Elogio de la diversidad

Acaba de salir en la editorial Arcadia un libro del filósofo iraní Ramin Jahanbegloo titulado Elogio de la diversidad. En él el autor reflexiona sobre la viabilidad del encuentro entre civilizaciones.

La verdad es que es un placer leer el libro y deleitarse con sus anhelos de alianzas y acuerdos entre los pueblos, pero faltan contenidos concretos, explicaciones exactas y rigurosas de llevar a la práctica el entendimiento entre civilizaciones. Bellas expresiones como «Occidente puede aprender del sentido de la comunidad del islam» me parece que caen sobre saco roto y no dan ninguna solución real al «choque entre ignorancias», como diría Said.

Ahí van algunas perlas:

El diálogo intercultural es el medio esencial para promover una percepción compartida de las cosas y de los acontecimientos; y, al mismo tiempo, representa una garantía de seguridad para la paz internacional contra el auge de los fundamentalismos. (p 23).

Los habitantes de muchas partes del planeta están divididos. por un lado, siguen la senda del «sueño occidental»; por otro, lo rechazan como obra del diablo. (p 29).

Occidente está más amenazado por sí mismo que por el fundamentalismo islámico. (p 31).

La pregunta crucial no es cómo evitar formulaciones interculturales del bien, sino cómo hallar valores morales transnacionales susceptibles de ser compartidos sin coerción ni opresión. (p 32).

La creencia en la independencia epistemológica de la razón humana y en la responsabilidad del hombre sobre sus acciones no pudo establecerse en Oriente Próximo como base filosófica para el pensamiento democrático. (p 41).

Los filósofos musulmanes nunca han sido capaces de construir democracias, pero algunos han sido capaces de enseñar a los hombres a pensar en términos democráticos. (p 42).

La universalidad democrática blanda no nos hace pensar igual, sino ser responsables ante los otros y ante nuestros problemas comunes; y nos ayuda a entrar y salir de nuestros sistemas de valores relativos. (p 47).

Creo que la verdadera lucha se libra entre quienes creen que una reconstrucción de la civilización islámica sólo puede realizarse mediante la experiencia de la mdoernidad y la democracia, y quienes, por el contrario, luchan con violencia por un proyecto que pide una reproducción del modelo original del islam. (p 65).

La tolerancia tiene que ejercerse hacia creencias y prácticas que consideramos equivocadas e idenseables; si no fuera así, no tendríamos necesidad de ser tolerantes con ellas (…) en realidad las toleramos porque son equivocadas. (p 74).

Tanto el orientalismo como el occidentalismo se salen de las fronteras de la diversidad, porque deshumanizan al otro, lo identifican con el mal. (p 87).

Hoy, en mi opinión, el verdadero choque no es entre el islam y Occidente, sino entre musulmanes absolutistas y pluralistas. (p 90).

El verdadero enfrentamiento se produce entre quienes están a favor de la idea de diversidad y quienes se oponen a ella. Se trata de la tradicional lucha entre el odio y el miedo por una parte y la esperanza y el valor por otra. Es una lucha entre la arrogancia de la violencia y la responsabilidad de la no violencia. (p 93).

La cuestión que sigue abierta es si la religión convierte en bueno o no violento a alguien que de otro modo sería malvado o violento. Cuando se envuelve con el manto de la religión, el espíritu humano puede alcanzar su nivel más elevado de tolerancia y generosidad, pero también el más bajo, y verse reducido a la crueldad más extrema. (p 99).

¿Cuántos cristianos saben que en la Europa de 1487 se publicó un manual para la caza de brujas, el Malleus maleficarum, que tuvo una profunda repercusión en los juicios por brujería en los siguientes doscientos años? (p 101).

El diálogo entre culturas es demasiado importante para ser dominio exclusivo de nlos políticos y diplomáticos. (p 124).

COMPRAR EL LIBRO

Technorati tags: , , , ,


Comentarios

3 respuestas a «Elogio de la diversidad»

  1. […] impresionados por los escritos de Habermas, e inspirados por el valor de pensadores como Ganji y Ramin Jahanbegloo, algún día harán de Irán el núcleo de la Ilustración […]

  2. […] hay que proteger al pueblo”, es lo que piensan algunas autoridades iraníes según nos indica Ramin Jahanbegloo en su excelente artículo “Estudiar filosofía en […]

  3. […] se iba a celebrar en Teherán los próximos días 21, 22 y 23 de noviembre. Creo que Habermas y Jahanbegloo han tenido mucho que ver con ello, el primero, supuestamente, por desconocimiento y el segundo, a […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *