Competencias básicas en filosofía

De Didáctica de la Filosofía

A propuesta de la Unión Europea, la LOE establece la educación en competencias, es por ello que desde este espacio se pretende investigar su aplicación a la didáctica de la filosofía.

Contenido

Competencias filosóficas

Elaborado a partir de Brenifier, O., Dialogar como Sócrates, Valencia, Diálogo, pp. 132-133.

Intelectual: pensar por sí mismo

  • Proponer conceptos e hipótesis.
  • Estructurar, articular y clarificar las ideas.
  • Comprender las ideas de los demás y las de uno mismo.
  • Analizar.
  • Reformular o modificar una idea.
  • Trabajar la relación entre el ejemplo y la idea.
  • Argumentar.
  • Practicar la interrogación y la objeción.
  • Iniciación a la lógica: relación entre los conceptos, la coherencia y la legitimidad de las ideas.
  • Desarrollar el juicio.
  • Utilizar y crear instrumentos conceptuales: error, mentira, verdad, absurdo, identidad, contrarios, categorías, etc.
  • Verificar la comprensión y el sentido de una idea.

Existencial: ser uno mismo

  • Singularizar y universalizar el pensamiento.
  • Expresar y asumir su identidad personal a través de sus elecciones y de sus juicios.
  • Ser consciente de uno mismo, de sus ideas y de su comportamiento.
  • Controlar sus reacciones emocionales.
  • Trabajar su forma de ser y su pensamiento.
  • Interrogarse, descubrir y reconocer el error y la incoherencia en uno mismo.
  • Ver, aceptar, verbalizar y trabajar sus propios límites.
  • Distanciarse de su forma de ser, de sus ideas y de uno mismo.

Social: pensar con los otros

  • Escuchar al otro, proporcionarle su espacio, respetarlo y comprenderlo.
  • Interesarse por el pensamiento del otro: descentrarse por medio de la reformulación , de las preguntas y del diálogo.
  • Arriesgarse e integrarse en un grupo: permitir que los otros nos pongan a prueba.
  • Comprender, aceptar y aplicar las reglas de funcionamiento.
  • Responsabilizarse: modificación del estatus del alumno frente al del maestro.
  • Pensar con los otros, en lugar de competir con ellos.

Competencias básicas de los estudiantes

La incorporación de las competencias básicas al currículo pretende resaltar los aprendizajes imprescindibles, sobre todo aquellos dirigidos a la práctica y a la aplicación de los saberes. Las competencias son aquellas que debe haber desarrollado un joven al finalizar la enseñanza obligatoria para poder lograr su realización personal, ejercer la ciudadanía activa, incorporarse a la vida adulta de manera satisfactoria y ser capaz de desarrollar un aprendizaje permanente a lo largo de la vida. Con las áreas y materias del currículo se pretende que los alumnos y las alumnas alcancen los objetivos educativos y, consecuentemente, que adquieran también las competencias básicas.

La inclusión de las competencias básicas en el currículo tiene varias finalidades. En primer lugar, integrar los diferentes aprendizajes, tanto los formales, incorporados a las diferentes áreas o materias, como los informales y no formales. En segundo lugar, permitir a todos los estudiantes integrar sus aprendizajes, ponerlos en relación con distintos tipos de contenidos y utilizarlos de manera efectiva cuando les resulten necesarios en diferentes situaciones y contextos. Y, por último, orientar la enseñanza, al permitir identificar los contenidos y los criterios de evaluación que tienen carácter imprescindible y, en general, inspirar las distintas decisiones relativas al proceso de enseñanza y de aprendizaje.

En el marco de la propuesta realizada por la Unión Europea, el Ministerio de Educación y Ciencia ha identificado ocho competencias básicas (Ver texto BOE):

Competencia en comunicación lingüística

Se refiere a la utilización del lenguaje como instrumento de comunicación, de representación, de interpretación y de comprensión de la realidad, de construcción y comunicación del conocimiento y de organización y autorregulación del pensamiento, de las emociones y de la conducta.

Los conocimientos, las destrezas y las actitudes propios de esta competencia permiten expresar pensamientos, emociones, vivencias y opiniones, así como dialogar, formarse un juicio, generar ideas, estructurar el conocimiento, dar coherencia y cohesión al discurso y a las propias acciones y tareas, adoptar decisiones, y disfrutar escuchando, leyendo o expresándose de forma oral y escrita, todo lo cual contribuye además al desarrollo de la autoestima y de la confianza en sí mismo.

En definitiva, el desarrollo de la competencia lingüística al final de la educación obligatoria comporta el dominio de la lengua oral y escrita en múltiples contextos, y el uso funcional de, al menos, una lengua extranjera.

Competencia matemática

Consiste en la habilidad para utilizar y relacionar los números, sus operaciones básicas, los símbolos y las formas de expresión y razonamiento matemático, tanto para producir e interpretar distintos tipos de información, como para ampliar el conocimiento sobre aspectos cuantitativos y espaciales de la realidad, y para resolver problemas relacionados con la vida cotidiana y con el mundo laboral.

En síntesis, con el desarrollo de la competencia matemática se pretende utilizar espontáneamente los elementos y razonamientos matemáticos para interpretar y producir información, para resolver problemas provenientes de situaciones cotidianas y para tomar decisiones. En definitiva, supone aplicar aquellas destrezas y actitudes que permiten razonar matemáticamente, comprender una argumentación matemática y expresarse y comunicarse en el lenguaje matemático, utilizando las herramientas de apoyo adecuadas, e integrando el conocimiento matemático con otros tipos de conocimiento para dar una mejor respuesta a las situaciones de la vida de distinto nivel de complejidad.

Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo físico

Se centra en la posibilidad del ser humano interactuar con el mundo físico, tanto en sus aspectos naturales como en los generados por la acción humana, de tal modo que se posibilite la comprensión de sucesos, la predicción de consecuencias y la actividad dirigida a la mejora y preservación de las condiciones de vida propia, de las demás personas y del resto de los seres vivos. En definitiva, incorpora habilidades para desenvolverse adecuadamente, con autonomía e iniciativa personal en ámbitos de la vida y del conocimiento muy diversos (salud, actividad productiva, consumo, ciencia, procesos tecnológicos, etc.) y para interpretar el mundo, lo que exige la aplicación de los conceptos y principios básicos que permiten el análisis de los fenómenos desde los diferentes campos de conocimiento científico involucrados.

En conclusión, esta competencia supone el desarrollo y aplicación del pensamiento científico-técnico para interpretar la información que se recibe y para predecir y tomar decisiones con iniciativa y autonomía personal en un mundo en el que los avances que se van produciendo en los ámbitos científico y tecnológico tienen una influencia decisiva en la vida personal, la sociedad y el mundo natural. Asimismo, implica la diferenciación y valoración del conocimiento científico al lado de otras formas de conocimiento, y la utilización de valores y criterios éticos asociados a la ciencia y al desarrollo tecnológico.

Tratamiento de la información y competencia digital

Con esta competencia se pretende dotar de habilidades para buscar, obtener, procesar y comunicar información, y para transformarla en conocimiento. lncorpora diferentes habilidades, que van desde el acceso a la información hasta su transmisión en distintos soportes una vez tratada, incluyendo la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación como elemento esencial para informarse, aprender y comunicarse.

En síntesis, el tratamiento de la información y la competencia digital implican ser una persona autónoma, eficaz, responsable, crítica y reflexiva al seleccionar, tratar y utilizar la información y sus fuentes, así como las distintas herramientas tecnológicas; también tener una actitud critica y reflexiva en la valoración de la información disponible, contrastándola cuando es necesario, y respetar las normas de conducta acordadas socialmente para regular el uso de la información y sus fuentes en los distintos soportes.

Estudio sobre la competencia digital

Competencia social y ciudadana

Con esta competencia se pretende hacer posible la comprensión de la realidad social en que se vive, cooperar, convivir y ejercer la ciudadanía democrática en una sociedad plural, así como comprometerse a contribuir a su mejora. Globalmente supone utilizar, para desenvolverse socialmente, el conocimiento sobre la evolución y organización de las sociedades y sobre los rasgos y valores del sistema democrático, así como utilizar el juicio moral para elegir y tomar decisiones, y ejercer activa y responsablemente los derechos y deberes de la ciudadanía.

Esta competencia supone comprender la realidad social en que se vive, afrontar la convivencia y los conflictos empleando el juicio ético basado en los valores y prácticas democráticas, y ejercer la ciudadanía, actuando con criterio propio, contribuyendo a la construcción de la paz y la democracia, y manteniendo una actitud constructiva, solidaria y responsable ante el cumplimiento de los derechos y obligaciones cívicas.

Competencia cultural y artística

Esta competencia supone conocer, comprender, apreciar y valorar críticamente diferentes manifestaciones culturales y artísticas, utilizarlas como fuente de enriquecimiento y disfrute y considerarlas como parte del patrimonio de los pueblos. Apreciar el hecho cultural en general, y el hecho artístico en particular, lleva implícito disponer de aquellas habilidades y actitudes que permiten acceder a sus distintas manifestaciones, así como habilidades de pensamiento, perceptivas y comunicativas, sensibilidad y sentido estético para poder comprenderlas, valorarlas, emocionarse y disfrutarlas.

En definitiva, el conjunto de destrezas que configuran esta competencia se refiere tanto a la habilidad para apreciar y disfrutar con el arte y otras manifestaciones culturales, como a aquellas relacionadas con el empleo de algunos recursos de la expresión artística para realizar creaciones propias; implica un conocimiento básico de las distintas manifestaciones culturales y artísticas, la aplicación de habilidades de pensamiento divergente y de trabajo colaborativo, una actitud abierta, respetuosa y crítica hacia la diversidad de expresiones artísticas y culturales, el deseo y voluntad de cultivar la propia capacidad estética y creadora, y un interés por participar en la vida cultural y por contribuir a la conservación del patrimonio cultural y artístico, tanto de la propia comunidad, como de otras comunidades.

Competencia para aprender a aprender

Aprender a aprender supone disponer de habilidades para iniciarse en el aprendizaje y ser capaz de continuar aprendiendo de manera cada vez más eficaz y autónoma de acuerdo a los propios objetivos y necesidades.

Como conclusión, aprender a aprender implica la conciencia, gestión y control de las propias capacidades y conocimientos desde un sentimiento de competencia o eficacia personal, e incluye tanto el pensamiento estratégico, como la capacidad de cooperar, de autoevaluarse, y el manejo eficiente de un conjunto de recursos y técnicas de trabajo intelectual, todo lo cual se desarrolla a través de experiencias de aprendizaje conscientes y gratificantes, tanto individuales como colectivas.

Autonomía e iniciativa personal

Esta competencia se refiere, por una parte, a la adquisición de la conciencia y aplicación de un conjunto de valores y actitudes personales interrelacionadas, como la responsabilidad, la perseverancia, el conocimiento de sí mismo y la autoestima, la creatividad, la autocrítica, el control emocional, la capacidad de elegir, de calcular riesgos y de afrontar los problemas, así como la capacidad de demorar la necesidad de satisfacción inmediata, de aprender de los errores y de asumir riesgos.

Por otra parte, remite a la capacidad de elegir con criterio propio, de imaginar proyectos, y de llevar adelante las acciones necesarias para desarrollar las opciones y planes personales en el marco de proyectos individuales o colectivos- responsabilizándose de ellos, tanto en el ámbito personal, como social y laboral.

Supone poder transformar las ideas en acciones; es decir, proponerse objetivos y planificar y llevar a cabo proyectos. En síntesis, la autonomía y la iniciativa personal suponen ser capaz de imaginar, emprender, desarrollar y evaluar acciones o proyectos individuales o colectivos con creatividad, confianza, responsabilidad y sentido crítico.

Texto tomado de : Grupo SM Descargar

Competencia emocional

La competencia emocional es una "novena competencia" que ha sido reivindicada desde algunos sectores de la comunidad educativa, y ha sido incluida formalmente en los programas educativos de la Junta de Extremadura y de Castilla-La Mancha. La competencia emocional supone la capacidad para:

  • percibir correctamente, valorar y expresar la emoción
  • acceder y/o generar sentimientos cuando faciliten los pensamientos
  • comprender la emoción y el conocimiento emocional.

Estas capacidades se desarrollan a través del fomento de la conciencia, regulación y autonomía emocional, lo que significa, entre otras cosas, enseñar a tomar conciencia de las propias emociones a la vez que a comprender las emociones de los demás, desarrollo de la autoestima, la responsabilidad, la motivación y la resiliencia para afrontar las situaciones adversas que la vida pueda deparar. Por otro lado, la competencia emocional comprende también el desarrollo de competencias sociales, tales como el respeto por los demás,la asertividad y la prevención y solución de conflictos,y de competencias para la vida y el bienestar, como la capacidad para fijar objetivos positivos y realistas, la toma de decisiones en situaciones que acontecen en la vida diaria, o las habilidades necesarias para ejercer la ciudadanía activa.

Fuente: IES Quintana de la Serena,"Competencia emocional y convivencia"

Competencia para aprender a pensar (filosófica)

Desde varios lugares, José Antonio Marina ha defendido la competencia filosófica, “que ha sido una de las creaciones más importantes de la cultura humana, y que permite comprender el sentido de todas las demás”, por lo que la actitud crítica propia de la filosofía tiene de emancipadora.

La competencia para "aprender a pensar" tiene mucho que ver con esa actitud crítica que ha sido tradicionalmente relacionada con la filosofía, pero haciéndose extensiva a todas las áreas. Entendida como “reflexión”, de modo general, nos proporciona la capacidad crítica para seleccionar las fuentes y los datos, interpretarlos adecuada y críticamente, evaluar las posibles soluciones a distintos problemas, e incluso encontrar salidas en zonas del pensamiento donde parece no haberlas. Esta competencia reflexiva consistiría en generalizar en el alumno una actitud crítica ante el mundo que le rodea y las consideraciones que se hacen sobre él desde las ciencias, los medios de comunicación y su entorno más inmediato, entendiendo por crítica la capacidad de juzgar de acuerdo con las condiciones reales, pero también en consecuencia con unos valores o principios no contenidos en la realidad misma.

Esto se concreta en ciertas capacidades que habrá que estimular: que la persona mantenga a lo largo de la vida una actitud de curiosidad y espíritu crítico, que adquiera la capacidad de pensar con los otros (dialogar) y argumentar (defender con razones), que desarrolle habilidades éticas y reflexivas, y que sepa conectar y relacionar los distintos conocimientos que pueda adquirir o haya adquirido, con el fin de interpretar la realidad desde una perspectiva global e integradora.

Proyecto DeSeCo Proyecto de la OCDE para la Definición y Selección de Competencias Clave que inició el debate sobre las competencias educativas, y donde la reflexión era considerada “el corazón” de las competencias clave.

Aprender a Pensar Proyecto de investigación de la Fundación SM sobre la competencia para aprender a pensar y la web 2.0

Competencias profesionales específicas

Realizado a partir de la propuesta de Gemma Tribó Travería (Universitat de Barcelona). "El nuevo perfil profesional de los profesores de secundaria" Revista Educación XXI, 11, 2008, 183-209.

Competencias científicas/aprender permanentemente (saber)

  • Conocer sólidamente los contenidos científicos actualizados del área o disciplina de la que es profesor.
  • Conocer la historia de la ciencia y la evolución epistemológica del área o disciplina de que es profesor.
  • Conocer la metodología de investigación de la ciencia que enseña, y saber hacer la transposición didáctica del metaconocimiento al metaprendizaje en la propia área, para crear situaciones que favorezcan el aprendizaje autónomo y ayudar a aprender a aprender.
  • Saber planificar, organizar y secuenciar adecuadamente situaciones de aprendizaje gracias al dominio de la didáctica específica y de las estrategias didácticas de su área o materia en las etapas de 12 a 16 años y de 16 a 18 años.
  • Tener formación en pedagogía, psicología evolutiva y de la educación y en sociología de la educación aplicadas a los adolescentes y jóvenes (12 a 18 años).
  • Conocer las estrategias educativas innovadoras, para reflexionar sobre la práctica educativa y mejorarla.
  • Dominar las tecnologías de la información y de la comunicación para poderlas utilizar en la didáctica del área o disciplina y para hacer uso de ella en situaciones educativas.
  • Tener un alto nivel de competencia lingüística en las lenguas que correspondan.
  • Dominar de manera suficiente una lengua extranjera, para poder impartir la docencia del área de la cual es profesor en lengua extranjera, si el proyecto educativo de centro así lo prevé.

Competencias metodológicas/técnicas (saber hacer)

  • Saber gestionar la actividad en el aula y su clima relacional, creando un ambiente de acogimiento, de confianza, de diálogo, de respeto y de trabajo.
  • Aplicar estrategias para agrupar a los alumnos para realizar actividades compartidas y trabajar en equipo.
  • Fomentar dinámicas que cohesionen e integren el trabajo del grupoclase, y que muestren sensibilidad hacia la interculturalidad y la diversidad de los alumnos.
  • Dominar las competencias comunicativas verbales y no verbales que permitan evaluar y optimizar el clima relacional en el aula.
  • Interpretar la diversidad presente en el aula y buscar respuestas pedagógicas, individuales y colectivas, a los diferentes problemas de aprendizaje, capacidades e intereses del alumnado.
  • Desarrollar la acción tutorial y la orientación personal, y facilitar información académica y profesional, ofreciendo a los alumnos atención individualizada y de grupo.
  • Dominar estrategias, técnicas y recursos para la resolución de conflictos.
  • Saber reflexionar críticamente sobre la propia práctica docente (autoevaluación y evaluación compartida) para introducir elementos de cambio y de mejora.
  • Diseñar una programación didáctica de la propia área y de los niveles y ciclos de que sea responsable, adaptando didácticamente los contenidos al perfil psicosociopedagógico de los alumnos para conseguir un aprendizaje comprensivo y significativo.
  • Conocer sistemas y técnicas de evaluación de las competencias y utilizarlas para identificar las necesidades educativas de los alumnos.
  • Hacer una evaluación inicial de los alumnos y un seguimiento del proceso de aprendizaje a través de evaluaciones cualitativas que nos permitan observar y estimular su progreso.
  • Elaborar propuestas de adaptación individual del currículum del área para atender necesidades educativas especiales.
  • Tener capacidad de preparar, seleccionar y construir materiales didácticos y utilizarlos en la propia área curricular o en proyectos interdisciplinares de estudio de casos, resolución de problemas o investigaciones escolares.
  • Utilizar e incorporar con normalidad las tecnologías de la información y la comunicación en las actividades de enseñanza-aprendizaje.
  • Usar los resultados de la evaluación, en su vertiente pedagógica y no exclusivamente acreditativa, como elemento promotor de la mejora del aprendizaje de los alumnos y para mejorar la propia actuación docente y adaptar o modificar, si es necesario, la programación didáctica del área.

Competencias sociales/participativas (saber estar)

  • Desarrollar actitudes de participación y colaboración como miembro activo de la comunidad educativa.
  • Saber dinamizar el alumnado en la construcción participada de reglas de convivencia democrática en el centro y en el aula, y aprender a afrontar y a resolver de manera colaborativa y reflexiva situaciones problemáticas de centro o de grupo y conflictos interpersonales de naturaleza diversa.
  • Potenciar en el alumnado una actitud de ciudadanía crítica y responsable.
  • Trabajar en equipo para diseñar y desarrollar proyectos educativos, por áreas curriculares, por ciclo o nivel y unidades de programación que permitan adaptar el currículum del centro de secundaria al con texto sociocultural.
  • Participar en la coordinación de la programación docente del centro, y en la concreción de estrategias didácticas y metodológicas, y en los proyectos del centro (Plan de Acción Tutorial, Plan de Acogida, Plan de Calidad, Proyecto Lingüístico, Escuela Verde, etc.).
  • Facilitar la comunicación y la acción tutorial con los alumnos y las familias.
  • Respetar y saber aplicar la legislación y la normativa del sistema educativo y conocer con profundidad la que afecta a la etapa de secundaria en particular.
  • Fomentar la relación del centro educativo con las instituciones y agentes sociales del entorno, con los cuales debe compartir y fomentar objetivos educativos.
  • Colaborar y trabajar con otros profesionales de la educación (educadores sociales y psicopedagogos), con trabajadores sociales o con profesionales de la sanidad, con los cuales el centro de secundaria comparte objetivos educativos, de promoción de la salud y de desarrollo armónico de los jóvenes y los adolescentes.
  • Participar en proyectos de investigación educativa para introducir propuestas de innovación dirigidas a la mejora de la calidad educativa.

Competencias personales/interpersonales/intrapersonales (saber ser)

  • Tener un buen conocimiento de uno mismo y una imagen realista de las propias capacidades.
  • Saber tomar decisiones individualmente y ayudar a procesos colectivos de toma de decisiones.
  • Asumir responsabilidades de coordinación docente, de organización y, si es necesario, de liderazgo dentro el centro.
  • Fomentar un clima relacional de centro basado en el respeto al otro y en la libertad de expresión, utilizando constantemente el diálogo y la comunicación.
  • Construir una identidad profesional, individual y colectiva, basada en el autocontrol y el equilibrio emocional, resistente a la frustración y que no dimita nunca de acoger a los alumnos en el proceso educativo integral.
  • Asumir la dimensión ética de la propia profesión y ser conscientes de los deberes y las obligaciones que comporta.
  • Ser consciente de que, con la acción educativa, el profesor de secundaria comparte y construye valores con sus alumnos y participa en la construcción del futuro.
  • Asumir la necesidad del desarrollo profesional continuado, mediante la evaluación que ayuda a mejorar la propia práctica.
  • Mostrar capacidad de relación y comunicación, así como equilibrio emocional en las variadas circunstancias de la actividad profesional.
  • Trabajar en equipo con los compañeros como condición necesaria para la mejora de la actividad profesional, compartiendo saberes y experiencias.

Image:competenciasprofesor.jpg

Competencias en TIC

Normas UNESCO sobre competencias en TIC para docentes. Breve comentario

Nuevas competencias

Traducido de The 7 skills students must have for the future

Pensamiento crítico y resolución de problemas

Colaboración en redes e influencia y liderago

Flexibilidad y adaptabilidad

Iniciativa y espíritu emprendedor

Comunicación oral y escrita efectiva

Acceso y análisis de la información

Curiosidad e imaginación

Indicadores

Sistema de dimensiones e indicadores para la Evaluación de Diagnóstico de las Competencias Básicas de la ESO

Ejemplos de unidades didácticas por competencias

Unidad didáctica por competencias. 4º ESO: La guerra civil española

Software

Generador de programaciones didácticas por competencias

Bibliografía

Artículos

Sarbach, Alejandro, Competencias y filosofía, Carbonilla, 27/2/2010.

Claves educativas: Las competencias básicas en "Quaderns digitals".

Blogs

Nosotros competentes

Documentos

Estándares de competencias para el pensamiento crítico

competencias básicas Pére Marquès

Herramientas personales