Pulgar arriba

Siempre que un estudiante responde bien a alguna de mis preguntas suelo decir «buen trabajo», «muy bien» y, para darle mayor énfasis, levanto el dedo pulgar (como hicieran antaño los emperadores romanos para salvar al luchador de la muerte ante los leones) lo cual es un símbolo que hoy significa que algo es positivo. La cuestión es que desde que estoy en Irán cada vez que hacía dicho gesto el estudiante solía poner una cara de disgusto que a mí me desconcertaba. Hoy he sabido que levantar el pulgar en Irán es como alzar el dedo corazón en España.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *