Un cuarto propio. Librería y algo más

Logotipo de la librería Un cuarto propioDicen que a Ciudad Real le falta iniciativa cultural y que siempre son los mismos quienes asisten a los escasos actos culturales que se organizan. Es la penitencia que ha de pagar quien viva en la pequeña ciudad. Sin embargo surgen iniciativas de primera categoría como la de Cristina Serrano que en plena crisis económica tiene la valentía de erigirse en empresaria librera. No sé si envidiarla -es uno de los mejores trabajos que uno puede emprender en la vida- o compadecerla -en plena etapa de transición hacia nuevas formas de lectura los retos que deberá superar son numerosos. En cualquier caso sí que la admiro y le estoy agradecido por mejorar la oferta cultural de mi ciudad.

Su librería tiene el bonito título de «Un cuarto propio. Librería y algo más» y cuenta con un precioso catálogo de obras cuidadosamente seleccionadas que hace las delicias de quienes gustamos de recorrer estanterías a la búsqueda de libros sin objetivos marcados (sepan ustedes que los libros nos eligen a nosotros y no nosotros a ellos).

Para mayor delectación, en su espacio lector se organizan talleres literarios, recitales poéticos, exposiciones, discusiones literarias, etc. Reconforta saber que hay quienes saben hacer de su pasión un buen plan de negocio.

Allí adquirí el bonito libro ilustrado La condesa sangrienta de Alejandra Pizarnik (editorial Libros del zorro rojo) en el que se basó la  sensacional película «Bathory» que tuve ocasión de ver en la República Checa. Mientras paso sus páginas voy tomando conciencia del valor añadido que ganó al haber sido comprado en «Un cuarto propio» porque no se lee igual un libro obtenido en una gran superficie que el mismo encontrado en una librería con encanto; este último no sólo informa o deleita estéticamente, sino que cuenta con la garantía rigurosa de la librera que permite que  al zambullirse en la lectura uno enfrente menos riesgos de ahogo -no en vano allí no hay ni un solo bestseller-.

La forma de leer libros está cambiando. La de venderlos también. Mis mejores deseos a la librería. Su éxito será el éxito de Ciudad Real.


Comentarios

3 respuestas a «Un cuarto propio. Librería y algo más»

  1. Hola Rafa, hoy mismo he conocido la librería y cargado con unas cuantas ediciones ilustradas de obras que tengo pensado regalar próximamente. Comparto tu opinión y tus deseos porque lugares y retos así nos hacen falta en Ciudad Real. Un saludo.

  2. Muchas gracias Rafa por tu opinión. Qué sería de mi sin lectores… Me ha encantado eso de que los libros nos eligen a nosotros 😀
    Abrazos

  3. Gracias a ti Cristina por emprender la aventura de poner una librería en mi ciudad. Un abrazo.

    Otro abrazo para ti, Alfonso.

Deja una respuesta