Bilingüismo en la educación

El sistema educativo español ha tenido la excelente idea de fomentar en los centros públicos de educación secundaria la enseñanza bilingüe en español e inglés. Creo que es fundamental facilitar el uso del inglés en las aulas para superar la brecha entre los centros privados más elitistas donde estudian las familias pudientes (no me refiero a simples centros concertados) y la educación pública, con lo que ello conlleva de salidas laborales más enriquecedoras (en economía y autoestima) y de aprovechamiento intelectual en un mundo globalizado.

También es fundamental para que nuestros jóvenes campen por Europa aprendiendo, trabajando y haciendo negocios y que sus aspiraciones no se limiten (por no haber más opciones) a quedarse toda la vida en su pueblo o ser mileuristas en Madrid.

Solo se plantea un problema muy serio: con la excepción de los departamentos de inglés, el profesorado español no está preparado para impartir, en la lengua de Shakespeare, clases de química, historia, filosofía, matemáticas, etc. Ya va siendo hora de que el sistema de funcionariado en la educación vaya desapareciendo y se empiecen a abrir las puertas a miles de profesores que hacen una excelente labor docente en países anglófonos y que no pueden vivir en España porque se lo impide un sistema de acceso anquilosado que no mide con rigor la capacidad  de trabajar en el aula y que olvida al que sabe dar clases en otras lenguas.

Es cierto que van a invertir decenas de miles de euros en cursillos de inglés para los profesores, pero mucho me temo que no se pasará del «jelo boys, tudey güi ar goin tu estudi de Critic of Razonasion Pureision» (cuando se es adulto es dificilísimo aprender bien una lengua). Pido a las autoridades educativas, me consta que alguna que otra lee este blog, que empiecen a buscar a excelentes profesionales españoles que han tenido que emigrar y que sueñan algún día con volver a España.

Por cierto, una vez propuse dar mis clases de filosofía en inglés y poco menos que se me echaron encima los estudiantes. En fin, como siempre ha sido, Europa empieza en los Pirineos.


Comentarios

5 respuestas a «Bilingüismo en la educación»

  1. Hola Rafa:
    Pues yo soy uno de esos profes de Filosofía que «intenta» explicar una asingatura en inglés (Educación para la Ciudadanía). Sí tienes razón en que sería más eficaz el traer a gente muy preparada que anda por el mundo. Pero sería mucho más caro.En Asturias llevamos 4 años con las secciones bilingües y me consta que se está haciendo un gran esfuerzo en adaptarse a las nuevas circunstancias europeas. La gente se está poniendo bastante «las pilas» y se está estudiando mucho en las Escuelas Oficiales de Idiomas. Esperemos que dentro de una década la gente salga más preparada.
    A propósito, mi hija lleva tres años estudiando en un instituto biñingüe en francés y estamos muy contentos con los resultados.

  2. Avatar de Magda
    Magda

    Cierto, algunos profesores espanoles vivimos y trabajamos en los USA porque al no ser funcionarios, no tenemos ninguna posibilidad cierta y real de encontrar trabajo en nuestro propio pais.

    Es una pena que no se valore en todas las comunidades autonomas por igual (a la hora de puntos y meritos para las oposiciones) la experiencia de Profesores Visitantes promocionada por el MEC.

    Saludos desde este pais de una expatriada.

  3. Avatar de Javier
    Javier

    Creo yo, que haría mucho más para la evolución del segundo idioma en un país ,no doblar ninguna de las películas ni dibujos animados que nos vienen desde los países anglosajones, como es el caso que se suele extender más en el bilingüismo. Casi que sabemos que hoy por hoy educa más la televisión. Pero claro con el gremio de dobladores, con 40 y pico años de tradición, a ver quién se mete…ahora a los profesores, lo que quieran las administraciones.

  4. Es cierto, Javier. Creo que en Portugal no se doblan tanto las películas y el verlas de siempre en versión original facilita el conocimiento de otros idiomas.

  5. […] nuestra lengua y que hasta que no se sobrepase ese escalón, ni el de la matemática, ni el del uso eficiente de otro idioma, no se puede acceder a otro peldaño más elevado donde reside la filosofía. Parecido a la […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *