Diario del viernes

Los de «filosofía II» a última hora del día final de la semana laboral vuelven a estar cansados y poco concentrados. El pensamiento de Malebranche les parece una tontería (con razón) y están muy nerviosos por los exámenes de la semana que viene. No es día para hablarles de los «bad boys» de la filosofía. Leer un texto de Leibniz con el calor que hacía se les hizo difícil. Normal.

Los de filosofía I poco a poco entran en el espíritu filosónfico. Debo tener muchísima suerte porque nunca me he topado con esos estudiantes salvajes de los que habla la televisión. «Ya te tocará» escucho decir a alguno con el tono seguro de quien conoce algo de primera mano.

Al término de la jornada llego a casa y me encuentro con el siguiente vídeo. Me quedo literalmente sin palabras:


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *