Tranvía por una calle de Brno

He descubierto un nuevo placer: tomar el tranvía para acercarme al centro de Brno. Acostumbrado en España al coche y a los autobuses, este medio de transporte asegura la puntualidad en cada parada por ser ajeno a los embotellamientos; además contamina menos y es más silencioso. Su traqueteo es divertido y contrasta con el suave silencio con que suelen viajar los checos… a no ser que sea sábado por la noche cuando los jóvenes atestan los dos vagones con jolgorio y algarabía.

No me extraña que los alcaldes de varias ciudades de España empiecen a apostar por retomar este medio de transporte.

Tranvía

Plaza de Namestí Svobody en Brno


Comentarios

3 respuestas a «Tranvías»

  1. Avatar de Irdabama
    Irdabama

    Con todas las fotos que vas colocando de Brno se me antoja cada vez más bella.

  2. La vida a veces parece una contínua repetición de errores. Cuando yo nací existían tranvías en mi ciudad. Al poco tiempo se consideró «más moderno» el Bus. Después de 30 años algunos empiezan a hablar de construir un metro (con el coste descomunal que ello comporta). Y al final nos vamos dando cuenta que el tranvía era un transporte mucho más ‘humano y ecológico’.
    ¿Por qué siempre tenemos que hacer las cosas al revés?
    ¿Se utiliza la bici en Brno?

  3. Avatar de Noemí
    Noemí

    Hola Rafael:

    Enhorabuena por el blog, que sigo desde hace algunos meses.

    Creo que el tranvía es el transporte público del futuro: económico, poco contaminante e incluso embellece las ciudades. Muchos países se suman a la moda y están (re)construyendo sus primeras líneas. A mí me encantan desde que estudiaba en Alemania.

    Un saludo desde Orán (que en breve tendrá tranvía),
    Noemí

    PD. Qué ganas tengo de ir a la Rep. Checa… Y por tu culpa, aún más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *