Fútbol y género

Hoy vinieron tres estudiantes, varones, a pedirme que les permitiera no asistir a clase porque esta tarde era el gran partido de fútbol del año: Persépolis contra Esteglal. Yo les di trabajo que hacer a cambio de no ir a clase y ellos aceptaron gustosos (la verdad es que no lo volveré a permitir, porque luego me toca corregir, a parte de ser una injusticia con los que sí asistieran al aula, así que no os acostumbréis).

Entre la clase de Literatura y la de Lenguaje Periodístico decidí acercarme al comedor a beberme un zumo y me encontré a los hombres viendo el balompié tranquilamente:

Pero lo que más me sorprendión es que en la parte del comedor exclusiva para las mujeres pasaba esto:

¡Y eso que las mujeres tienen terminantemente prohibido asistir al campo de fútbol en este país!


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *