Estudiantes ¡adelante!

Este año se me ha presentado un problema curioso con mis estudiantes de tutoría: todos quieren sentarse en la zona delantera de la clase. Son 29 jóvenes de cuarto curso de la ESO con ganas de aprender que aseguran que si se sientan detrás ven con dificultad la pizarra y se distraen con mayor facilidad. También algunas madres me han solicitado adelantar a sus hijos.

El primer intento para arreglarlo, en lo que fue una premeditada escena surrealista para que comprobaran la difícil solución al problema, consistió en adelantar a todos los alumnos. La consecuencia fue obvia: se agobiaron mucho.

El segundo intento, que es en el que nos encontramos, consiste en situar detrás a los estudiantes que captan con más facilidad los conceptos y colocar delante a los que necesitan más esfuerzo y concentración. En vez de solucionarlo, sigue habiendo quejas y el discurso de la solidaridad y cooperación no acaba de cuajar.

Creo que lo mejor es organizar la clase en forma de «U», al menos a mí no me da problemas, pero comprendo que quizá no funcione en otras asignaturas.

Por tanto, ¿qué solución darían ustedes? Obviamente esto no es Alemania y las clases son como son, la ratio profesor-alumno es como es y el dinero que tenemos, en un año en que se ha contratado a menos profesores, es el que hay.

Quizá la siguiente fotografía, que tomé en mis clases en China, ayude a mis queridos estudiantes a valorar lo que tienen. En ella se puede intuir la diminuta pizarra, las cristaleras a veces rotas, las paredes deterioradas debido a la humedad, los pupitres de madera astillada, el espacio aprovechado al máximo, el suelo sucio, el ruido de la calle… Aún así los chinos son excelentes estudiantes y muy, muy trabajadores.

En clase en Deyang, China

También podría motivarles la fotografía de uno de mis alumnos de la República Dominicana. Le poníamos falta porque tenía que limpiar botas:

Joven limpia las botas a un militar en Santo Domingo, República Dominicana

Pero, para que no me acusen de demagogo, también se podrían comparar con mis jóvenes estudiantes de Estados Unidos o República Checa, cuya organización educativa es muy superior a la nuestra:

Dando clases en EEUU con la pizarra digital

Con mis alumnos de la República Checa 3s6


Comentarios

5 respuestas a «Estudiantes ¡adelante!»

  1. Pues no deja de ser una situación bastante significativa. En mi centro, como es «a distancia» todos los que vienen quieren aprender, son adultos, muchos trabajan, es un esfuerzo para ellos venir a clase. Pues bien, tenemos unas instalaciones más que aceptables, pero se dan situaciones raras: en el aula 5, las pizarras reflejan la luz de las ventanas a determinadas horas, aunque se cierren las persianas verticales; la superficie de las pizarras hace que la tiza resbale, y apenas se puede escribir. Encima, para aprovechar el espacio, tenemos sillas-palas, pero no hay para zurdos que disponen de algunos pupitres individuales, aunque no siempre los usan…. Y aguantan ahí hasta 7 horas de clase, si aprovecha el horario de un día completo. Disponemos de cañón, menos mal, que se ha vuelto más útil que la pizarra verde.
    Cuando paso delante de IKEA siempre pienso ¿Y si los centros escolares fueran tan atractivos y cómodos como los centros comerciales?.

  2. Yo lucharía por implantar la U o los pequeños grupos de mesas para que no haya un delante

  3. Yo optaría por la distribución en U, creo que es la mejor distribución, tod@s nos vemos las caras y tod@s somos protagonistas en igualdad de condiciones. Es verdad que hay quejas de profes pero… si la cambias todos los días al final acaban cediendo, jajajaja.

    Si lo anterior no vale y, por lo que dices, el apelar a la solidaridad tampoco, entonces optaría por ir turnándose los sitios, bien que tod@s pasaran por todas las filas cada semana, por ejemplo; o bien que quien llegue el primero coja el sitio que más le guste- Así, además, se fomentará la puntualidad. Yo siempre insisto en que los sitios no son de nadie y que porque un día alguien llegara antes no tiene que tener ese sitio todo el curso, se quejan mucho de ello, porque además otros compañeros dicen que los sitios deben ser fijos, pero yo les digo que en mis clases las normas son esas y que quien quiera un buen sitio que madrugue. Además, a veces hay alumnos/as que tienen que ir a la Vendimia y llegan más tarde y encima no van a ser castigados por tener que colaborar en la economía familiar y no ser unos niños de papá.

    Ya nos contarás en qué queda todo, un saludo, Montse

  4. La solución está en dejar de usar la pizarra. Intenta el aprendizaje cooperativo: los alumnos distribuidos por grupos se enseñan unos a otros y aprenden dos de todos.
    La pizarra pasa de ser el totem de la tribu a un accesorio más dentro del aula, igual de importante que el diccionario (en cada grupo hay que fijar un responsable de buscar en el diccionario) o la calculadora (en cada grupo se fija un responsable de calculadora).
    El futuro pasa por el aprendizaje cooperativo, creeme.

  5. Avatar de Aniova
    Aniova

    Algo Objetivo que debe plantearse todo educador es la estructura organizativa de todas las aulas de clases, en la que muchas veces se produce una especie de adoración al maestro que esta delante, esto provoca muchas veces, una relación vertical entre maestros y estudiantes.

    Por otro lado me parece una total falta de profesionalismo presentar situaciones tan serias como la educación en República Dominicana para, de forma si se quiere, satírica hablar de sus estudiantes y la problemática que tuvo en ese momento si ponerlos en U… haciendo comparaciones irracionales entre sistemas educativos y políticos tan diferentes.

    Le recuerdo ademas algunas definiciones de Demagogia:

    1. Uso político de halagos, ideologías radicales o falsas promesas para conseguir el favor del pueblo.

    2. Manipulación deliberada para ganarse a alguien.

    3. En la antigua Grecia, gobierno dictatorial con el apoyo popular.

    No hable de demagogia con situaciones ten serias para ganarse a sus estudiantes. Le recomiendo Leer sobre cualquier libro de ética de maestros o la que le convenga.

    Evidentemente Soy De República Dominicana y Maestra.

Deja una respuesta