Curso por videoconferencia para profesores sobre «Didáctica de la Filosofía y Valores Éticos»

He terminado de impartir un curso titulado «Didáctica de la Filosofía y Valores Éticos» para los centros de profesores de la Comunidad Valenciana. Las treinta horas de docencia han sido completamente por videoconferencia con la plataforma Skype.

Estoy seguro de que en los próximos dos o tres años la enseñanza en línea mejorará ostensiblemente, pero ya contamos con el requisito básico para poder hacer realmente efectivo un curso de larga duración online: alta velocidad de conexión y que sea asequible adquirir un ordenador o teléfono móvil con todas las prestaciones para asistir a las sesiones. Esto era inimaginable hace solo tres años.

Por otro lado, el problema principal de los cursos que se suelen realizar con otras plataformas tipo Moodle es el de la evaluación, puesto que es complicado, dado que la asistencia a la clase es asíncrona y no se puede constatar, saber a ciencia cierta quién hace las tareas o si estas tareas se realizan de forma autónoma. Sin embargo, mediante la videoconferencia en directo este problema desaparece ya que hay que estar ante la cámara, el profesor y el alumno se observan y pueden intervenir de formar sincrónica.

Es cierto que por videoconferencia se pierde el calor humano así que quien invente la manera de transmitir dicho calor con unos y ceros habrá logrado algo importante para la humanidad. Mientras tanto, si no hay otra alternativa, sigamos explorando las muchísimas posibilidades didácticas de la videoconferencia. Solo Skype facilita la puesta en práctica del método socrático cuando nos separan decenas, cientos o miles de kilómetros.