La transformación de la OTAN

soldado de la OTAN rodeado de niños 

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) tiene una página web con materiales didácticos que pueden ser útiles para la clase de «ética». También pone a libre disposición libros electrónicos interesantes de ojear. Tras elegir uno de ellos al azar, La transformación de la OTAN, leo cosas como

Las armas nucleares desempeñan un papel menos importante en la estrategia actual de la Alianza. Las tres potencias nucleares de la OTAN – Estados Unidos, Reino Unido y Francia – han llevado a cabo una importante reducción de sus arsenales nucleares, de hasta el 80 por ciento en algunos casos. Y se reconoce que la probabilidad de llegar a contemplar la posibilidad de utilizar este tipo de armamento resulta extremadamente remota, y que además estas armas ya no apuntan a ningún país u objetivo concreto.

Las fuerzas nucleares que aún se conservan tienen un propósito fundamentalmente político: preservar la paz y evitar una posible coacción al hacer que el riesgo de una agresión contra la OTAN llegue a ser incalculable e inaceptable. Junto con las capacidades convencionales no nucleares provocarían la  duda en cualquier país que pretendiese obtener ventajas políticas o militares mediante el uso de armas nucleares, biológicas o químicas contra la Alianza. (pp 14 y 15).

Los países que aspiran a ingresar en la OTAN deben demostrar que disfrutan de un sistema político democrático y una economía de mercado; que respetan a las personas pertenecientes a las minorías nacionales conforme a los parámetros marcados por la OSCE; que han solucionado todas sus viejas disputas con sus vecinos y que se comprometen a resolver cualquier nuevo problema por métodos pacíficos; que tienen capacidad y voluntad para contribuir militarmente a la Alianza y conseguir que sus fuerzas sean interoperativas con las de los restantes miembros; y que en sus países las relaciones entre civiles y militares funcionan correctamente según las normas democráticas. (p 21).

El proyecto de mayor volumen y ambición que haya patrocinado hasta ahora el Programa Científico de la OTAN nació en octubre de 2001. Denominado la Autopista Virtual de la Seda – un recuerdo de la Gran Ruta de la Seda que unía Europa con el Lejano Oriente y fomentó el intercambio tanto de mercancías como de conocimiento e ideas – este proyecto ha proporcionado interconexión informática y acceso a Internet a las comunidades académicas y científicas de ocho países del Cáucaso Meridional y Asia Central.

Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Kazajstán, Kirguizistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán se encuentran situadas al margen de las redes informáticas europeas y dado su bajo nivel de desarrollo no parece que puedan permitirse conexiones de fibra óptica en un futuro próximo.

Gracias a este proyecto de la Alianza las comunidades académicas y científicas de los países participantes pueden conectarse a Internet utilizando una tecnología rentable y de última generación mediante una banda común de satélite. La contribución de la OTAN ha consistido en la financiación del ancho de banda del satélite y la instalación de nueve antenas parabólicas – ocho pequeñas, en los diferentes países, que se conectan a una grande localizada en Hamburgo y que sirve como distribuidor de comunicaciones desde Europa. Otros copatrocinadores contribuyen con donaciones en especie. En 2003 se decidió ampliar la Autopista Virtual de la Seda hasta Afganistán mediante una estación terrestre de conexión por satélite emplazada en Kabul. (p 37)

Además en el curso de su evolución desde su carácter inicial de escudo para la defensa colectiva hasta convertirse en gestor de seguridad, tomada ésta en su sentido más amplio, la OTAN se ha convertido en una comunidad de valores – como la democracia y los derechos humanos – a la vez que en una comunidad de intereses. (p 44).

Aparte del incremento del uso de las TIC y de haber contratado grandes profesionales de la imagen y la publicidad, no veo, tras recorrer su web, ninguna transformación esencial de la OTAN desde que se fundara en los tiempos de la guerra fría.  Quizá deberían desarrollar un programa para invitar a profesores de ética a sus instalaciones (ya lo hacen con lo que ellos denominan «líderes de opinión) para que constaten que la OTAN es una «comunidad de valores».

«[techtags: OTAN, NATO, paz, derechos humanos]»


Comentarios

Deja una respuesta