Unos indeseables están destruyendo la educación pública

Este sábado 22 de octubre hay que ir a la gran manifestación de profesores, padres y alumnos de toda España en Madrid a las 12:00 en la Glorieta de Atocha. Es fundamental parar los pies a unos indeseables (aplico la tercera acepción del Diccionario de la Real Academia «indignos de ser deseados») que están destruyendo la educación pública para salvar los bonos basura generados por codiciosos que deberían estar encarcelados (dicen que el decreto ha sido publicado por una necesidad económica urgente y porque había que presentar un plan de ahorro para poder seguir buscando financiación). Deben ir enterándose de que la crisis -generada por factores ajenos al sistema educativo- no la van a pagar los estudiantes viendo reducida la calidad de la enseñanza; que sepan que profesores, padres y alumnos no respetamos a los advenedizos que ignoran hasta la náusea el mundo de la enseñanza, los despreciamos por incompetentes y serviles ante espurios intereses. No vamos a permanecer dóciles ante esta terrible e insultante afrenta. No van a conseguir destruir la educación, los ánimos están muy caldeados y no vamos a tolerar que los malvados añadan más maldad al mundo. Están intentando tambalear los cimientos del Estado social y democrático de derecho pero decenas de miles de personas decentes y comprometidas con nuestra sociedad no están dispuestas a consentirlo. Yo tampoco.

En Madrid nos veremos. Les dejo con este vídeo que explica bien las tropelías que se están produciendo:


Comentarios

3 respuestas a «Unos indeseables están destruyendo la educación pública»

  1. Te enlazo un artículo de Amador Fernández-Savater en el Público. Es una defensa apasionada, contundente y filosófica de lo público. http://blogs.publico.es/fueradelugar/1113/lo-publico-en-movimiento
    Leyéndola he pensado en ti, en tus clases, en tu blog y todos los que creemos y luchamos por defender la escuela y la sanidad públicas y de calidad. Tenemos que armarnos ideológicamente. Será largo. Los ataques no han hecho mas que empezar.
    Con toda mi solidaridad

  2. Gracias Matilde por compartir el artículo de Amador Fernández-Savater, me ha interesado. Los ataques acaban de empezar pero vamos a defender la educación (no a nosotros los profesores, por si aún no queda claro a algunos envenenados por las declaraciones de los políticos, sino defender al sistema educativo). Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *