Chica vivienda checa

Saluda de sol desde mi estudio en Brmo 1

Vivo en un pequeño estudio de un edificio de la época comunista de la antigua Checoslovaquia. Se caracterizan por ser prefabricados y contar con paneles «ad hoc» que separan el servicio del cuarto de baño y del resto de la vivienda; el diseño de interiores recuerda al juego del Tetris porque en tan poco espacio encajan muchas piezas: el sillón-cama, el horno, los armarios, el lavabo, la bañera… Un alumno me dijo que no son casas sino «cajas» en un habilidoso juego de palabras. Estas construcciones se denominan «panelaks».

Por mínimo que sea el ruido de los vecinos (pasos, apertura de grifos, la televisión, etc.) se filtra a través de las finísimas paredes, así que he de cuidarme muy y mucho, cuando me levanto a las 5 de la mañana para ir al trabajo, de no despertar a mis «compañeros de colmena».

Estas edificaciones suelen estar situadas en medio de grandes recintos ajardinados por donde los checos pasean con sus perros, a los que tratan con gran amor, y con sus hijos pequeños que, junto a las parejas de enamorados, llenan de jolgorio y vitalidad los columpios y los bancos, incluso en las frías tardes de otoño.

En la vecina Polonia los varsovianos designan como «Pekín» y «hormiguero» a este mismo tipo de vivienda superpoblada y construida velozmente por el Estado.

El edificio donde vivo en Brno 5

Una de las fuentes de conflicto cuando se viaja para trabajar durante una temporada en el extranjero es el alojamiento. Casi todo el mes de septiembre lo pasé viviendo en un lugar oscuro encima del gimnasio del instituto donde trabajo, lo cual no me acababa de convencer. Cuando se viaja es mejor no quejarse porque se corre el riesgo de crear mal ambiente, así que lo ideal es ver, escuchar y callar. Sin embargo, cuando las condiciones superan cierto límite, lo cual viene determinado por uno mismo, es necesario arriegarse a resultar antipático.

El edificio donde vivo en Brno 1

Se ha solucionado todo. Nuevo lugar, nuevo contexto, nueva vida. ¿Será peor el remedio que la enfermedad? Gracias a todos los que me han ayudado.

Tengo suerte por contar con una de las mejores vistas de Brno desde el alto piso en que se sitúa la nueva vivienda. Tras haberme alojado toda mi vida en lugares más bien bajos o con edificios enfrente, sin apenas vistas, esta carambola me permite contemplar algunas mañanas una de las mejores salidas del sol que yo recuerde, los tranvías fluyendo a lo lejos y el pulular de luces en las casas a medida que la tarde desaparece. Uno puede pasar minutos y minutos absorto en la lejanía e imaginando las historias de las gentes que pasean por ahí abajo.

Desde mi ventana en Brno 1

ACTUALIZACIÓN 14 de mayo de 2009

Así se refiere Vaclav Havel a estas edificaciones en Cartas para Olga (Galaxia Gutenberg, Barcelona, 287):

… los nuevos barrios de edificios construidos con paneles prefabricados, que garantizan alojamiento sin brindar hogar, sin un genius loci que trascienda su función de alojamiento, transforma el misterio de la ciudad en algo que únicamente complica la vida: a la hora de buscar a alguien en un barrio de esos, en vez de tener la sensación de participar en una aventura, lo único que sentimos es el cansancio y el aburrimiento…


Comentarios

8 respuestas a «Chica vivienda checa»

  1. Impresionante experiencia…
    Ahora entiendo mejor algunas cosas de «La insoportable levedad del ser» (el trato con el perro, por ejemplo).

    Gracias por invitarnos a viajar a través de tus relatos.

  2. Dices que te levantas a las cinco…
    ¿Por qué no escribes un post refiriéndonos el horario habitual de los checos, el horario laboral, las horas de las comidas, la de irse a la cama?
    Es un placer leerte.
    Un abrazo
    Pepe

  3. Avatar de nasciturus
    nasciturus

    Ya sabes que me alegra un montón que te hayas aclimatado bien, de verdad que tengo mucha curiosidad por cual será tu próximo destino en el futuro…

    Disfruta y sigue contando cosas que nos acercan a ese mundo cercano, pero tan lejano en realidad…

    Un fuerte abrazo ¡¡

  4. Avatar de Ignacio
    Ignacio

    Estoy pensando ir a la Rep. Checa a impartir clase en la sección bilingüe. Me gustaría saber cuanto cuesta el alquiler de un piso, apartamento, estudio, y si está bien compensado con el salario que gana un profesor. Por cierto, ¿cuando llegas te ofrecen ellos una vivienda?, ¿es para todo el curso o es a tiempo parcial hasta que encuentres una vivienda?
    Gracias

  5. Si vas con el Ministerio español, el sueldo checo se completa con otro de España y te buscan y dan alojamiento gratuito. Si vas por tu cuenta eres un profesor más y deberás buscarte la vida con un sueldo de unos 700 euros al mes y con los alquileres a 400 como mínimo. Suerte.

  6. Avatar de MARÍA
    MARÍA

    Yo también he solicitado la sección bilingüe en la R.Checa sólo.
    De todas las opciones era la que más me llamó la atención, en parte porque soy una Kafkiana irremediable.
    Bueno el caso es que imagino que habrá muchos profes que renueven y otros más cualificados y experimentados que la soliciten, pero si acaso se obrase un milagro y me seleccionasen, ¿Qué cosas me podéis decir al respecto, horas de trabajo, materias, alumnado, condiciones de vida, salario, etc…?. Me da un poco de miedo esta aventura en dirección al Este….

    Un saludo «From Spain».

    P.D. «No hablo ni jota de checo».

  7. Hola María: El mejor consejo es que tengas paciencia y mucho amor por la enseñanza. Lo del miedo déjalo en España porque acabará con las energías, que aquí se necesitan mucho. En este blog hay respuestas a tus preguntas que por falta de tiempo no puedo responder. Suerte.

  8. […] erigir los característicos edificios preconstruidos que dominaron el paisaje urbano comunista, que ya describí desde Chequia donde los conocían como […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *