿Las habéis visto alguna vez? Es clavado a una de esas.

-Yo creo que se parece a un orco.

-¡Es verdad!

-Si yo tuviera esa pinta -contestó la voz de Julian, riéndose-, os juro que me taparía la cara con una capucha todos los día.

-Yo lo he pensado mucho -dijo la segunda momia muy seria- y creo que… si yo tuviese esa pinta, creo que me suicidaría.

-Qué va -contestó Darth Sidious.

-Sí, de verdad -insistió la misma momia-. No me imagino mirándome al espejo todos los días y viéndome así. Sería horrible. Y que todo el mundo se me quedase mirando siempre…

679 total views, 1 views today

Share

Filosofia hoy

Filosofía para adolescentes

Ya se puede encontrar en los quioscos la revista Filosofía Hoy de febrero en la que me han publicado un artículo titulado “La clase de filosofía”.  Este es:

Cuando entro en el aula mis estudiantes me esperan dispuestos en forma de “U” porque para dialogar hay que mirarse a los ojos y no a los cogotes. Así sentados puede dar comienzo un diálogo efectivo.

En esta ocasión comparto un texto de Deleuze que cautive a los alumnos porque de nada sirve enseñar a quien no desea aprender. Un voluntario comienza la lectura en voz alta: “Cuando alguien pregunta para qué sirve la filosofía, la respuesta debe ser agresiva ya que la pregunta se tiene por irónica y mordaz…”. Durante la lectura sosegada, bien vocalizada, paladeando cada una de las palabras, las caras del alumnado muestran sorpresa y cierta indignación.

Creo que mi primer objetivo está cumplido porque consigo inducir un estado mental que propicie el pensamiento. No es un texto aburrido ni pedante de los que tantas vocaciones filosóficas han destrozado. A continuación mi labor se centra en que los estudiantes den a luz sus pensamientos, como cuando Sócrates hacía de partera.

Soy el facilitador de la comunidad de investigación, no el profesor que da una clase magistral inane, vana, fútil; es tan inútil como pedir que copien apuntes. Mi preocupación es formular buenas preguntas, matizar y conceptualizar las ideas que van apareciendo.

Hoy toca Deleuze, pero otros días organizo el debate sobre un capítulo de los libros de Lipman o de Sharp, sobre Luces y sombras de García Moriyón, sobre Pensando juntos, construyendo libertad del equipo de Marta Aja, sobre El juego de la argumentación de Tomás Miranda, sobre párrafos de las novelas de Sánchez Alcón, sobre los provocadores textos de Brenifier, sobre asuntos de exclusión social tratados por Lago y Paco Pascual, sobre los materiales del grupo IREF. También sobre noticias de actualidad, textos clásicos, fragmentos de películas, poemas…

Intento que surja el pensamiento crítico, independiente, cuidadoso, creativo y liberador entre los participantes que se educan en comunidad. Deseo que mis alumnos se conviertan, como dijo Lipman, en un grupo de científicos que van a colaborar juntos. Los alumnos aprenden entre ellos. Casi sobro.

No tengo miedo a perder el tiempo. Es preferible entender bien un concepto que obsesionarse con el cumplimiento de la programación didáctica. Me preocupo de que los alumnos no intercambien opiniones, sino argumentos. Que se centren en la búsqueda de la verdad porque la alternativa es asunto de contertulios de la telebasura, de misólogos y de filótopos.

Evalúo sus intervenciones sin que se percaten e intento ser solícito, cuidadoso y cordial, pero a la vez exigente. No me gusta calificar porque implica una coacción, pero es preciso que cuando yerren al argumentar se les corrija en base a unos criterios claros.

Tras el debate deben consolidar lo aprendido. Al inicio de la siguiente clase, como siempre, se lee el diario del día anterior. Se comentan las disertaciones y vídeo-disertaciones personales, en las que se plasma una opinión más reposada, ajena al inevitable ímpetu de los debates. Me gusta que el diálogo también se extienda por las redes sociales y que la comunidad de investigación sobreviva más allá del aula. No en vano es una preparación para la vida.

8,712 total views, 1 views today

Share

Educación Ético-Wertiana

He publicado un nuevo artículo en MiCiudadReal que titulo “Educación Ético-Wertiana” en el que comento las consecuencias de eliminar la Historia de la Filosofía como asignatura troncal en segundo curso de Bachillerato. Comparto con ustedes un fragmento y la invitación a sumarse a un meme que propone el profesor Felipe Garrido en su blog Antes de las cenizas. No se pierdan tampoco el sugerente vídeo. Este es el fragmento:

(…) ¿Existe alguna asignatura, fuera de la filosofía, que se proponga la crítica del poder establecido y de sus mentiras? ¿Alguna materia, aparte de la filosofía, que se preocupe de hacer del pensamiento algo activo, afirmativo, y por tanto humano? ¿Alguna que claramente no sea parte de un engranaje frío hacia la nadería? ¿Alguna que sirva para aumentar la competencia del alumnado para elaborar preguntas interesantes, significativas, pertinentes, relevantes y eficaces? ¿Y para reflexionar sobre el conocimiento, la convivencia, la acción técnico-productiva y el arte?

¿Qué asignatura, a excepción de la filosofía, se interesa por hacer a los hombres libres y pensadores? La filosofía como crítica nos dice lo más positivo de sí misma: es una empresa de desembrutecimiento. Y, a este respecto, que nadie se atreva a proclamar el fracaso de la filosofía por más que se empeñe el ministro de turno: arrancarán a la filosofía de los planes de estudio, pero el espíritu filosófico permanecerá durmiente en las cavernas, como los masones en países teocráticos o los libre-pensadores de sociedades totalitarias. Son malos tiempos para el pensamiento crítico pero hay que luchar para que no desaparezca si no queremos convertir las fantasías distópicas en una realidad.

José Ignacio pretende incrementar la estupidez y la bajeza de la ciudadanía (…) SEGUIR LEYENDO

Como es preceptivo en este tipo de memes, hay unas normas:

La única condición es que, si aceptas participar, invites al menos a otros tres blogs a hacerlo, que me enlaces a mí, que te he invitado y que enlaces los posts que escriban aquellos a quienes tú invites, a quienes darás estas mismas instrucciones. Trataré de ir siguiendo la cadena para hacer un recopilatorio que podría, incluso, ser un blog dedicado al tema en exclusiva, en el que aparecieran todos los artículos. Si no te parece mal, además, podrías compartir la imagen y el vídeo que aparecen en mi post. Por supuesto, si no consideras conveniente participar, no es necesario que lo hagas, aunque te agradecería que me avisaras para invitar a otros.

De este modo invito a participar en este meme a los siguientes blogueros:

Viena 1900

Las mechas de Minerva

El profe de Filo

4,495 total views, 9 views today

Share

A vueltas con la LOMCE y la Filosofía

Pienso luego estorbo CC Ramón Martín

Parece que estorban las asignaturas que enseñan a pensar más allá de lo instrumental. Imagen CC de Ramón Martín

Hoy ha aparecido un segundo borrador de la LOMCE, la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, con  algunos cambios significativos respecto del anterior y que afectan a las asignaturas del Departamento de Filosofía. (Puede descargarlo aquí).

En primer lugar, tras su irracional desaparición en el anterior borrador, vuelve la asignatura de Ética al cuarto curso de la Educación Secundaria Obligatoria, pero esta vez se denomina Valores éticos (quien le haya dado este nombre es un absoluto ignorante de la filosofía, en todo caso debería denominarse Valores Morales) y el padre o tutor deberá elegir entre dicha asignatura o Religión (artículo 25, 5b). Si me dieran a optar por su completa desaparición o su transformación, como así ha sido, en una alternativa a la religión no me queda claro qué es preferible. Ambas situaciones son muy desagradables e intelectualmente calamitosas.

En segundo lugar se oferta como optativa la asignatura de Filosofía en este mismo cuarto curso de ESO (artículo 25, 5e), y  deberá “competir” con otras nueve asignaturas opcionales. Aún es pronto para valorarlo.

En tercer lugar, como viene siendo habitual desde hace décadas, la Filosofía se mantiene obligatoria en primero de Bachillerato en todas las modalidades: Ciencias (artículo 34bis, 1a), Humanidades (34bis, 2a), Ciencias Sociales (34bis, 3a) y Artes (34bis, 4a). Además se agradece que le extirpen el incómodo pleonasmo actual “y Ciudadanía“.

Firma

Haga click para solicitar al Ministro de Educación José Ignacio Wert la retirada del anteproyecto de Ley LOMCE y que se brinde al diálogo con comunidad educativa

En cuarto lugar, relegan la Historia de la Filosofía a simple asignatura optativa cuando hasta el presente curso venía siendo obligatoria (artículo 34, 6f). Habrá que recurrir de nuevo a la Red Española de Filosofía para organizar y transmitir los argumentos que demuestren que esta decisión es contraproducente.

En quinto lugar la Psicología de segundo de Bachillerato sigue manteniéndose como asignatura optativa (artículo 34, 6f).

En sexto lugar la Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos se renombra, como ya se estableció en el anterior borrador, como Educación Cívica y Constitucional no queda claro cómo queda aunque algunos medios afirman que desaparece D E S P A R E C E.

En conclusión el golpe directo al estómago que recibe la Ética de cuarto de ESO y el inesperado y contundente golpetazo a las gónadas que sufre la Historia de la Filosofía de segundo de Bachillerato implican consecuencias imprevisibles y nada halagüeñas. En los próximos días las distintas asociaciones pertenecientes a la REF procederán al análisis de este ataque arbitrario al departamento de Filosofía.

ARTÍCULOS REALACIONADOS

El capital privado echa el ojo a la educación

 

2,317 total views, no views today

Share

La ley del talonario

Como cada semana comparto con ustedes algún fragmento de mi artículo en MiCiudadReal. Esta vez copio lo que aparece en negrita. Lo he titulado La ley del talonario:

(…) es una boutade de proletarios con conciencia de clase, de burgueses con complejo de culpa y de una clase media esnob que cree pertenecer a un estamento superior.

Si uno es incapaz de sufragarse la justicia que se la sirva él mismo

Que no se socialice el latrocinio judicial, que lo pague el individuo. ¡O que ponga la otra mejilla!

(…) únicamente los adinerados, los temerarios o los ludópatas podrán jugar a replicar a la justicia cuando estimen que ésta se equivoca.

“vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, golpe por golpe, herida por herida” (…) ¡Que deje de quejarse y actúe!

No se puede vivir por encima de nuestras posibilidades y además no hay alternativa.

(…) si alguien con escrúpulos morales se ve envuelto en un lío legal ¡ya acudirá el gobiernopara indultarle!

575 total views, no views today

Share