Leila, de Dariush Mehrjui

No poder concebir a un hijo deseado es siempre un trauma para la mujer, pertenezca a la cultura que sea. Sin embargo, ese trauma es mucho más dramático en Irán, donde a una mujer que no puede tener hijo se la condena a cierto ostracismo social, muchas veces impuesto por ella misma obedeciendo a un extraño sentimiento de culpa.

La solución estriba en acudir a la ciencia o adoptar un niño, pero cuando esto no funciona se opta por que el marido se case con otra mujer que sí sea fértil, ya que la poligamia está permitida en Irán.

Aunque la poligamia sea legal, no deja de ser un trauma para las iraníes. Hay que dejar claro que un hombre no se puede casar con más de una mujer sin el consentimiento de la primera. Que yo sepa, la poligamia está más extendida entre las familias que cuentan con menos recursos económicos y de un nivel cultural bajo; hay que reconocer que de este modo pueden sobrevivir más personas al cobijo del varón de la casa. Sin embargo, la poligamia es un tabú entre la clase media iraní y es mirada con muy malos ojos.

En fin, acabo de ver otra obra maestra del cine iraní: Leila (1997), del director Mehrjui, que trata con profundidad el tema de la poligamia a través de la mirada de la excelente y conmovedora actriz Leila Hatami. El cine iraní siempre consigue dejarme sin palabras.

Comentarios »
Autor: Rita

Hola! Leo con frecuencia tu blog y quiero decirte que me gusta mucho, me gustaría tener profesores tan interesantes como tú. Me interesa saber si hay alguna forma de ver esta peli en España, aunque sea en inglés o versión original con subtítulos. Muchas gracias!!

Fecha: 21/04/2006 12:36.


Autor: Rafeal

Pues no lo sé Rita, lo siento. Un saludo cordial

Fecha: 22/04/2006 05:13.


Comentarios

Deja una respuesta