Manos en los bolsillos

—¡Daos prisa chicos, que llegamos tarde!

— ¡Anda este! ¡Ya podría echarnos una mano!

—Bueno, bueno, no os quejéis tanto.


Comentarios

Deja una respuesta