Ventana rota

Es bueno que en la ciudad haya espacios de destrucción, de fealdad y de caducidad porque salvan al hombre de su vanidad y arrogancia.


Comentarios

Deja una respuesta