Fino sentido del humor

Uno de los guardias de la Universidad le ha dicho al chófer que me llevaba: «¿Con España nos llevamos bien? ¡Mimáis demasiado al profesor español porque es del único país amigo que nos queda!». A los cuatro que íbamos en el coche nos hizo mucha gracia.

La verdad es que al nivel de las personas de la calle todos los países son amigos de los iraníes, y los persas no odian a los extranjeros, todo lo contrario, muestran una gran amabilidad y respeto. Por ejemplo, bastantes personas me preguntan en la calle por direcciones, y en cuanto se percatan de que soy de otro país sonríen y me muestran una total simpatía.

Cada día que pasa en este país voy cayendo, paulatinamente, en los encantamientos de sus gentes y su cultura.

Lunes, 20 de Febrero de 2006 09:38 Autor:


Comentarios

Deja una respuesta