Entrevista: Un diálogo entre civilizaciones

reportaje escaneado segunda parte del artículo escaneado

Hoy aparece en La Tribuna el reportaje basado en la entrevista que me hizo la redactora Marta Moya y el fotógrafo Rueda Villaverde la semana pasada sobre Leer El Quijote en Teherán. Este es:

‘Leer el Quijote en Teherán’ de Rafael Robles ha pasado de ser un blog a un libro lleno de magia, exotismo y humanidad • De sus páginas se desprende el azul de las mezquitas, el olor a especias y la sonrisa de un pueblo

Rafael Robles, autor de ‘Leer el Quijote en Teherán’. Foto Rueda Villaverde

MARTA MOYA / CIUDAD REAL

Al igual que el pensamiento fluye de forma anárquica y discontinua, las descripciones, anécdotas, situaciones, vivencias y reflexiones en torno a la sociedad iraní se suceden a un ritmo vertiginoso mediante un lenguaje sencillo, cercano que invita al lector a adentrarse en la cultura persa. Leer el Quijote en Teherán, un blog hecho libro gracias a su éxito de visitas: 1.000 diarias, del ciudadrealeño Rafael Robles, desprende el azul de las mezquitas, el olor a especias, la fe de un pueblo y los guiños y sonrisas de sus gentes.

Robles recorre los distintos rincones de Irán y habla de su experiencia como profesor universitario de Teherán en primera persona para ofrecer una realidad que en muchas ocasiones dista de la percepción occidental. «Una realidad en la que las mujeres participan activamente y ocupan puestos de responsabilidad en una sociedad regida por la religión chiíta, más mística, y en la que existe un respeto enorme a los extranjeros». El autor va tejiendo una radiografía de esta sociedad mediante pinceladas sobre sus costumbres, su arte, su pensamiento, filosofía, a través de sus clases, la descripción de encuentros, reuniones o fiestas, visitas a museos y a diferentes ciudades emblemáticas, junto a la alusión de autores iraníes, a través de los que el lector descubre algunos detalles de una literatura y cine desconocidos en Europa.

Robles escribe siempre sobre lo que ve como ciudadano de este planeta, como ser humano, «el dolor y la felicidad de mis iguales no me son ajenos, independientemente del país donde eso suceda». Y al principio y al final, un mensaje: «Por el encuentro y la alianza entre civilizaciones», destaca, al tiempo que añade que «la búsqueda de diferencias sólo responde a intereses económicos».

Superar los tópicos. Leer el Quijote en Teherán, al igual que Leer Lolita en Teherán, libro en el que se inspiró Robles para el título por sus similitudes, hace un llamamiento «a pensar sin miedo tratando de romper tópicos» como por ejemplo que las mujeres en Irán no estudian, «lo que es falso». La educación primaria y secundaria, explica, es pública para todos, aunque el acceso a la universidad, debido a las pocas que existen, es realmente complicado y sólo acceden a ella los alumnos más brillantes, en su mayoría mujeres, «que siempre se levantan para recibirme cuando entro a clase», destaca como una curiosidad. Con respeto a la utilización del velo, «hay diversidad de opiniones, aunque la mayoría de las féminas muestran su conformidad por esta tradición».

En cuanto a la población en su conjunto, según comenta Robles, se preocupa por temas esenciales como los occidentales en torno al empleo, la vivienda, etc.

Asimismo, este autor hace hincapié tanto durante la entrevista como en su libro en la crisis económica que vive Irán debido en gran parte «al bloqueo comercial al que lo someten varios países por la gran cantidad de petróleo que inunda su subsuelo». De hecho, enfatiza, que aunque es un país que vive en paz, «siempre tiene encima la amenaza constante de un conflicto bélico por parte del ansia petrolífera de EEUU». En este sentido, la inclusión de Irán dentro del eje del mal, responde, dice, a un estrategia de manipulación informativa «primero se gana la guerra mediante la televisión y luego con bombas, y el mejor ejemplo está en Irak». En este sentido, subraya cómo el desarrollo de la energía nuclear ha sido utilizado como una excusa para medio declarar una guerra preventiva, cuando en realidad su desarrollo «responde a la búsqueda de energías alternativas al petróleo, cuyas reservas sólo ofrecen una perspectiva de 30 años». Además, Robles destaca cómo el principal aliado de EEUU, Israel, hace años que viene desarrollando bombas atómicas como Rusia o la India, y por supuesto el propio país norteamericano « y no pasa nada».

En definitiva, el autor critica la propaganda política lanzada a través de los medios de comunicación para demonizar a este país de Próximo Oriente.

Religión. Rafael Robles indaga en su libro sobre la importancia e influencia religiosa chiíta en Irán, aunque «hay un gran respeto por el resto de dogmas minoritarios como el cristianismo». Así, señala cómo el Ramadán marca el ritmo diario, que suele describir mediante anécdotas.

Las profundas creencias de este pueblo las define muy bien el director del Museo Nacional de Irán en una entrevista con una periodista española que reproduce Robles: «Nosotros leemos ahora poemas de hace mil años y los entendemos perfectamente, mientras que a un inglés le cuesta comprender la lengua de Shakespeare. No ha habido muchos cambios culturales en nuestro país. Por otro lado, cuando en los relieves de Persépolis Darío está diciendo: «Dios creo la felicidad, la luz, son cosas que asumimos perfectamente, no las vemos como algo de otra época, y como entonces ahora rogamos para «que la sequía, la mentira, la guerra sean alejadas de nuestro país».

De tal modo, Robles apunta que aunque el concepto de fe es crucial para el musulmán, «es necesario acortar el camino entre el mundo que podemos aprehender con los sentidos y la Verdad», citando una de las enseñanzas más importantes, dadas por el sexto imán: «Una hora pensando es mucho mejor que un año rezando».

Cabe destacar que la religión lo impregna todo, incluido el arte. Así uno de los grandes poetas, Sa ‘di, escribió: «La raza humana tiene una sola esencia que es la base de la Creación, basta con que a un solo miembro se le machaque para que todos los demás sintamos la maza».

Por supuesto, Robles no deja de lado algunos problemas y defectos de esta sociedad como la escasez de universidades, los bajos salarios, los largos horarios laborales, la censura o la pena de muerte contra violadores y disidentes políticos. Sin embargo, deja entrever su esperanza en la superación de estas deficiencias. Y ante todo, elogia la riqueza de las culturas que pueblan el planeta.

En definitiva, un canto a la diversidad y una apuesta por el diálogo y la tolerancia.

[techtags: Leer El Quijote en Teherán, La Tribuna, Ciudad Real, Irán, Tehran, Teherán, alianza entre civilizaciones, blog, libro]


Comentarios

3 respuestas a «Entrevista: Un diálogo entre civilizaciones»

  1. Avatar de Sandra
    Sandra

    Bueno Rafael, soy alumna del curso FpN y las TIC, y definitivamente admiradora… Estoy empezando a zambullime en este mundo (y en general en todos porque acabo de salir del huevo de la carrera de magisterio…) y ciertamente desconocia las personalidades de las que estoy rodeada… ¡que alegria haber dado con vosotros!

    Enhorabuena y saludos!!

  2. Yo también estoy muy contento con el excepcional grupo de estudiantes que se han reunido en torno a nuestro curso virtual. Con lo de «personalidad» exageras, pero gracias.

  3. Avatar de M & Ak
    M & Ak

    Muy bueno el resumen, me quedo con todo, pero especialmente las palabras del el director del Museo Nacional de Irán, es como una radiografía, el pais de las contradicciones , ¿no?Y por supuesto con las estrofas del maravilloso Saadi. Un viaje en el tiempo, pero con las caracteristicas de los tiempos presentes. Tengo muchas ganas de leer el libro, en cuanto pueda .
    es divertido ver como alguien desde una perspectiva exterior te ven, a tu pais, cultura, etc, muchas gracias

Deja una respuesta