Tomás de Aquino y la filosofía escolástica

De Didáctica de la Filosofía

Santo Tomás de Aquino (1225-1274). Pintado por Carlo Crivelli (1476). ¿Qué crees que simbolizan los dos elementos que sujeta en sus manos?

La Edad Media no se suele considerar, de forma injusta, una época de gran esplendor intelectual. Algunos achacan la "miseria" de este período a:

1. La posibilidad de acceso a muy pocas obras

2. La multiplicación de los comentarios y de los comentarios de los comentarios

3. Los errores de atribución y de traducción

Sin enmbargo es en esta época cuando se recupera y se adapta a los nuevos tiempos el pensamiento de Aristóteles, que reaparece primero bajo forma neoplatónica con Avicena (Bujara 980-Hamadán 1037) y luego como "verdadero Aristóteles" con Averroes (Córdoba 1126-Marrakech 1198). Ambos filósofos eran musulmanes, a los que se une, en dicho movimiento de aristotelización el filósofo judío Maimónides (1135, Córdoba-1204, Fustat, Egipto).

Tomás de Aquino, Guillermo de Ockham y Duns Scoto fueron también tres figuras filosóficas muy importantes durante la Edad Media, siendo las máximas figuras de la conocida como escolástica. La escolástica es la filosofía de las "escuelas", esto es, de la tradición surgida en las universidades medievales y que es asociada con los métodos y tesis de los grandes filósofos de los siglos XIII y XIV, a saber: Santo Tomás, Duns Scoto y Guillermo de Occam.

Dominó hasta el siglo XV, cuando sucesivamente dio paso al humanismo renacentista, al racionalismo y al empirismo.

Contenido

Tomás de Aquino

Contexto histórico

"Santo Tomás confundiendo a Averroes" por Givanni di Paolo (1588-1649). ¿Qué es la doctrina de la doble verdad?

1228. Comienza la Sexta Cruzada. Los cristianos obtienen Jerusalén, Belén y Nazaret.

1236. Toma de Córdoba por los cristianos (Fernando III).

1238. Los mongoles invaden y conquistan Rusia.

1240. Se inicia la catedral de Burgos.

1242. Alejandro Nevsky derrota a los caballeros teutónicos. Película Alexander Nevsky. Parte 1 Parte II Dirigida por Eisenstein y con música de Prokofiev.

1244. Los musulmanes reconquistan definitivamente Jerusalén.

1248. Fernando II conquista Sevilla a los musulmanes.

1249. Fracasa la Séptima Cruzada.

1250. Muere el emperador Federico II con el consiguiente hundimiento del poder imperial en Alemania e Italia.

1260. Inglaterra expulsa a los judíos.

1261. Se restaura la soberanía griega en Constantinopla.

1270. Fracasa la Octava Cruzada.

Dante (1265-1321) escribe La Divina Comedia.

Relación entre razón y fe

¿Puedes relacionar esta viñeta con alguna de las 5 vías tomistas?

El genio de Santo Tomás de Aquino (Roccasecca 1224-Abadía de Fossanova 1274) estriba en su capacidad para armonizar concepciones de Aristóteles y dogmas cristianos.

Conocimiento

Rechaza el argumento ontológico de San Anselmo porque carecemos de toda intuición directa de esta esencia divina. Se trata de una crítica al presupuesto platónico (y su adopción agustiniana) de la intuición de las ideas.

Aún cuando la inducción tomista, al igual que la inducción aristotélica, sea una proceso de "abstracción" muy diferente a la inducción científica moderna, ofrece al menos un terreno más propicio al desarrollo de esta última que la intuición o la iluminación platónico-agustiniana, que pretende ignorar la experiencia sensible.

Hay verdades estrictamente teológicas que son conocidas sólo por revelación. Verdades filosóficas que no han sido reveladas, y verdades a la vez teológicas y filosóficas que han sido reveladas, pero que son también accesibles racionalmente.

Preambulum fidei

La filosofía es considerada como preámbulo de la fe. Las verdades filosóficas no son contrarias ni indiferentes a la fe. En todo caso la razón puede topar con verdades que le son inaccesibles e impenetrables.

La teología rectifica la filosofía pero no la sustituye, al igual que la fe orienta la razón pero no la elimina.

La filosofía -en cuanto preambulum fidei- posee una autonomía propia, porque hay que formularla con instrumentos y métodos no comparables a los instrumentos y métodos de la teología.

Suma teológica

"El triunfo de Santo Tomás" por Francisco de Zurbarán (1631). ¿En qué crees que consiste el triunfo del Aquinate?

Cada artículo de la Suma teológica está constituida por cuatro partes:

1. Quastio (objeciones). De forma concisa se plantea el problema.

2. Disputatio (contra esto). Se exponen los principales argumentos a favor o en contra.

3. Responsio (respondo). Se presenta una solución razonada y justificada.

4. Vera solutio (a las objeciones). Vuelve sobre los argumentos de la disputatio para eliminar las razones falsas.

Por ejemplo puedes verlo aplicado en La existencia de Dios ¿es o no es demostrable? en concreto

Extractos de la Suma teológica:

La doctrina sagrada es ciencia; pero debe saberse que hay dos clases de ciencias. Las unas se fundan en principios que se conocen por las luces de la razón: como la aritmética, la geometría y otras análogas. Las otras descansan sobre principios que no se conocen sino con el auxilio de una ciencia superior; así, el dibujo toma sus principios de la geometría, y la música debe los suyos a la aritmética. Y en este sentido la doctrina sagrada es una ciencia; porque procede de principios que nos son conocidos por medio de las luces de una ciencia superior, que es la de Dios y los bienaventurados. (C.1, a. 2).


La existencia de Dios, que con relación a nosotros no es evidente por sí misma, puede ser demostrable para nosotros por los efectos que de Él conocemos. (C. 2, a. 2)


Para la salvación humana fue necesario que, además de las materias filosóficas, cuyo campo analiza la razón humana, hubiera alguna ciencia cuyo criterio fuera lo divino. Y esto es así porque Dios, como fin al que se dirige el hombre, excede la comprensión a la que puede llegar sólo la razón. Dice Isaías 64,4: ¡Dios! Nadie ha visto lo que tienes preparado para los que te aman. Sólo Tú. El fin tiene que ser conocido por el hombre para que hacia Él pueda dirigir su pensar y su obrar. Por eso fue necesario que el hombre, para su salvación, conociera por revelación divina lo que no podía alcanzar por su exclusiva razón humana. Más aún. Lo que de Dios puede comprender la sola razón humana, también precisa la revelación divina, ya que, con la sola razón humana, la verdad de Dios sería conocida por pocos, después de muchos análisis y con resultados plagados de errores. Y, sin embargo, del exacto conocimiento de la verdad de Dios depende la total salvación del hombre, pues en Dios está la salvación. Así, pues, para que la salvación llegara a los hombres de forma más fácil y segura, fue necesario que los hombres fueran instruidos acerca de lo divino, por revelación divina. Por todo ello se deduce la necesidad de que, además de las materias filosóficas, resultado de la razón, hubiera una doctrina sagrada, resultado de la revelación. TOMÁS DE AQUINO, Suma de Teología, I, c. 1, art. 1, trad. de José Martorell, Madrid, B.A.C., 2001, pp. 85 – 86; también se puede encontrar en http://www.dominicos.org/publicaciones/Biblioteca/suma1.htm

Este texto en su contexto

Conocimiento de Dios

Dios nos es conocido por sus efectos, sus pruebas tienen que proceder a posteriori.

A Dios se le puede conocer por lo que no es (teología negativa) y por analogía (por semejanza entre Dios y las criaturas: Dios es sabio, bueno...).

Vías tomistas para demostrar la existencia de Dios

Vía Lo que se observa Principio metafísico Proceso "in infinitum" Término Dios
Uno Seres que se mueven y cambian Todo lo que se mueve es movido por otro Serie de motores-movidos Primer motor (motor que mueve sin ser movido) Motor inmóvil
Dos Causas y efectos Todo efecto requiere una causa Serie de causa-efecto Causa eficiente incausada Causa primera
Tres Seres contingentes Lo que no existe no puede darse a sí mismo la existencia Serie de seres que se dan la existencia Perfección misma, causa de "las perfecciones" Ser necesario
Cuatro Seres con diferentes grados de perfección Lo que sólo tiene grados de perfección participa de ella Serie de perfecciones parciales Perfección misma, causa de las perfecciones Ser perfectísimo
Cinco Seres no inteligentes que siguen un fin (plan) Lo ordenado exige una inteligencia ordenadora Serie de inteligencias ordenadoras Inteligencia suprema Ser inteligentísimo

Pensamiento conflictivo

En la Suma teológica también se puede leer:

“Para que los santos puedan disfrutar más abundantemente de su beatitud y de la gracia de Dios, se les permite ver el castigo de los malditos en el infierno.”

“En lo que se refiere a la naturaleza del individuo, la mujer es defectuosa y mal nacida, porque el poder activo de la semilla masculina tiende a la producción de un perfecto parecido en el sexo masculino, mientras que la producción de una mujer proviene de una falta del poder activo.”

“Con respecto a los herejes... está el pecado por el cual merecen no sólo ser separados de la Iglesia por medio de la excomunión, sino del mundo, por la muerte.”

Mapa conceptual

Image:mapatomas.jpg

Mapa ampliado

Resumen de la filosofía tomista en diapositivas

Filosofía escolástica

Duns Scoto (1266, Escocia-1308, Alemania)

Es la filosofía de las "escuelas", esto es, de la tradición surgida en las universidades medievales y que es asociada con los métodos y tesis de los grandes filósofos de los siglos XIII y XIV, a saber: Santo Tomás, Duns Scoto y Occam.

Dominó hasta el siglo XV, cuando sucesivamente dio paso al humanismo renacentista, al racionalismo y al empirismo.

Hoy en día se habla de neoescolástica.

Guillermo de Ockham

De Tomás de Aquino ya hemos hablado y de Guillermo de Ockham lo haremos en el próximo tema. Veamos a continuación alguna breve información sobre Duns Scoto

Duns Scoto

Su actitud crítica respecto a Santo Tomás condujo al criticismo más radical de Ockham.

Rechaza la teología negativa, porque la negación solo es conocida con la afirmación.

Afín al nominalismo de Ockham.

La disputa del sacramento, fresco de Rafael (1509) en la Sala de la Signatura del Vaticano. San Gregorio, san Jerónicmo, san Ambrosio, san Agustín, santo Tomás, san Buenaventura, el Dante, etc. debaten sobre la eucaristía. Más información

Textos

Chesterton, Santo Tomás de Aquino

O bien, tomemos el argumento de Santo Tomás en favor de la Revelación. Es bastante racionalista y, por el otro lado, decididamente democrático y popular. Su argumento en favor de la Revelación no es, en lo más mínimo, un argumento contra la razón. Por el contrario, parece inclinado a admitir que se podría llegar a la verdad por un proceso racional si éste fuese tan sólo lo suficientemente racional y también lo suficientemente largo. Realmente, hay algo en su carácter – que en otra parte he llamado optimismo y para lo cual no conozco otro término más próximo – que lo llevó a más bien exagerar la medida en que los seres humanos escucharán en última instancia la voz de la razón. En sus controversias, siempre presume que las personas escucharán razones. Santo Tomás cree enfáticamente en que los seres humanos pueden ser convencidos por medio de argumentos; es decir: cuando se les acaban los argumentos. Es tan sólo que su sentido común también le dijo que la argumentación no termina nunca. Puedo convencer a una persona de que la materia como origen de la mente carece bastante de sentido si ambos simpatizamos mucho y discutimos todas las noches durante cuarenta años. Pero mucho antes de que termine convenciéndolo en su lecho de muerte, podrán haber nacido mil otros materialistas y nadie le puede explicar todo a todo el mundo. La posición de Santo Tomás es que las almas de todas las personas comunes, trabajadoras y simples, son tan importantes como las almas de los pensadores y los buscadores de la verdad; y se pregunta en qué medida podrían todas estas personas posiblemente hallar el tiempo necesario para la cantidad de razonamiento que se necesita a fin de hallar la verdad. Todo el tono del pasaje exhibe tanto un respeto por la investigación científica como una fuerte simpatía por el ser humano promedio. Su argumento a favor de la Revelación no es un argumento contra la razón; es un argumento a favor de la Revelación. La conclusión que saca de ello es que las personas deben recibir las verdades morales más elevadas de un modo milagroso; porque de otro modo no las recibirían en absoluto. Sus argumentos son racionales y naturales; pero su propia deducción se dirige totalmente hacia lo sobrenatural; y, como es usual en el caso de su argumentación, no es fácil encontrar otra deducción distinta de su propia deducción. Y cuando llegamos a este punto hallamos que es algo tan simple como lo desearía el propio San Francisco: es el mensaje procedente de lo alto; el relato que es contado desde el cielo; el cuento de hadas que es realmente cierto.

Pedro González Calero, Filosofía para bufones

"La tentación de Santo Tomás" por Francesco Gessi (1588-1649)

Tomás de Aquino fue el filósofo más importante de la Edad Media. En su obra intentó conciliar algunos de los principales principios aristotélicos con el platonismo y la teología cristiana.

Su familia lo había preparado para dedicarse a la carrera eclesiástica, pero se sintió decepcionada cuando santo Tomás eligió la orden de los dominicos, una orden mendicante donde se hacía voto de pobreza. Para intentar disuadirle de su idea, sus hermanos llegaron a secuestrarlo y encerrarlo en la torre de un castillo propiedad de la familia. Pero Tomás aprovechó el período de encierro para estudiar más a fondo las Sagradas Escrituras, así como las Sentencias de Pedro Lombardo y las obras de Aristóteles. Para tentar a Tomás, sus hermanos le enviaron una hermosa prostituta, a la que él hizo huir, amenazándola con un leño encendido de la chimenea. Finalmente, Tomás de Aquino se salió con la suya y pudo dedicar el resto de su vida al estudio y a la adoración de Dios.

Por cierto que, debido a su impertérrita actitud reflexiva y a su corpulencia, sus compañeros de estudios lo apodaron «el buey mudo». A este respecto, su maestro san Alberto Magno sentenció: «Lo llaman el buey silencioso. Pero yo digo que cuando este buey muja, sus mugidos llenarán el mundo. Vía.

Tomás de Aquino, Sobre el error del argumento ontológico

Supuesto que todos entiendan que es el sr más perfecto que se pueda pensar, no se sigue necesariamente que sea en la realidad. Debe haber conformidad con el nombre de la cosa y la cosa nombrada. Y de que concibamos intelectualmente el significado del término Dios no se sigue que Dios sea sino en el entendimiento. Y, en consecuencia, el ser más perfecto que se puede pensar no es necesario que se dé fuera del entendimiento. Y de esto no se sigue que sea realidad el ser más perfecto que se puede pensar. (Suma contra gentiles, I, XI)

Materiales

Vídeo

Tomás de Aquino. Capítulo de la serie "La aventura del pensamiento", emitido por Canal Encuentro y presentado por Fernando Savater.

Cine

La semilla del diablo de Polanski. Existencia del mal y la necesidad de justificar que Dios existe.

Stealing Heaven. Inspirada en las obras Historia Calamitatum y Cartas de Abelardo y Eloísa, el filme relata el celebre romance entre el filosofo francés y Eloísa en el siglo XII. Película completa. Pedro Abelardo

Artículos

Carreira, Manuel (entrevista a), "La teología no debe suplantar ni a la ciencia ni a la filosofía", Levante, 16/12/2010. FRAGMENTO: Si, "la teología no debe suplantar ni a la ciencia ni a la filosofía". Son maneras distintas de conocer una realdad que es muy compleja, no es una cuestión de reacciones químicas en un laboratorio. Tan estúpido es decir que la ciencia ha de demostrar un asunto de teología como pedir a la Biblia que explique algo de ciencia.


Castaño Gracia, José Ángel, "El problema del mal en Tomás de Aquino", Angelus novus, 10/1/2011. FRAGMENTO: Tomás de Aquino sistematizó los principios de Agustín de Hipona y los complementó ampliamente. Dios creó un mundo perfecto en su totalidad, por tanto el mal en el mundo no proviene de Él. El mal para Tomás de Aquino es también una privación, o ausencia de algo bueno. Por eso, el mal no es algo absoluto: siempre se sitúa dentro del contexto del bien. No hay ningún summum malum, o fuente positiva de mal, correspondiente al summum bonum que es Dios.


Moa, Pío, "Dominicos y franciscanos", Libertad Digital, 5/3/2009. FRAGMENTO: El fin de la vida en la tierra es alcanzar el máximo de felicidad mediante el espíritu pacífico, la caridad y la santidad, alcanzándose la felicidad completa con la visión beatífica de Dios, tras la muerte. Para el gobierno de los hombres existe la ley natural, impresa en la naturaleza humana, universalmente válida, cimiento de las leyes concretas y piedra de toque para juzgar estas (contra, por ejemplo, las leyes tiránicas). La teoría de la ley natural, aunque negada por tratadistas muy posteriores, ha influido en casi todos los textos legales europeos, y una derivación de ella ha sido la concepción de los derechos humanos como naturales. Dicha ley viene a ser una manifestación de la ley eterna de Dios que rige el universo, e incluye principios básicos como hacer el bien o el derecho a vivir y procrear. El ordenado y formidable sistema de Tomás de Aquino fundamentó en adelante la orientación principal de la filosofía y la teología cristianas.

Pintura sobre madera de Fra Angelico (circa 1340) Colección de Vittorio Cini, Venezia. "Fra Angélico le sorprende en un acto de contemplación que respira gozo sereno, mirada penetrante, honda y densa de misterio. Es su diálogo amigo con la Verdad"

Ramírez, Sergio, "Los hombres de un solo libro", La nación, Buenos Aires, 3/7/2010. FRAGMENTO: La frase escrita encima de la puerta, y con la que se da la bienvenida a visitantes y lectores, "Temo al hombre de un solo libro", ha sido atribuida a lo largo de los tiempos nada menos que a Santo Tomás de Aquino, algo que la volvía menos sospechosa para los vigilantes de la ortodoxia en la austera Ginebra. Una frase que, viniendo de Santo Tomás, despertaría entonces tan poco escozor como si fuera del mismo Calvino, ambos fieles a un solo libro y mismo libro; aunque entre ambos la ventaja la saca con creces Santo Tomás, porque su pensamiento teológico, el tomismo, dominó por siglos la doctrina de la Iglesia Católica y fue, en ese sentido, un pensamiento único, como pocos en la historia de la humanidad; único y monolítico, sólo comparable al de Aristóteles, con el que se enlaza. (...) Algunos piensan, sin embargo, que Santo Tomás, lejos de promover la lectura múltiple para enriquecer el espíritu, con su frase estaba más bien previniendo que aquellos hombres de un solo libro son de temer porque están mejor armados para el combate en defensa de su fe. Es decir, son de respetar. Lo que vendría a resultar un tributo al pensamiento único, más que una crítica.


Termes, Rafael, "No puede ser en derecho lo que no es por naturaleza", El país, 27/10/2001. El autor argumenta que los parlamentarios deben oponerse al matrimonio entre personas del mismo sexo como contrario a la "ley natural" y socavador del "verdadero matrimonio".


Urbano Alonso del Campo, "Permanente lección de Tomás de Aquino", Ideal de Granada, Granada, 28/1/2009. FRAGMENTO: Toda la vida y obra de Santo Tomás adentrándonos fielmente en ella, nos lleva a ese humanismo que proviene de la búsqueda y encuentro con la verdad. Su mirada penetrante y escrutadora respira acogida, hallazgo gozosamente sentido, visión profunda y amorosa. Esa bondad natural y cultivada, bellamente cantada en "Il buon frate Tomasso" -del Dante. Fra Angélico le sorprende en un acto de contemplación que respira gozo sereno, mirada penetrante, honda y densa de misterio. Es su diálogo amigo con la Verdad.

Esquemas

Vías tomistas

Apuntes de otros profesores

Ministerio de Educación: Tomás de Aquino.

Pruebas de acceso a los estudios de grado

Santo Tomás en la PAEG TOMÁS DE AQUINO, Suma de Teología, I, c. 1, art. 1, trad. de José Martorell, Madrid, B.A.C., 2001, pp. 85 – 86; también se puede encontrar en http://www.dominicos.org/publicaciones/Biblioteca/suma1.htm

Suma contra los gentiles de Tomás de Aquino (I, libro 1, caps. III, IV y VII), eds Laureano Robles Carcedo y Adolfo Robles Sierra Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid, 1967, 99-105, 111-112.

Ockham en la PAAU Guillermo DE OCKHAM, Sobre el gobierno tiránico del Papa. Trad. P. Rodríguez. Madrid, Tecnos, 2001, pp. 60-61 (traducción adaptada).

Bibliografía

Chesterton, Santo Tomás de Aquino, Editorial Virtual, 2010.

Ferrater Mora, José, "Tomás de Aquino", Diccionario de grandes filósofos 2, Madrid, Alianza, 2005, pp. 495-509.

Hottois, "Introducción a modo de referencia. El tomismo", Historia de la filosofía del renacimiento a la posmodernidad, Cátedra, Madrid, 2003, pp. 41-43.

Honderich (coord.), "Tomás de Aquino, Santo", Enciclopedia Oxford de Filosofía, Tecnos, Madrid, 2008, pp. 1091-1096.

Reale, G.; Antiseri, D., "La gran síntesis de Tomás de Aquino", Historia de la Filosofía. I. De la antigüedad a la Edad Media. 2. Patrística y Escolástica, Barcelona, Herder, 2010, pp. 213-254

Savater, Fernando, "Santo Tomás de Aquino", La aventura de pensar, Barcelona, Debate, 2008, pp. 43-53

¿Te animas a investigar sobre si la Edad media fue un operiodo positivo para la filosofís o si más bien fue negativo?
Herramientas personales