Oremos

Ayer en la mezquita teníamos que estar los hombres delante y las mujeres detrás, todos mirando hacia la Meca. Al principio de pie

Luego de rodillas

Y por último tumbados apoyando la frente sobre un pequeño trozo de conglomerado de tierra llamada «mohr»

El ciclo se repite una y otra vez siguiendo las indicaciones y cantos del mulá.

Esto ha de hacerse 5 veces al día, aunque el lugar es lo de menos. Uno puede sacar la alfombra donde quiera y ponerse a rezar, ya que toda la tierra es sagrada para el musulmán.


Comentarios

Deja una respuesta