egeHaina.JPG

De los pobres se aprovecha todo el mundo. De este modo EGE-Haina, una planta eléctrica de gran éxito económico, se sitúa en Haina, crea unos muros de contención para que las aguas no pasen por la planta y las aguas rebotan hacia las casa de los pobres. Cuando nos entrevistamos con el gerente de dicha planta, un argentino circunspecto y mentiroso, nos indicó que ellos no sabían nada y que les preocupa mucho mejorar la comunidad. Ahora están limpiando un poco la zona, pero esa no es la solución: deberían quitar ese muro de contención y construir un enorme túnel que pase por debajo de su planta para que las aguas negras, que hoy se están metiendo en casa de los pobres, vayan hacia el mar.

Hace dos días llevamos a un ingeniero español para que dialogara con el ingeniero de la planta y se negaron a recibirlo. Los vecinos de Bella Vista no aguantan más y me temo que se va a producir una revuelta como esto siga así. Se acabó ya su resignación, los pobres empiezan a tomar conciencia de que no son animales y que han de reclamar dignidad para sus hijos. Si para ello hay que usar la violencia tendrán que hacerlo… no tienen nada que perder. La imperturbabilidad ante las iniquidades puesta en práctica durante tantos años por los habitantes de Bella Vista no sirve de nada. Si las palabras no valen…


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *