Diario de clase

Esta nueva sección del blog se denomina diario de clase y creo que es fundamental en todo edublog del profesor. En ella se recogen los asuntos más reseñables ocurridos en el aula, lo cual sirve de momento de reflexión crítica para el docente y los estudiantes tienen la posibilidad de repasar lo estudiado por no hablar de lo bien que les viene a quienes no pudieron asistir a clase.

A primera hora, en la clase de filosofía, hemos empezado el tema Metafísicas espiritualistas y materialistas con un debate. Hemos intentado pensar si existe el espíritu y donde reside. Hemos aludido al experimento mental del filónsofo Putnam cerebros en una cubeta. Cada estudiante ha dado su teoría personal sobre el espíritu y los prónximos días las pondremos a prueba contra otros autores: Santo Tomás, Marx, Nietzsche, etc. para ver si cambian o se mantienen imperturbables ante los grandes pensadores de la historia.

En la siguiente hora me ha tocado estar de guardia con un grupo de tercero de la ESO. Al principio no me quedó más remedio que ser antipático (más bien diría firme) ante el desdén del grupo por el profesor. Tras dejar claras mis normas todos se pusieron a trabajar en absoluto silencio. Pasada media hora pregunté si a alguien le gustaba estudiar y se originó un bonito debate. Los hay que aspiran a ser panaderos y barrenderos, lo cual es muy respetable, pero les dije que pueden acceder a puestos más creativos y mejor remunerados si se lo proponen; están en la edad clave para decidir sobre su futuro. Eso sí, son extremadamente intolerantes con los inmigrantes a quienes acusan de robarles.

Luego di clase de ética en 4 de la ESO. Empecé mostrándoles el vídeo que grabamos en el aula hace unos días para que se vean a sí mismos participando en el debate. Eso les sirve para tomar conciencia de su imagen pública y mejorar sus técnicas oratorias. Posteriormente analizamos estos dibujos éticos; les costó mucho comentarlos pero en cuanto cogieron el truquillo los fueron interpretando mejor. Finalmente repasamos las teorías éticas más importantes y expliqué en qué consistía el estoicismo y les hice repetir varias veces, tras explicarlo, ataraxia: imperturbabilidad del alma hasta que todos lo pronunciaron correctamente. l próximo día hablaremos de la ética kantiana.

En 2º de bachillerato seguimos con Tomás de Aquino. Hemos visto brevemente un texto tomado de la Summa contra gentiles y les ha parecido incomprensible. Terminaré de explicar estos días algunos conceptos básicos para ver si así son capaces de hacer una lectura dialogada con el texto. Pronto empezaremos con Guillermo de Ockham.

A las 2:30 acabó la clase, como siempre. Mientras recojo todos mis cacharros tecnolóngicos (profesores y alumnos me preguntan con retintín ¿te vas de excursión? cada vez que me ven en los pasillos cargando con todos los trastos) todos salen disparados del instituto. A las 2:40, como todos los días, no queda ni un alma exceptuando a mi amigo, y excelente persona, el conserje. En medio de ese silencio me meto en mi coche (un Citroen Saxo que hace mucha gracia a mis estudiantes por su color mostaza metalizada y lo pequeño que es) y emprendo la vuelta a casa.

Mañana más.


Comentarios

Una respuesta a «Diario de clase»

  1. Hola.
    Tu entrada me ha recordado un consejo que me dión recien contratado en mi centro un religioso ya anciano entonces, fallecido hoy día, educador por muchos años:
    «Escriba cada día un diario de lo que haga en clase, para saber qué hace bien y qué hace mal».

    Más mal que bien he intentado hacerlo (las fuerzas se me van con el primer trimestre) . Tu post me lo ha recordado y creo que voy a imitarte en el mío: poner cada día lo hecho, más que como ayuda a los alumnos, que pocos me leen, como autoevaluación y memoria.
    Gracias por tu -para mi- «recordatorio».

Deja una respuesta