Veintisiete mil

Miguel Ángel Santos Guerra tiene un imprescindible blog sobre educación titulado El Adarve. Hace unos días escribió un sensacional artículo sobre lo sorprendente de la publidad de una academia de preparación de oposiciones que hace uso del gancho económico para despertar la vocación docente en las gentes. Hoy, paseando por la calle, me encontré con el llamativo anuncio al que Santos Guerra hacía alusión; estaba pegado con celo a una farola, para mayor despropósito.

Yo pensaba que a esto de la docencia se llegaba por una simple cuestión vocacional.

Les dejo con un extracto de su artículo:

He visto con asombro y con mucha pena un cartel de una Academia de preparación de Oposiciones (no citaré su nombre) en el que aparece, como el más importante reclamo para captar clientes, la cifra que figura en el título de este artículo. ¿Tú quieres ser profesor?, preguntan los anunciantes. Y, a continuación, el anzuelo más eficaz: 27.000 euros anuales. Para una persona que está en el paro, no está nada mal. Sobre todo si se piensa que se trata de un sueldo vitalicio.
Sólo faltaba que hubieran añadido: disfrutarás de largas vacaciones y de festivos y puentes abundantes, trabajarás pocas horas, no tendrás que esforzarte mucho, y nadie te pedirá responsabilidades por el fracaso de tus alumnos cuando éste se produzca. ¡Qué chollo! (…)

Si yo tuviera que hacer un cartel invitando a prepararse para la profesión docente pondría lo de los veintisiete mil euros en una esquina, pero en el centro pondría palabras como pasión, compromiso, optimismo, responsabilidad, colaboración, esfuerzo, coherencia, sabiduría, humildad, alegría y amor.

[techtags: adarve, educación]


Comentarios

Una respuesta a «Veintisiete mil»

  1. Avatar de pianola
    pianola

    Que buen artículo, es verdad a nadie se señala del fracaso del alumno a causa del mal maestro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *