Trabajó para una empresa estadounidense y hoy lo paga caro

Hombre yendo a trabajar
Hombre yendo a trabajar por las calles de Teherán

Vivió muy bien durante la década de los setenta trabajando para una multinacional usamericana encantada de que la jefatura del Estado estuviera en manos del sah de Persia, quien mimaba a las empresas extranjeras en detrimento de sus súbditos iraníes. Cuando la Revolución islámica triunfó su empresa abandonó el país a la vez que huían los Pahlavi; él emprendió un negocio de juguetes que quebró en solo tres años. Desde entonces da tumbos de un trabajo a otro, malviviendo junto a su familia numerosa en un pequeño piso de alquiler. Al menos puede alimentar, vestir y dar un techo a su familia.


Comentarios

Deja una respuesta