Disculpen el «autobombo», pero me apetece mucho compartir con ustedes los comentarios de dos de mis estudiantes que copio a continuación.

Tito me dedica un emocionante vídeo desde su blog «Las crónicas de Tito» que invita claramente a la reflexión filosófica, y Ana Isabel deja un amable comentario contando lo interesante que puede ser hablar de filosofía en una cafetería. A los dos os doy las gracias y os animo a seguir investigando con las TIC y a disfrutar filosofando.

El mundo perfecto. Por Tito.

En nombre de todo lo que está ocurriendo por la acción directa del hombre, he creado un video con el fin de plantear la siguiente pregunta ¿Existirá un mundo perfecto?

En un mundo donde todo lo que nos envuelve parece que es perfecto, pero en realidad es una tapadera, donde nada es como se pinta… donde los medios de comunicación manipulan nuestras vidas… donde podríamos estar viviendo en una mentira donde nada sea real… ¿Podemos convertirlo en un mundo perfecto?

Este video se lo dedico a mi profesor de filosofía: Rafael Robles, quien me a hecho despertar mi sentimiento muy positivo hacia esta materia… Espero que mi primer video “filosófico” pueda servir para razonar y solucionar cuestiones.

Comentario de Ana Isabel

Hola. Soy una alumna de 1º de Bachillerato de Ciencias del instituto de Malagón. Como hace un tiempo que no entro en este sitio web, me gustaría comentaros el café filosófico que hicimos el pasado jueves 31 de enero, que he visto que no aparece por ningún lado y no estaría de más mencionarlo, aunque no sea el sitio concreto más apropiado, pero no he encontrado uno mejor o al menos éste me ha parecido el mejor.

Como decía el pasado jueves Rafael nos propuso hacer un café filosófico, ya que era un día de fiesta en nuestro pueblo y sólo asistiríamos a la primera clase para entregar un trabajo. Para nosotros era una idea que no habíamos escuchado en nuestra vida y vimos interesante el reto y además estábamos personas de ideologías y pensamientos muy diferentes.

Quedamos a la hora que nos tocaba dar clase de Filosoía y propusimos un bar de nuestro pueblo, “Las Nubes” donde más que un café filosófico fue una “caña filosófica” (eso sí, sin alcohol). Estuvimos unas 16 personas más o menos y propusimos varios temas, pero al final el que preferimos fue Dios. Estuvimos 50 minutos hablando sobre ello hasta que Rafael tuvo que volver al instituto. Nuestra charla siguió un tiempo aunque el tema se desvió un poco y acabamos en otro diferente a Dios.

Creo que fue una experiencia bastante agradable e interesante, como antes he mencionado, y cuando lo contamos al resto de la clase todos nos repetían la misma frase “Ojalá me hubiese ido yo también, si lo llego ha saber…” Pero ir todos nos hubiese sido casi imposible, ya que somos 31 personas en clase y no hubiesemos tenido el mismo clima, que fue muy agradable.

Solo quería comentarlo porque me parece que para los alumnos es una visión divertida de la filosofía y no tan fría y aburrida como puede sonar.


Comentarios

Una respuesta a «Alumnos»

  1. autobombo perdonado. Si la docencia no dejara estas gratificaciones, el desgasto sería absurdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *