Vuelta a la caverna

Me gusta irme a trabajar fuera de España a pesar de las dificultades que, ciertamente, entraña; viajar para ejercer la docencia y, sin ánimo de resultar presuntuoso, buscar la verdad, es una necesidad vital, una llamada del cerebro reptiliano que impulsa a captar el sentido dentro del sinsentido, la trascendencia en medio de la inmanencia, en definitiva: hallar el «yo» en el otro, en la otredad. Aunque estimo que estamos llamados a ello, no todos están dispuestos a dejarse llevar por ese «elan vital», y son muchos menos los que reúnen los requisitos, determinados por la suerte, para emprender la marcha.

A pesar del romanticismo del viaje largo, es necesario ser absolutamente precavido, cauteloso, cuidadoso, suspicaz, avisado y huidizo. ¿Me pregunta que cuál es el peligro del que debe uno cuidarse? Mire usted: no se deje absorber, deglutir, engullir, atrapar ni seducir por los encantos del país de destino. Si lo quieren entender vean la estupenda película de Isabel Coixet titulada Mapa de los sonidos de Tokio.

Los países atrapan al viajero como la resaca a los bañistas de la playa. Un día, sin saber ni cómo ni por qué, se ve completamente acorralado entre sus fronteras físicas y afectivas, materiales y espirituales, laborales y ociosas; la pereza, la dejadez y la inercia hacen el resto para dificultar la vuelta a los orígenes. Es por ello imperativo obsesionarse con volver a la patria para no perder la perspectiva, para no diluirse en la otra cultura que cambia la esencia de uno, para no ser raptado por el canto de sirenas de la nación en la que uno es calurosamente acogido. La maquinaria cultural de los países lava el cerebro así que es perentorio adentrarse en ellos como quien investiga una secta y temiera ser captado por ella.

Esta es la razón que  me lleva a volver este curso a trabajar en España, en tierras ciudadrealeñas; no quiero perder la perspectiva, deseo reconstituirme, regenerarme, ser lo que soy, acercarme a mí mismo. Deseo que mi tierra me recoja como a un boomerang y que después me vuelva a lanzar con energías renovadas. Permítanme, de este modo, parafrasear a Kant: Trabajar en el extranjero sin compartir lo aprendido en la patria es ciego, y trabajar en la patria sin haberlo hecho fuera es (un poco más) vacío.

Además me gustaría insistir a mis alumnos del ámbito rural que fuera de la caverna (sin tono peyorativo en absoluto, solo pretendo aludir a la alegoría platónica) hay un mundo que les está esperando y que deben descubrir. Han de ser conscientes de que es un sacrilegio no contemplar la belleza que les espera lejos de sus límites existenciales, lo cual va mucho más allá de lo que puedan intuir a través de la televisión o en el viaje de fin de curso.

Mis estudiantes españoles no se levantarán cuando entre en el aula para mostrarme respeto, ni se dirigirán a mí con el «usted» al que me habían acostumbrado mis alumnos centroeuropeos, ni serán tan estudiosos como en otros países en los que he tenido la suerte de trabajar, pero a buen seguro que mostrarán sus emociones sin tapujos, me darán a conocer sus sentimientos sin represiones, desnudarán su alma sin pudor alguno. No está mal, pero ello me obliga a cambiar la forma de enseñarles; un año más me esforzaré por llevarles a la meta aunque sea por un camino más tortuoso y con enlentecedoras casillas emocionales.

Mientras tanto se preparará el nuevo salto, se pulirá el boomerang y se irán izando nuevamente las velas para estar listos por si soplaran nuevos vientos que nos arrastren allí donde la existencia siente existir.

Cementerio de San Andrés en Bratislava


Comentarios

12 respuestas a «Vuelta a la caverna»

  1. Avatar de Albert Griñán
    Albert Griñán

    Pues sea bienvenido de nuevo al terruño, tan exótico él. Seguiré con interés el nuevo curso. Siempre se aprenden cosas interesantes sobre nuestros alumnos y cómo enseñar desde la perspectiva de alguién que trae ‘otra’ mirada.
    Confieso que al leer el post me picó el gusanillo de adivinar dónde irás cuando el boomerang te lance de nuevo.

  2. Me alegro de que estés por aquí este año. Mucha suerte, Rafa.

  3. Bienvenido Rafael, excelente exposición acerca de la naturaleza del viaje. ¡ Qué distinto a los comunes viajes turísticos ¡ , tan pleno y comprometido con el entorno que habitas , que no visitas , que vives y conoces . Tu forma de ver las cosas desde tantos ángulos seguro que es enriquecedora en tus clases con tantas posibilidades como tienes para incluir siempre algo más de lo mucho que seguro tus viajes te han proporcionado. Hay que estar también fuera de la caverna para verla mejor. Tomamos tu boomerang , bienvenido entre nosotros, para ti esta canción…


    .
    http://www.goear.com/listen/8d7735b/Eterno-viajero-extrechinato-y-tú
    .
    Eterno viajero
    .
    Soy eterno viajero de sueños e ilusiones.
    Soy eterno viajero de amores.
    Cruzaré los mares en mi barco pirata
    con los cañones acenagados
    y mi bandera será blanca.

    Dominaré los aires como un pájaro
    desprendiendo de mi cuerpo
    blancas y multicolores plumas de amor y paz.

    Cabalgaré por valles y montañas a lomos de mi Gitana
    Sin dejar más señal para el retorno
    que la sonrisa y la amabilidad.

    Escucharé historias escalofriantes de viejos.
    Contaré historias inventadas
    a preciosos niños dulces y traviesos;

    y amaré tierna y locamente
    a la mujer que merezca del amor puro
    de aquel dulce vagabundo.
    .
    …mientras preparas tu próximo salto.
    .

  4. Gracias Albert. Comparto tu curiosidad, uno desconoce las causas que están confabulándose para provocar ese efecto. Saludos cordiales.

    Gracias Alejandro, a buen seguro que coincideremos algún día este curso. Un abrazo.

    Gracias Javier, bonita canción, un abrazo.

  5. Hola don Rafael,
    muchas gracias por…por su comentario que me ha puesto de mejor humor. Que le Todo va bien.
    Un saludo cordial de su clase 3š6..dentro de poco 4š.

  6. Rafael, dices «…uno desconoce las causas que están confabulándose para provocar ese efecto…» . A lo mejor eres un buscador ¿¿ …
    .

    .
    … y resulta que aprovechas muy bien tu tiempo ¡¡ ?? …
    .

  7. Querido Jonatan: Es un placer saber de ti, seguiré tu blog con gran interés, ya sabes que soy adicto a él, para enterarme de los progresos de la mejor clase que tuve en la República Checa. la verdad es que os echo de menos.

    Querido Javier: Gracias por el cuento. Un abrazo.

  8. Bienvenido seas. Aprovecha para cargar pilas y mala sangre (si hace falta). Por aquí andaremos leyéndote.

  9. Bienvenido a la mugre patria.

  10. Gracias Antonio y C.

    Gran entrevista en Radio Nacional, Javier Escajedo. Mis mejores deseos para con vuestro Tinglao. http://kontarini.blogspot.com/2009/09/entrevista-javier-escajedo-en-escuela.html

  11. La verdad es que no tiene que ser fácil asumir esos cambios tan bruscos de un año para otro, tensar y destensar, acostumbrarse a los diferentes modos y maneras de los centros educativos, de las culturas…
    Bienvenido.

  12. Así es Juanjo, algo así intenté explicar hace meses: https://www.rafaelrobles.com/?p=1231 Bien hallado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *