Sería un error aceptar las pizarras digitales interactivas

Hace unos días llegaron a los centros de Educación Secundaria Obligatoria de Castilla-La Mancha cientos de costosas pizarras digitales interactivas (PDI); para más inri, parece que en breve también recibiremos miles de netbooks. Ante los inútiles, contraproducentes y agresivos recortes educativos -que ya sufre una ingente cantidad de profesores despedidos y alumnos que ven estupefactos cómo empeora su atención educativa- considero este caprichoso despilfarro económico como un insulto a la inteligencia, un intento de humillación al profesorado despedido o, lo más probable, la constatación del jugoso negocio que han facilitado algunos políticos bien intencionados -pero mal asesorados- a una empresa extranjera que en estos momentos debe de estar frotándose las manos con avidez.

Empecé a usar la PDI allá por el año 2004, cuando poca gente había oído hablar de esta tecnología educativa. Era tan novedoso que hasta algunos periódicos acudieron a mi clase para hacer fotografías. Pasados ocho años puedo decir con absoluta certeza que la PDI es un prescindible capricho que no aporta ninguna mejora significativa en la calidad educativa. Lo que sí que aporta, sin lugar a dudas, una gran mejora en el proceso de enseñanza-aprendizaje es el uso de un barato videoproyector conectado al ordenador (ambos conforman una pizarra-digital-a-secas) con conexión a Internet; esto ya lo tenemos desde hace varios cursos. Todo lo demás son vistosos juegos pedagógicos ineficaces, filigranas llamativas pero improductivas y carísimas tecno-modas pasajeras.

Según este estudio, alentado por una empresa privada, las ventajas de la PDI serían cuatro, fácilmente refutables como muestro a continuación:

1) Se escribe directamente sobre la propia pizarra, igual que con la pizarra convencional. Lo que aumenta es la sencillez de su uso.

No alcanzo a comprender la ventaja educativa que supone escribir directamente en la pizarra táctil frente a escribir sencillamente en el teclado del ordenador, más si cabe si la diferencia entre una u otra opción es de cientos de miles de euros. Es perfectamente posible intercalar los paseos por la clase y escribir en el teclado.

2) Es más ecológico, puesto que se envía la información por e-mail y se utilizan punteros específicos o el ordenador.

Esta razón es de todo punto irreal, pues no supone diferencia alguna con la pizarra-digital-a-secas y, además, los costes energéticos de uso y de fabricación son, a buen seguro, más perjudiciales para el medio ambiente que los que suponen el uso exclusivo de papel. Hay que decir además que el papel se sigue utilizando porque no todos los alumnos tienen Internet en casa. Si alguien conoce algún estudio definitivo sobre la contaminación de unos y otros, agradecería que lo compartiera con nosotros.

3) Se traslada a cualquier lugar, sin necesidad de videoproyector. Un profesor/a puede preparar los ejercicios en el despacho y luego usarlos en el aula, además de usar clases a distancia (en tiempo real) a través de Internet.

Esta razón queda obsoleta porque hoy en día los profesores innovadores tienen sus materiales didácticos en la nube a la que se puede acceder desde cualquier dispositivo, en cualquier lugar del instituto o del mundo, sin necesidad de estar transportando físicamente sus contenidos. De este modo la pizarra-digital-a-secas puede estar instalada en una clase y, además, no pasa nada porque uno cargue con ella de un aula a otra: en todos estos años jamás he sufrido una contractura.

4) Es idónea para personas con dificultades de motricidad o discapacidad visual, ya que permite controlar cualquier aplicación de ordenador y hacer anotaciones desde su propio asiento y ver lo proyectado en una gran pantalla aunque se escriba a una escala 1:1 en el Tablet monitor.

Esto también se puede hacer con la pizarra-digital-a-secas, infinitamente más barata. Obviamente también se puede con la pizarra de tiza si el alumno pide al profesor que escriba con letra más grande.

Comprar pizarritas de precios elevados (aunque mienta diga este señor que nos salen gratis) y cuyo mantenimiento también es desmesuradamente caro, supone una declaración de guerra (entiendan la hipérbole aquellos que se aferran a mis recursos estilísticos para censurar mis escritos) a los miles de profesores despedidos este curso y a los que van a echar el que viene. Es una hiriente risotada en la cara de los docentes en activo cuya ratio de aula aumentará desmesuradamente con el consiguiente deterioro de su eficacia educativa. Es una afrenta a los padres que verán impotentes cómo sus hijos, sobre todo aquellos que presentan mayores dificultades conductuales y de aprendizaje, estarán peor atendidos contraviniendo el importante mandato moral de John Rawls que afirma que «los que están peor tienen que estar mejor«.

Me sumo a la propuesta de algunos profesores que sugieren a los centros educativos que  devuelvan las PDI a la Consejería de Educación. No basta con redactar argumentados escritos reivindicativos porque caen en saco roto y tampoco es válido almacenar las pizarras en algún rincón olvidado del centro escolar porque carece de repercusión alguna. Lo moralmente responsable sería colapsar la Consejería con sus cientos de pizarras porque no hacerlo nos convertiría en cómplices de la irracionalidad; además los estudiantes estarían aprendiendo con nuestra actitud condescendiente un lamentable currículo oculto: la sumisión, el servilismo, la insolidaridad, la falta de compromiso firme y sincero con el sistema educativo, el desdén, la indiferencia y el egoísmo.

Esta propuesta nada tiene que ver con el ludismo porque considero que la buena tecnología no fulmina puestos de trabajo sino que los incrementa y mejora; llevo años investigando con las tecnologías educativas y sé a ciencia cierta que bien utilizadas son cruciales para mejorar la calidad educativa; la propuesta de despreciar estos armatostes es porque, aparte de suponer una merma económica, son incapaces de reemplazar el trabajo que vienen realizando concienzudamente los profesores -ahora despedidos- con los alumnos; los jóvenes necesitan seres humanos que se pongan con ellos a trabajar codo con codo, con papel, con bolígrafo y, solo cuando haya dinero para no despedir docentes, con pizarritas y ordenadores que ayuden a motivarles. Pero entregar pizarras y echar profesores es tan ridículo como tener ingredientes sin cocinero.

Para saber más y menear: «Un ‘camiseta verde’ se cuela en Telemadrid«.

Para terminar les dejo con la contundente carta a los padres del IES Cañada de las Eras:

Estimados padres y madres de alumnos/as del IES Cañada de las Eras:

Queremos informarles acerca de las medidas aprobadas por los gobiernos central y autonómico en materia educativa. Como consecuencia de esas medidas, pueden producirse en nuestro Instituto cambios que afectan muy directamente a sus hijos:

  • Aumenta el número máximo de alumnos por clase: en Secundaria pasa de 30 a 36 alumnos. Esto podría suponer en nuestro centro la desaparición de un grupo en cada nivel y la masificación de las aulas, por lo que será más difícil atender de manera individualizada a las necesidades de aprendizaje de cada alumno.
  • Desaparecen los apoyos y desdobles que reciben muchos de sus hijos como consecuencia del aumento dehorario lectivo del profesorado entre 3 y 6 horas semanales, ya que dicho aumento supondrá la disminución de miles de plazas de plantilla en los centros (en nuestro IES se perderán varias decenas) y despidos o desplazamientos masivos de docentes. Cada profesor tendrá que atender entre 30 y 70 alumnos más.
  • Cuando se produzca baja por enfermedad de algún docente, sus hijos no recibirán clase ni avanzarán contenidos de las materias correspondientes, puesto que esa baja no será cubierta hasta pasadas dos semanas (o más).
  • Se recorta en cada centro la oferta de estudios post-obligatorios, al congelar las modificaciones legales de los títulos de F.P. y reducir las opciones de Bachillerato: esto perjudica a los alumnos que finalizan la ESO y tendrán que desplazarse a otro centro educativo para proseguir estudios.
  • Suben de manera significativa las tasas universitarias: supone dificultar a muchas familias el acceso de sus hijos a la universidad. También se planifica la supresión de muchas titulaciones universitarias.
  • Descienden los presupuestos de educación, a nivel estatal (21,9%) y autonómico (13%), a lo que hay que sumar los miles de euros que aún se nos deben del año pasado; lo cual afectará gravemente al funcionamiento del centro, pues supone disminución de recursos didácticos y problemas para pagar la calefacción, hacer fotocopias, suministrar materiales para las prácticas, etc.

Los docentes del IES Cañada de las Eras queremos poner de manifiesto que estas medidas condicionan el desarrollo del proyecto educativo del centro y van a deteriorar gravemente la calidad de la enseñanza que reciben sus hijos, de forma directa e indirecta. Como profesionales de la educación, compartimos con ustedes nuestra preocupación por esta situación.

Siempre estando a su disposición, reciban un cordial saludo.

En Molina de Segura, a 3 de mayo de 2012.

Firmado: Claustro de profesores del IES Cañada de las Eras.


Comentarios

16 respuestas a «Sería un error aceptar las pizarras digitales interactivas»

  1. Olé, olé y olé!

  2. Avatar de tutorialero
    tutorialero

    Olé, olé y olé!
    Y amén, que ya está todo dicho.

  3. Bueno parace que lo mas sencillo va la vida lo mejor y menor costoso.

  4. Amigo mio, desde la "tecnológica" Extremadura aplaudo tu entrada en el blog. las verdades del barquero. Menos tecnología -y lo dice uno que la usa a diario- y ratios más bajas para la ESO y el Bachillerato.

  5. Magnífico post, totalmente de acuerdo contigo. La clase política que tenemos ha perdido definitivamente el rumbo (si es que alguna vez hubo tal cosa)

  6. Avatar de María José Sánchez Rey
    María José Sánchez Rey

    Estoy de acuerdo contigo y el artículo, la tecnología está muy bien, nos facilita nuestra labor. Sin embargo, nuestros alumnos necesitan corrección y atención individualizada, algo que es prácticamente imposible con los grupos actuales. ¿Qué haremos al año que viene con ese aumento de la ratio?

  7. ahora en la actualidad ya las cosas son mas fáciles o intentan serlo, solo que tiene uno que ir en vanguardia. pero también los alumnos necesitan mas atención individualizada es cierto porque antes teníamos que buscar en libros uno tras otro ahora es de teclear unas cuantas palabras y la computadora aborta datos, ya es mas fácil pero si poner un poco mas de atención al alumno en este sentido.

  8. Avatar de Jaume Solé
    Jaume Solé

    Hace mucho tiempo que vengo diciendo que si estadísticamente en las salas de reuniones de las empresas hay aplastante mayoría de cañones en relación a PDIs es porque las PDIs no aportan gran cosa más. También estoy cansado de ver al menos 3 de cada 4 PDIs siendo usadas repetidamente como simples cañones. ¿Dónde se nos fue el sentido común cuando se compraron?

  9. Me gusta mucho esta propuesta de devolver las pizarras y espero que se difunda y realmente se haga a nivel masivo. ¿Por qué me gusta?
    – no es una huelga (llevamos muchas) ni perjudica en nada a los alumnos como cualquier otra medida de presión (quitar salidas etc)
    – las pizarras amontonadas en la consejería son una imagen mediática que puede dar mucho de sí
    – no se hace el juego a las empresas que se están forrando mientras se despide a profesore y cobran los intermediarios
    – es un gesto decidido y no la queja de café que no va más allá, se pasa por fin a la actividad
    – realmente las PDI no aportan nada (o no tanto), sí Internet, hay que dejar claras las prioridades
    – rechazar un regalo costoso mejora la imagen del profesorado, que según ellos solamente se mueve por recortes de sueldo y aumento de horas

    Espero que nos informes del éxito/fracaso de la iniciativa y que coordines esta devolución masiva

  10. Avatar de Isabel
    Isabel

    ¿Qué asesores tienen: EL MINISTRO, los CONSEJEROS ,etc.del Ministerio de Educación y Consejerías correspondientes a la ENSEÑANZA, que están dando palos de ciego a diario? ¿Cómo es posible, que antes de «dictar sentencias», administrar material educativo, etc., se dediquen a crear tensiones y crispación con tantos cambios precipitados, y no escuchen a los que realmente tienen contacto con Escuelas, IES, Universidad?
    Deben alejar a los ASESORES ESPECIALISTAS PELOTAS y escuchar a los DIRECTORES y PROFESORES de ESCUELAS e IES que son los que tienen los pies en la tierra.
    Saludos

  11. […] los fondos públicos les impide comprender que lo abyecto es malgastar decenas de miles de euros en pizarras digitales interactivas (disculpen la autocita con el hipervínculo) y en presuntas comisiones para el recién nacido, y […]

  12. […] en una eficiente educación de los estudiantes. En este sentido, algunos gobiernos autonómicos han llenado las aulas de pizarras digitales y de ordenadores portátiles que pocos profesores saben utilizar o que, simplemente, ellos estiman […]

  13. […] lanzar el mensaje de que esos aparatos nada aportan a la mejora educativa, algo que ya expliqué en su momento. Las PDI y artefactos similares -llamativos pero superficiales- más bien tratan de reemplazar […]

  14. […] Continuar leyendo: Sería un error aceptar las pizarras digitales interactivas | Vida de profesor […]

  15. Busco algo crítico sobre pizarras digitales y sólo encuentro este artículo tuyo.
    Un motivo más para aplaudirte, Rafael y desearte lo mejor.

  16. Excelente artículo. Explícito, conciso y revelador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *