Televisión antipedagógica

Han entrevistado al escritor del panfleto en una televisión catalana y el vídeo ya está colgado en Youtube. Si le pueden entender, porque tiene un grave problema de dicción, oirán barbaridades como que «el que no quiera ser autoritario que no se meta a educador» y falsedades como que «el director no tiene herramientas para expulsar a un alumno» (en lo que va de curso ya hemos expulsado a cuatro de mis estudiantes).

Además argumenta que nuestros jóvenes no saben quien existió antes, si Carlos III o Felipe II. Aparte de la exageración, digo yo, ¿lo saben sus padres educados en otros sistemas educativos o incluso algunos profesores de ciencias? Dice que nuestros jóvenes tienen un nivel cultural de pena, sin embargo sigo pensando que las nuevas generaciones saben mucho más que las anteriores, aunque de otras cosas. Nunca se ha leído tanta literatura juvenil como ahora, ni los jóvenes han viajado tanto, ni han visto tanto cine de calidad…

Los entrevistadores no han sabido estar a la altura y le han dado «poca caña». Sería muy interesante que se organizara un debate televisado entre profesores que se aferran a la autoridad y los que hacen uso de técnicas pedagóngicas para mantener el orden en la clase.

Por cierto, el escritor del panfleto debería recibir un curso de dicción antes de plantarse todos los días delante de decenas de estudiantes. Un poquito de oratoria, por favor.


Comentarios

30 respuestas a «Televisión antipedagógica»

  1. Rafael
    ¿Me permites mandar tu post a Josep Cuní y a Pilar Rahola ? los conductores del programa, creo que es a profesores como tu a los que deberian entrevistar, c aprenderian mucho y dejarian de repetir los tónpicos de siempre , o tal vez no, ya sabes que decia Einstein a proposito de acabar con los prejuicios .
    !!Dios mio cuanta mediocridad!!
    Un abrazo
    Carme Barba

  2. Por supuesto Carme, si crees que puede ser útil envíalo a quien estimes oportuno. Un abrazo.

  3. Hecho, te mando la copia, espero que al menos contesten
    🙂

    Acabo de llegir un «post» (*) que fa referencia a una entrevista que veu fer a l’autor del Panafleto antipedagogíco, en el blog de’n Rafael Robles un extraordinari professor al qual crec que seria molt interessant entrevistar.

    Es molt crític amb el citat planfet, en el seu blog l’ ha anat analitzant i comentant de manera molt intel.ligent

    D’altra banda aquest professor que ha estat ensenyant a Estats Units, Iran, Xina, Haití, Republica Dominicana…
    La seva experiència i la seva saviesa ens podrien enriquir molt a tots.

    Podeu tenir més información sobre la seva tasca i les seves opinions a les següents adreces
    .
    (*)https://www.rafaelrobles.com/?p=144
    http://vidadeprofesor.blogia.com/

    Atentament
    Carme Barba Corominas

  4. Avatar de M & AK
    M & AK

    Pues si el programa lo dirige una persona tan intolerante y autoritaria en sus manifestaciones como Pilar Rahola, poco diálogo e interés podemos esperar

  5. Este hombre no hace más que aludir a sus 33 años de experiencia ¡Como si eso fuera garantía de hacerlo bien! porque ¿cónmo se evalúa nuestra práctica docente? ¿existe alguna forma reglada de llevarla a cabo? No. En ese caso, los 33 años de experiencia de este hombre no me valen nada porque puede haber estado 33 años haciéndolo mal. Al final, lamentablemente, siempre tenemos que oir lo mismo una y otra vez, que si no los educan en casa, que si no saben Historia, bla, bla, bla. Mírese el ombligo señor del panfleto, quizá advierta indicios de culpabilidad en su tarea.

    ¡Y déjennos trabajar a los demás! ¡Que mis alumn@s son simpátic@s conmigo, yo con ell@s y también aprenden. Ah, eso sí, siguen haciendo lo mismo que nosotr@s en el Instituto: estudian los últimos días, ¡como los del prestigioso BUP!

    Una última cosa: ¿sabe usted algo de TIC? ¿las aplica en la docencia? ¿actualiza sus apuntes? ¿elabora sus propias notas o usa textos? ¿adapta sus contenidos para atender a la diversidad? ¿aprueba o suspende a l@s alumn@s? ¡como ningun@ sabe nada! Ya está bien de victimismos alarmistas y del lucro a base de deformar la realidad más general del panorama educativo hombre.

    L@s chic@s son un espejo de la sociedad, de sus familias y de sus docentes. ¿Por qué no cambias esto desde las clases en lugar de llorar amargamente esperando el fácil aplauso de los que se han equivocado de trabajo?

    Saludos Rafa; llevo días sin entrar al trapo pero hoy no lo he podido evitar.

  6. La idea general, que parece buen negocio, queda un poco empañada por el sacrificio de los alumnos díscolos. Quedan descritos como simples obstáculos, casos perdidos a apartar. También yo miro con nostalgia lo clásico, pero un sistema educativo que los considere inútiles a esa tierna edad quizá supere incluso a los excesos espartanos.

  7. Bueno, es posible que algunos no sepamos quien vivión antes, si Carlos III o Felipe II, pero tal vez en nuestro presente estemos aprendiendo cosas que nos ayudarán mas en nuestro futuro. ¿Que tenemos un nivel cultural de pena? bueno, como en todo, hay gente de todo tipo. Le soprendería ver a algunos chic@s de mi clase de historia contándole la vida exacta de Felipe II, que seguramente ni él la conoce.

    Cultura también es conocer más aspectos de la vida cotidiana, aparte de historia y eso que enumera. En un futuro el que no sepa encender un ordenador, por ejemplo, será alguien con muy pocos recursos, por lo tanto, también poca cultura.
    Un profesor nos llamón el otro día «analfabetos funcionales», porque decía que no sabíamos buscar las cosas en su sitio. Y añadía que este tipo de analfabetos solían manejar muy bien los ordenadores, pero que no sabían desenvolverse en otros ámbitos. Este profesor se autodenominaba «analfabeto tecnolóngico», diciendo que por lo menos, sabía lo suficiente, buscar en google, pero que ni idea de nuevas tecnologías. Pues estos analfabetos en un futuro pasarán a ser funcionales y culturales, y los jónvenes de hoy sabemos más de utilidades beneficiosas y temas de provecho que muchos profesores. Y estas generaciones están mejor preparadas; según avanzan los años, avanza la sociedad, avanzamos todos. Y la docencia también lo hace, y un buen y preparado profesor le aseguro que «culturaliza» a los alumn@s. Un profesor adaptado a los tiempos que corren sabe cónmo tratar a sus alumn@s, piensa como ellos, los entiende, y sabe como actuar. Eso, para mí, es cultura. Porque la palabra cultura abarca muchas cosas, no nos aferremos a un sónlo término.

    Salu2.

  8. Avatar de Luis GS
    Luis GS

    Me alegra ver que el panfleto antipedagóngico no se ha convertido en la santa biblia. Desde luego la secta antipedagóngica aburre y huele (sin cerrar la puerta del oprobio a la otra secta, la pedagóngica). El problema de los antipedagóngicos es que abundan, que su posición se ha convertido en la auténtica e inteligente en su propio nombre, sin debate, y que oculta – desde luego no en el caso del que escribe un panfleto que se le supone esforzado pero sí en los que jalean el «ya era hora» – un deseo de folio amarillo y telarañas. Lo ya visto.

    Los antipedagóngicos me recuerdan aquel célebre consejo de Franco: «Usted, amigo, haga como yo: no se meta en política». Hablan en prosa sin saberlo.

  9. Karme, gracias por tu amabilidad. En cualquier caso por tu tierra, Cataluña, hay extraordinarios profesores que harían una defensa frente al panfleto muchísimo mejor que yo. Aquí en la Mancha, no sé por qué razones, es más difícil encontrar profesores «pedagóngicos».

    M & K: ella es muy crítica con el Islam y tiene demasiados prejuicios infundados contra vuestro país, Irán. Quizá le vendría muy bien un viajecito por allí. Ya sabéis que en este país de contertulios se habla de todo sin un mínimo de rigor intelectual.

    Ramón, «chapeau». Tú si que deberías ser contertulio aunque no tengas 33 años de experiencia.

    Sr. Marquès, como siempre gracias por su locuacidad.

    Luis GS, son mayoría los antipedagóngicos y eso me asusta muchísimo.

  10. Mari, te olvidaba en el comentario anterior. Por la forma que tienes de expresarte eres la prueba palpable de que en nuestro sistema público pueden convivir estudiantes excelentes como tú y otros con más dificultades que resolver.

  11. Avatar de pitufo
    pitufo

    El vídeo es interesante. Me gustaría mucho ver el debate entre partidarios y detractores del panfleto. El problema es que se suele apostar por pedagogos ingenuos que nunca han pisado un aula como adversarios y entonces los profesores de ESO se reafirman en la línea panfletaria. Os animo a participar en el debate de la página del panfleto en cuestión, sobre todo en los posts centrales.

  12. Ricardo ha recurrido al estilo panfletario (libelo, subversivo, virulento) de forma intencionada y sin engañar a nadie pues desde el mismo titular lo dice bien claramente. Al respecto he realizado comentarios por aquí y allá, en mi blog u otros, apoyando en general una postura aparentemente contradictoria que puedo resumir excesivamente diciendo que Ricardo, dando “caña” a los pedagogos acaba haciendo pedagogía. Cuando hablamos de pedagogía hablamos de la conducción y guía del alumno, de su orientación y educación. La pedagogía es una reflexión sobre la práctica pedagóngica y aquí estamos todos. Para mí no es de recibo la división a veces señalada entre profesores “pedagóngicos” y “antipedagóngicos” quizás influida por tratamientos periodísticos siempre alertas al titular más o menos destacado o glorioso.

    Los profesores estamos debatiendo en torno a este tema desde diferentes pareceres y sensibilidades pero con idéntica intención, reflexionar sobre nuestro actual sistema educativo, reflexionar sobre nuestra práctica pedagóngica, hacer pedagogía en suma.

    Las posturas diversas son además de lóngicas sanas pero no deberían ser virulentas desde un antagonismo que desemboca en el descrédito. Hay profesores que denuncian problemas relacionados con la autoridad y la dificultad para desarrollar materia ajustada a los niveles académicos en que ejercen, no por ello son malos profesores aunque no se conformen con orientaciones pedagóngicas que a veces no pasan de recetas urgentes para casos extremos. En este sentido suele hacerse un uso abusivo de la motivación (no motivas) y de la autoridad (no te la sabes ganar) que “cabrea” especialmente al profesorado que trabaja en los medios escolares más difíciles con demasiada frecuencia públicos, obligatorios y sobrecargados de alumnos/as adolescentes cada vez más fuera de nuestro sistema educativo. No son todos los institutos así, ni públicos ni privados, hay muchos centros y alumnos que deberían destacar más en los medios de comunicación por su eficacia y buenos resultados… Pero NO estamos hablando de eso ni los medios suelen ser tan “sensibles” a las buenas noticias.

    El profesorado que se siente débil o percibe mermada su autoridad en clase precisa cuando así lo expresa algo más que una recriminatoria sentencia “aprenda usted a ganársela”, aprenda usted pedagogía. La pedagogía es también una práctica, una reflexión sobre la práctica, sobre la propia práctica y eso no es patrimonio de nadie ni dominio exclusivo sin caer en presunción o vanidad cuando así se cree. Si el profesor TIENE problemas en clase y reclama apoyos externos en el ejercicio de su autoridad, preciso es que los obtenga. Los problemas más graves en estas circunstancias tiene que ver, en mi opinión, más con la actual normativa de OBLIGATORIEDAD que con la mayor o menor bondad de unos u otros centros, unos u otros profesores que desde unas empecinadas posturas institucionales pretenden salidas o soluciones académicas allá donde los problemas son antes que académicos sociales, antes que de clase-aula de clase-social, antes que formativos laborales.

    En mi opinión no son pocos los alumnos que precisan salidas NO académicas y NO por ello NO educativas. Salidas relacionadas con el mundo laboral real y no con aulas pretaller según mal reflejo de los talleres comunes en el actual mundo del trabajo convencional. En este sentido NO comparto expresiones del tipo “mano de obra barata” o “explotación laboral temprana” pues si se llega a una u otra cosa será con consentimiento social y administrativo desatendiendo inversiones, atenciones y exigencias formales que HOY tienen estos alumnos en los medios académicos y que NO tienen por qué dejar de tener en medios laborales convencionales desde los cuales se pueden realizar tareas más eficaces y normalizadotas que las practicadas en muchos centros desde diversos proyecto de diversificación.

    El profesorado que reclama el esfuerzo como valor y exige al alumno esfuerzo personal más allá del aprender jugando… estimulado… interesado… motivado… etc. puede y debe expresar su necesidad sin por ello caer en el descrédito del mismo modo que el profesorado que felizmente logra captar intereses juveniles y encauzarlos con fortuna hacia contenidos y adquisiciones afines a su materia en ejercicio. Ambas cosas son afines, complementarias diría yo, en ningún caso contrarias, simultáneas no pocas veces. Esta aparente contrariedad no debería ser motivo de desencuentro pedagóngico y no quiero “parir” nuevos titulares.

  13. Avatar de Ramon Barlam
    Ramon Barlam

    Rafael,

    En primer lugar, muchas felicidades por tu fantástico blog y por tu gran labor. Hacía tiempo que te seguía de vez en cuando pero aún no había hecho ninguna aportación.

    Quería decir que como profesor me averguenza leer y escuchar las barbaridades del panfleto antipedagóngico (tuve que abandonar su lectura a las pocas hojas leídas, no pude aguantar más). Me averguenza también la dinámica de la entrevista y algunas intervenciones de sus conductores. ¿Por qué no entrevistan a profesores y profesoras como Carme Barba, Fernando García Páez (CEIP San Walabonso de Niebla), etc.? Estoy ya bastante harto de obras como ‘Crónica de un profesor de secundaria’, ‘Planeta ESO’, etc. que en algunos pasajes (especialmente el último) se acercan a la humillación de los alumnos.

    Y es que estoy convencido que educar no había sido nunca como hoy una tarea tan apasionante ni creativa. Eso sí, conlleva una carga de responsablidad más elevada que nunca. entre esta se incluye la de buscar nuevas metodologías y estrategias ‘pedagóngicas’. Sí, PEDAGÓGICAS (en mayúscula, lo siento por el autor del panfleto).

    Mi trabajo en el instituto está dirigido a los alumnos inmigrantes y con problemas sociales, de motivación, integración, etc. Antes, en la época añorada por el autor del panfleto, sencillamente se les echaba del sistema educativo a los 14 años. Y ‘problema’ solucionado. Por cierto, una solución muy cónmoda y nada de ‘izquierdas’ (como se define el autor del panfleto).

    ¿Por qué desde los medios de comunicación no enseñan las numerosas experiencias innovadoras que profesores anónimos llevan a cabo? ¿Por qué tenemos que dar publicidad gratuita a personas que lo mejor que podrían hacer es buscarse otro trabajo? Y es que los alumnos brillantes lo son mucho más que los de generaciones anteriores (quizás no saben quién fue Felipe II pero tienen otras habilidades más desarrolladas). Por cierto, ¿Qué opina el autor del panfleto sobre las directrices de Jacques Delors? Por cierto, Delors no es pedagogo pero sí tiene sentido común. Más bien creo que al autor del panfleto no ha leído esto ni nada parecido.

    Un debate entre los ‘antipedagóngicos’ y los docentes que están luchando para adaptar la escuela a las nuevas exigencias y realidades sería interesante pero no sé hasta que punto productivo. Mi experiencia me dice que su sentido de la ‘autoridad’ les resta capacidad para escuchar alternativas a su manera de dar clase.
    Personalmente prefiero dedicar mi tiempo a tareas más constructivas. Eso sí, que los periodistas entrevisten también a personas que estan contentas con su trabajo docente. Que las hay, y no pocas.

    El autor del panfleto dice ser catedrático. Los catedráticos de instituto reciben esta ‘distinción’ no por saber transmitir conocimientos ni valores, sinón por lo que saben. Y es que mientras a unos les pagan por enseñar,a otros nos pagan para que los alumnos aprendan.

    Como alguien apunta en un post, sería interesante pedir al autor del panfleto si ha tomado medidas (cursos, etc.) para mejorar su dicción, ya que probablemente sus alumnos lo agradecerían.

    Nada, les recomendaría que leyeran este artículo de mi blog (en catalán, pero se entiende), que hace referencia a mi reencuentro con exalumnos: http://5centims5.blogspot.com/2007_02_01_archive.html

  14. Javier,
    sobre los alumnos que precisan salidas no académicas me noto realmente miedoso imaginando el diseño del mecanismo filtrador/discriminador. Mengele estaba convencido de que la listas que confeccionaba estaban basadas en parámetros primordialmente científicos. No reconozco a ningún experto la autoridad de hacedor destinos que pueda clasificarlos lo antes posible como ciudadanos de segunda. Imagino que no sería tan reacio si los profesionales de la educación y sus resultados generales me inspirasen más respeto. Nunca criticaría a un cirujano que corte por donde le parezca cortar; pero en el caso de los profes primero espero inconscientemente que me demuestre que no es un artesano del fracaso. Intenta creer en mi sinceridad.

  15. Sr.Marqués, razón llevas que no te quito, creo y agradezco tu sinceridad, solamente añado que la sociedad que vivimos es radicalmente desigualitaria, “hacedora de destinos” en buena medida desde un entorno social, econónmico, político y cultural que nos desborda en los medios educativos aquí citados imponiendo una cruel realidad ya de partida. De todos modos entiendo tu prevención al respecto, yo también tengo problemas para reconocer la autoridad de quien tome medidas respecto a medidas que puedan desembocar en ciudadanías de segunda. Gracias por tus observaciones. Me han hecho reflexionar.

  16. Yo me cabrearía algo más por mi discriminación pro-cirujanos. Según se vea, un menosprecio tan general es prácticamente un insulto al colectivo. El estado contempla el hecho de que unas madres estén peor asistidas que otras durante su gestación; y antes de nacer ya estamos repartiendo los derechos de forma desigual. Reconozco al estado el derecho a intervenir en defensa del nasciturus incluso en contra los deseos de la madre. No discuto el principio intervencionista incluso en el ámbito de lo privado o contradiciendo la Verdad del Papa. Pero vuelvo a recalcar que no me fío un pelo de los expertos marcadores de seres humanos defectuosos, ni de los compartimentos estancos sociales ordenados por decreto. Me explico que la sociedad clame por leyes que supriman problemas y presencias molestas haciendo traslados de la calle a centros con barrotes. Un muchacho en edad de que LA SOCIEDAD lo eduque tiene derecho al mayor número posible de oportunidades y a profesores con la mayor preparación, ‘productividad’ -y también apoyo-, posibles. Aunque una enésima ley se centrara en repartir según los casos nuevas dosis de autoridad calibradas por décimas de gramo, para mí la clave seguiría estando en que un buen profesional la aplicara adecuadamente.

  17. Hola.

    Me he enterado de que Phiblóngsopho ha sido enlazado en este sitio. Devuelvo la cortesía.

    Saludos.

  18. Que se dejen ya de falsedades, la educación -desde hace más de 30 años- no ha cambiado apenas. Entonces había profesores y profesoras que ponían en práctica medidas de atención a la diversidad y de compensación de las desigualdades; profesores y profesoras que se implicaban emocionalmente con sus alumn@s y que nos enseñaban a crecer como personas. Entonces, también había «panfleteros» que enseñaban lo poco que sabían y transmitían valores racistas, clasistas y discriminatorios (por ejemplo, que l@s list@s eran sónlo los que interesaban; conste que siempre estuve en ese grupo pero nunca me pareción justo el trato de privilegio que se nos daban). Y ahora, más de 30 años después, sigue habiendo más o menos lo mismo.

    Es decir, con la ley del 70, con la «maléfica» LOGSE, con la LOCE, con la LOE… parece que las cosas siguen dependiendo de la voluntad del profesor o profesora de turno. Quizá aquí esté el quid de la cuestión: los profesores y profesoras somos l@s únic@s funcionari@s que nos permitimos el lujo de interpretar como nos da la gana las leyes que nos rigen y cumplirlas o no cumplirlas en función de nuestra voluntad. Y como hagamos lo que hagamos, al final tod@s somos iguales pues… Por cierto, hace ya algún tiempo que decidí no sentirme aludida cuando se habla del colectivo docente en abstracto, me siento responsable sónlo de mis actos y no me siento en la obligación moral de defender a tod@s mis supuestos «colegas». Estoy harta de cargar con críticas que nada tienen que ver conmigo y, por eso, ya no las hago mías.

    Con respecto a los tan cacareados niveles, en mi opinión, sigue habiendo alumn@s brillantes, tanto o más que antes. Y, claro, hay much@s otr@s con poco nivel, pero est@s últim@s son los que antes no contaban porque abandonaban el sistema educativo a una edad muy temprana. Tengo compañer@s (y no soy tan vieja, 38 años) que se fueron de la escuela en 4º o 5º de primara, tras una experiencia frustrante en la que sónlo les transmitieron que no servían para nada. Para mí, que esto vaya desapareciendo no es un fracaso, es un éxito educativo, social y moral.

    Por otra parte, l@s que creemos en la educación antes, ahora y siempre, no estamos en contra del esfuerzo, del trabajo diario, estamos en contra de que la educación se convierta en evaluar qué alumn@s son los mejores hacedores de exámenes, l@s que más inteligencia natural tienen o l@s que más capacidad memorística tienen la noche antes del examen. Ser capaces de implicarse emocionalmente con l@s alumn@s no le quita ni un ápice de seriedad, de trabajo, de respeto, de nivel, de calidad, a la enseñanza que damos a nuestr@s alumn@s.

    Para terminar, decir que el/la que se sienta tan maltratad@ en este oficio, el/la que esté sufriendo tanto como se dice en los mass media, que abandone la enseñanza, pero YA. Os dejo una cita de José Antonio Marina que dice así:
    “Los maestros son los profesionales de la esperanza, los cuidadores del futuro. Cualquier pesimista, escéptico, desconfiado, desesperado debería ser excluido de la profesión. El maestro ha de tener confianza en la inteligencia, en las posibilidades del ser humano, en la posibilidad de alterar el porvenir. El maestro no es pasivo, ni acomodado, ni cobarde. Ha de ser bienhumorado, inventivo, resistente, optimista. En una palabra, sabio”.

    Un saludo, Montse.

  19. Avatar de José Ángel Torres
    José Ángel Torres

    Hola,soy estudiante de Rafael,y he visto la entrevista de este hombre y quiero dar mi opinion:
    Estoy de acuerdo, en parte, con el autor del panfleto,la educacion no es igual que hace 30 ni que hace 50 años ,se ha degradado desde mi punto de vista .Ya no existe tanto respeto al profesor (lo digo por las anecdotas de mi padre ,principalmente)el profesor en la mayoria de los casos,por lo menos a la mayoria de los que yo conozco ,no sabe reaccionar ante las faltas de respeto de nosotros,los alumnos.Respecto a lo de conocimientos ridiculos ,no estoy de acuerdo ,son los mismos pero, eso si,muchisimo menos extensos.

    Otro tema es lo de la diversidad en las aulas ,eso a mi no me parece bien ,siempre que en las aulas haya dos o tres «ganberretes»el nivel se va a igualar por debajo.Deberian estar las clases organizadas por nivel.Puede ser que los alumnos que estan en un nivel inferior se sientan discriminados, pero la separacion de niveles es por el bien comun tanto para los que estan en un nivel alto ,que se desarrollaran mejor mentalmente,como para los de nivel bajo que les sera mas facil asimilar los conocimientos.El sistema educativo de España pienso que funciona mal .La educacion seria mucho mejor y mas eficiente si no fuese obligatorio estar en el instituto hasta los dieciseis años yo pienso que a los trece años ya sabes lo basico y lo que realmente, el que no siga estudiando , va a utilizar en su vida.Lo que crea el malestar y el desanimo en las clases es la sensación de que alli tienes que estar obligado y de que no te queda otra que estar ahí hasta los dieciseis .

    Bueno nada mas que decir,Saludos.

  20. La falta de motivación no es un estigma con el que se pervierte la naturaleza de un individuo de por vida. El interés se puede transmitir, y lograr despertarlo es una tarea del profesor mucho más fundamental que todos los teoremas juntos. La clase completa de gamberretes reunidos es a su vez un entorno perverso para el menos gamberrete, y una condena tan severa que yo nunca me atrevería a imponerle en aras de un sistema al que le sobran problemas que resolver.

  21. Parece que el programa se centrón en la falta de disciplina como la causa de todos los males dando cancha a aquellos que critican la ESO, la bajada de niveles con la reforma…. no es de extrañar, de hecho el autor del planfleto antipedagóngico es eso: antipedagóngico.

    QUe el señor Cuní le de coba tampoco me extraña, es notícia hablar de lo mal que estan los institutos…. de aquí la comparación con la taberna -supongo-.

    EL problema está en que los medios de comunicación sónlo muestran una cara de la moneda, por tanto mienten: se expulsa a los alumnos, se trabaja la disciplina y se trabaja la comprensión y la asimilación… eso si, es más fácil decir que los niveles son muy bajos, que los alumnos unos irresponsables y mimados… quizás así los «antipedagóngicos» (seran así todos los catedráticos de secundaria?) tienen la gran escusa para no cumplir con su trabajo: educar… mientras tanto que los medios de comunicación les van dando cancha.

  22. […] de cosas me han traído el asunto de nuevo a la cabeza. Ya no puedo postergarlo más. Primero, un post en Vida de Profesor (¡cónmo me gustas, Rafael!) sobre el que alguien comentaba que 30 años no es […]

  23. Avatar de José Ángel Torres
    José Ángel Torres

    No es que sea mas facil decir que los alumnos somos unos mimados y unos irresponsables es que es la verdad,(en algunos casos,claro)Todos vamos a la ley del minimo esfuerzo,es decir , cuanto menos trabajemos y estudiemos mejor,nos conformamos con un cinco raspado(la mayoria)..
    Si es verdad que se trabaja la comprension y la disciplina pero sirve de muy poco ,por lo menos en mi instituto,y hoy en dia para la mayoria de los alumnos de «nivel bajo»una expulsion son unas vacaciones.La solucion no esta en expulsar si no ,de alguna manera,hacer sufrir al alumno.

  24. Realemente me he quedado sorprendida, tanto a si que aun no me lo creo. Estudio Pedagogia, y estoy realizando un trbajo sobre blogs de profesores, y de educacion en general, llege a usted, y sin duda me parece un grandisimo referente para mi trabajo. Y aun mucho mas este articulo, espero que no l importe que cuelge su articulo en un ala virtual de la que formamos parte, un curso de la universidad de la laguna(Tenerife) en la facultad de educacion.
    Seguire por aqui.

  25. José Ángel, respecto a tus dos comentarios, decir que (a mi modo de ver), si puede ser que se haya perdido el respeto a los profesores según han pasado los años, pero creo que antes los profesores tenían una autoridad demasiado extrema sobre l@s alumn@s, y ahora creo que el rol de l@s alumn@s ha cambiado, ahora se puede debatir una opinión de un profesor sin que el profesor por el mero hecho de serlo tenga que llevar la razón.

    En cuanto a la separación por niveles, no creo que fuese beneficiosa para nadie. ¿Y tú cónmo lo harías? porque sería difícil hacer los repartos. Puede que alguien tenga una capacidad excelente y no la explote, y se le considere de «bajo nivel», y al revés, alguien que tenga más dificultades y ponga mucho interés… y, para los que realmente tienen más dificultades, les cuesta más, se han creado las clases de diversificación, las cuales para mí son exitosas cuando se deposita confianza en l@s alumn@s y el ratio de la clase no es demasiado elevado, por lo que son clases más «personalizadas».

    En cuanto a los gamberretes, yo he visto «degenerados» de alto nivel y no tan alto, quiero decir, que hay gamberros de dieces y de suspensos, hay de todo, los dos molestan igual, pero quizá al de dieces se le «perdona» a veces (que no lo sé). En todo caso, no me gusta hablar de «niveles».

    Para mí está justificado que l@s alumn@s tengan que tener una educación obligatoria hasta los 16 años, puede que para algun@s sea una péridida de tiempo, pero tienes tiempo para meditar si realmente eso es lo que quieres, y además, la edad mínima legal para trabajr es de 16 años, ¿que harían est@s alumn@s si se van con 14 años del instituto? en algunos casos nada, en otros «nada bueno»…
    Y creo que a tod@s les molestan las expulsiones, luego está el típico pasota que dice que le da igual, pero si le diera igual pues directamente no se matriculaba y punto, así se quedaba en casa voluntariamente.

    Un saludo.

  26. Avatar de José Ángel Torres
    José Ángel Torres

    Es verdad que la autoridad de los profesores de antes era extrema ,pero ahora es demasiado floja(desde mi punto de vista).
    Claro que puede haber gente que tenga una excelente capacidad mental y viceversa y otros que tengan poca capacidad y pongan mucho empeño ,pero los que hay en esa condicion son pocos.Pero como son pocos (por lo que yo he visto),se deberia de hacer por niveles y de todos modos el que tenga una capacidad menor y se esfuerze al final «subiria de nivel» y el que la tenga mayor y no la desarrolle pues tiene dos caminos o desarrollarla o irse a trabajar.
    Lo de los gamberros, quiza el que es gamberro de dieces es porque tiene al lado un gamberro de suspensos ,y si el gamberro de dieces estuviera en otro ambiente a lo mejor no era tan gamberro.Dicen que todo se pega menos la hermosura.
    Cuando te das cuenta de lo que quieres es cuando ya no hay marcha atras ,es decir ,cuando estas trabajando.La edad minima para trabajar son 16 años ,pero no hay edad minima para aprender un trabajo(un trabajo que no implique nada mas que tener el graduado escolar claro).
    Las expulsiones claro que les molestan a todos ,pero piensan» yo no voy a seguir estudiando que mas me da que me expulsen ,menos tiempo paso en el instituto».

  27. Avatar de José María Duarte
    José María Duarte

    Te doy las gracias por darle publicidad al «panfleto» . No lo conocía, pero gracias a los pedabobos como tú ya lo conozco.

    Yo voté en las últimas sindicales a http://www.aspescl.com/

    Espero y deseo que tengas en tus clases a alguien como el ****** revienta clases que tengo yo que aguantar en las mías.

    De todas formas, si España necesita auténticos ingenieros, arquitectos, científicos, ya los importaremos a precio de saldo de India, China, Corea o los países del Este, en donde todavía imperan los sistemas anti-pedabobos …

    Es otra edad media, por si no os dais cuenta.

  28. Avatar de Albert
    Albert

    Yo voté ASPEPC (en Catalunya)…. y estoy de acuerdo con José María Duarte, y por supuesto con Ricardo Moreno. Incluso los ESITOS que tengo en clase (hasta el más garrulo… que haberlos hay) en un examen, a la pregunta de ¿ Cuál es el problema actual del sistema educativo español? respondería: La LOGSE y toda la panda de aprovechados psicopedaexpertos que viven de ella…

  29. La pedagogía occidental moderna és un sistema de adoctrinamiento. Solo intenta crear consciencias adictas al sistema capitalista y la modernidad.

  30. Los sistemas ayudan a promover unos valores u otros. Pero es el profesorado el que tiene que tirar por ellos. Efectivamente, como comentaba alguien, los sistemas van pasando pero hay gente que no ha cambiado en su forma de dar clase desde hace 30 años. Y es que tampoco hay un especial seguimiento de lo que hacemos los profesores. La sociedad ha cambiado mucho en 30 años. El sistema educativo debería haber cambiado pero no lo ha hecho tanto. Muchas veces los cambios se quedan en lo aparente (muchos ordenadores) pero no se asumen. Hay profesores malos, regulares, buenos y excelentes, supongo que como en todas las profesiones. Pero cuando hablamos de «funcionarios» (yo lo soy) hay gente que se aprovecha de esa condición para echarse a dormir. Por otro lado veo bastante conformismo entre el profesorado, pero también lo hay en la sociedad en general. En fin, nada es ni blanco ni negro.
    Y por último, creo que los dos grandes partidos de este país deberían dejar de tirarse las leyes educativas a la cabeza para llegar a un consenso: es tan imporante el esfuerzo del que habla el PP como los valores y otra serie de cosas de las que habla el PSOE. Mientras sigan esperando llegar al poder para poner su ley, la mayor parte del profesorado se limitará a ver pasar las leyes por delante de sus narices pero nada cambiará.

Deja una respuesta