Fútbol y carácter iraní

20060608090014-banderas.jpgAyer hubo un partido de fútbol amistoso entre las selecciones nacionales de Bosnia e Irán. Por intranscendente que fuera levantó las pasiones de los iraníes. Aunque deteste ver este tipo de espectáculos envilecedores en el que alguien se sienta delante del televisor para ver a 24 tipos en calzoncillos, sí que me interesó mucho un asunto: Irán fue perdiendo durante todo el partido aunque al final remontó y consiguió alzarse con el triunfo.

Pues bien, el partido de ayer refleja claramente el carácter y el espíritu del pueblo iraní. Ante cualquier problema ellos se lo toman con tranquildad, sin agobiarse, «todo son designios de Alá», no tienen miedo a perder y no arrojan la toalla enseguida (como creo que sí que sucede con la selección española, la cual también es una proyección del carácter español).

Hoy leo en La vanguardia que Estados Unidos va a volver a las relaciones diplomáticas con Irán después de 26 años sin tenerlas. Esta debería ser una noticia de portada en todos los periódicos, pero prefieren esconderla en las páginas interiores. A Occidente le avergüenza reconocer que Irán ha ganado a pesar de haber ido perdiendo durante todos estos años. Esta es una gran noticia para la paz, a pesar de los agoreros que hablaban de guerras inminentes. Una vez más, y a otro nivel, Irán ha triunfado con su táctica del desgaste «ya-se-cansarán».

Yo he tenido que sufrir esta táctica de «la hormiguita», a nivel burocrático, en varias ocasiones, pero como me sabía el truco apliqué la misma medicina aunque a veces deseara seriamente tirar la toalla. Siempre, al final alguien tiene que ganar, y con el sistema de organización de Irán sólo triunfa el que más paciencia tiene.

ACTUALIZACIÓN 6 de junio de 2006

OTRO EJEMPLO DE CARÁCTER IRANÍ A NIVEL DE NACIÓN:

Estos días anda por Teherán el español y alto representante de la política exterior y de la seguridad de la Unión Europea Javier Solana. Ha venido para negociar en nombre de Occidente, pero se va con las manos vacías, como siempre. La respuesta que le ha dado el gobierno iraní ha sido:

«Hemos conversado durante unas dos horas y hemos recibido la propuesta internacional. Después de revisarla, Irán dará su respuesta«, dijo a la prensa iraní Larijani.

Me sé yo eso de «ya daremos una respuesta». Es un auténtico ejemplo de ketman iraní. Sí, sí, sí, ya veremos, sí, deja pasar un tiempo, no se apresure, no tenga prisas, ya veremos, sí pero no, no pero sí…»

Una vez más Irán vuelve a ganar porque Europa se va con otra negociación perdida. Mientras tanto el proceso para fabricar energía nuclear sigue a toda máquina y algunos impacientes ya quieren bombardear Irán refugiándose en razones peregrinas.

ACTUALIZACIÓN 30 DE JUNIO DE 2006

Como era previsible, tras varias semanas las cosas siguen igual.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *