Irán. De la Revolución Islámica a la Revolución Nuclear

Hombre y mujer con chador en moto con cartelón de Jomeini al fondo

Antes de comentar Irán. De la Revolución Islámica a la Revolución Nuclear (editorial Síntesis) de la profesora de la Universidad Autónoma de Madrid Nadereh Farzamnia he de decir que se trata de un libro excelente; me siento orgulloso de que en España trabajen intelectuales como ella, aunque los medios de comunicación se empeñen en ocultarlos.

Excelente y muy valiente. Admiro el arrojo, el compromiso con su perspectiva de la verdad y la rigurosidad en los planteamientos de la autora iraní residente en España.
La obra comienza con una explicación histórica que recorre los siglos XIX y XX para situar al lector, con todas las garantías de objetividad histórica, ante la parte importante del libro, que es la que se centra en los años de la Revolución Islámica desde 1978 hasta nuestros días.

Tres importantes escritos que me entusiasmaron en su momento son citados con asiduidad en esta obra: Todos los hombres del Sha, El despertar de Irán y Las raíces del Irán Moderno. Apoyándose en ellos Farzamnia los supera por su claridad expositiva y porque los interpreta a la luz de los nuevos acontecimientos políticos que afectan a Persia. Su difícil pero privilegiada atalaya desde el exilio forzado le permite diagnosticar la enfermedad de Irán causada por una Constitución que da poderes absolutos al Líder Supremo, a la que propone un tratamiento agresivo que probablemente tendría efectos secundarios impronosticables: cambiarla para permitir la democratización del país.

Dos de las ideas principales del libro son provocadoras y arriesgadas aunque bien argumentadas. No es mi intención aquí reproducirlas para ofender a los iraníes próximos al régimen que puedan leer este blog, sino para pensar los entresijos del poder, desde el debido respeto, en un intento de alcanzar la verdad. No maten al mensajero:

La primera de ellas indica que Jomeini llegó al poder gracias a Estados Unidos (p 155 y ss.), según podemos inferir de citas como las siguientes:

La «solución» para Estados Unidos era por tanto un gobierno provisional, enviar a Jomeini a Irán en el plazo más breve posible para liderar la Revolución hasta que se instaurara un gobierno constitucional, con Jomeini al margen de la política. (p 158)

Los norteamericanos comprendían y respetaban la revolución iraní y a Jomeini (p 159, citando a El regreso del Ayatollah de Heikal, editorial Argos Vergara)

Los contactos del ayatollah Jomeiní con Estados Unidos fueron permanentes, de modo que no es descabellado pensar que entre los años 1978 y 1979 el líder de la Revolución estuviera informado de los planes estadounidenses para el shah. Hoy es prácticamente un hecho el que Jomeiní tuviera información puntual de lo que Estados Unidos tenía previsto pàra el shah, en caso de producirse una revolución en Irán. (p 160)

Cada paso del asalto a la embajada americana en Teherán fue sabido de antemano por el régimen islámico y controlado por Estados Unidos. (p 160)

La segunda idea viene a decir que Ahmadineyad es «amigo» de Estados Unidos, y ambos se dedican a un juego manipulador en los medios de comunicación de masas, lo cual se deduce de párrafos como el siguiente:

¿Era y es el presidente Mahmud Ahmadineyad un simple actor que, mediante su discurso anti-americano y anti-israelí, ha desempeñado y continúa haciéndolo un papel magistral para servir a los intereses estadounidenses? (…) ¿Es Ahmadineyad la pieza clave para el cambio de régimen que persigue Estados Unidos en Irán? (p 249)

A buen seguro que las autoridades iraníes acusarán a la autora de servir a los intereses sionistas o norteamericanos, como hacen siempre que se critica a la República Islámica, pero se darán de bruces cuando constaten que Farzamnia reparte también bofetadas morales a esos dos Estados que se jactan de democráticos pero cuyos comportamientos hacen tambalear las esperanzas de un futuro más pacífico (p 250):

¿Ha impedido esta «guerra preventiva» el genocidio que ha cometido recientemente Israel contra la población palestina con la excusa de acabar con Hamas, grupo por otra parte que no ha dudado nunca en sacrificar a la población que les ha venido apoyando?

A Estados Unidos no le han interesado jamás los individuos que componen las naciones sino los recursos de los territorios que ocupan. Y si para conseguir dichos recursos además puede desarrollar un gran negocio armamentístico, mejor que mejor. (p 250).

En una próxima edición, por la que a buen seguro la editorial se verá obligada a apostar, Farzamnia debería añadir un capítulo que analizara e interpretara, desde su agudeza intelectual, los recientes acontecimientos acerca de la segunda reelección de Ahmadineyad y lanzar hipótesis que respondan de forma concreta a lo que ella misma plantea:

El régimen está profundamente convencido de su consolidación, pero entonces ¿por qué después de tres décadas, aún tiene que obligar a las mujeres a respetar el uniforme islámico?, ¿por qué debe todavía prohibir los periódicos, controlar los medios de comunicación y limitar al máximo las libertades civiles?, ¿por qué aún deben castigar públicamente a los jóvenes y humillar a los ancianos? Si tan fuertes y arraigados son los cimientos de la Revolución Islámica, ¿qué razón hay para que el Consejo de Guardianes elimine a aquellos candidatos que, de ser elegidos, pueden suponer una amenaza para el poder de los consevadores? (p 205)

Todo aquel interesado en el mundo actual debería leer esta obra para entender las circunstancias de política internacional que nos rodean y que acaban determinándonos.

COMPRAR EL LIBRO


Comentarios

6 respuestas a «Irán. De la Revolución Islámica a la Revolución Nuclear»

  1. Avatar de karim
    karim

    ola professor, soy karim, su estudiante de espanol en iran.
    coma estas?

  2. Hola Karim, estoy muy bien y contento de que pases por este blog. ¿Qué tal te va la vida? Todavía recuerdo muy bien tu simpatía y suma amabilidad.

  3. que se jidan los cristianos y occidentales

  4. Hola cfyv, al escribir tu comentario has dejado tu número de IP. Ese tipo de afirmaciones son peligrosas (para ti) y no ayudan a construir un mundo mejor. Al menos da algún argumento.

  5. […] sobre la que ya hice una reseña en su momento y el ensayo de su hermana Nadereh Farzamnia Irán. De la revolución islámica a la revolución nuclear. Ambas son un acercamiento muy interesante a la realidad […]

  6. […] los rehenes y, de este maquiavélico modo, alcanzar el poder como bien cuenta Nadereh Farzamnia en Irán. De la Revolución islámica a la Revolución […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *