Educando al transhumano-Humano

Ayer presenté una comunicación titulada «Educando al transhumano-Humano» en el II Congreso Internacional de interculturalidad, comunidad y escuela celebrado en la Facultad de Educación de la Universidad de Málaga.

Les dejo con algunos fragmentos por si fuera de su interés.

La educación de calidad debe estar centrada en los valores del humanismo. La educación en humanidad no debe olvidar que estamos ante una coyuntura histórica en la que ya ha nacido, probablemente, el primer humano que interactuará con un transhumano. Es así que los pedagogos han de empezar a preocuparse por cómo se producirá la relación intercultural entre humanos y transhumanos; del mismo modo, los sistemas educativos han de ir diseñado borradores de protocolos de actuación que influyan para que el inevitable surgimiento del transhumano sea, más bien, un  transhumano-Humano. Solo poniendo unas bases educativas inspiradas en el humanismo y siendo intolerantes con cualquier atisbo de mejora humana que suponga, paradójicamente, un riesgo existencial para la humanidad, podremos seguir adelante en nuestra búsqueda, desde el ámbito educativo, de una vida más sana, más inteligente, más longeva y más humana. (…)

El modelo Lipman de educación (Investigación filosófica, 1988) es tan antiguo y tradicional como el modelo magisterial-bancario; no olvidemos que Sócrates, su mentor, nació hace 2500 años, y Abelardo, con su exhaustiva lógica del sic et non vino al mundo hace un milenio. El criterio que los diferencia es más bien político, en la línea del pensamiento pedagógico de Paolo Freire (Pedagogía del oprimido, 1970), es decir, por un lado, la enseñanza de la aculturación y socialización —preocupada por el control social— frente a la enseñanza como proceso de liberación o empoderamiento. Obviamente los dos polos son puramente orientadores, y lo habitual —incluso lo deseable— es que se den las dos cosas juntas en menor o mayor grado.

La llegada de las tecnologías a las aulas ha tenido un leve impacto en ambas perspectivas pedagógicas hasta el momento, pero aventuramos que en el futuro cercano este impacto será más contundente y es lo que pretendemos analizar a modo de esbozo en las próximas líneas centrándonos en el humanismo, que debe ser la meta de todo proceso educativo y poniendo la vista en su posible trascendencia futura en forma de transhumanismo.

Así habría dos tipos de impacto de las tecnologías educativas, uno estaría en la línea de aplicar directamente tecnología sofisticada al cuerpo humano; en este sentido una buena metáfora es el rápido aprendizaje de Nero en la primera parte de Matrix, cuando aprende a pilotar un helicóptero en cinco minutos; o el uso de dopaje, propuesto, entre otros, por Savulesco en su artículo “Moral Enhancement, Freedom and the God Machines” (Savulescu & Persson, 2012). El otro impacto iría en la línea de la invasión de las tecnologías en el aula —donde sí cabría la falsa innovación que eso lleva consigo—, al estilo de lo que narra uno de los capítulos de la serie televisiva Black Mirror acerca de la obsesión por los “me gusta” o el chip de vigilancia permanente del niño y adolescente; también van en este sentido las profecías sobre la desaparición de las universidades gracias a los MOOC (Massive Open Online Course). (…)

Vigilando al profesor postmoderno, al troquelador de conciencias, al que no educa en globalización y cosmopolitismo y al que olvida la cognición extendida, podrá surgir el Humano. Fiscalizando la aplicación de electricidad en el punto adecuado, el cambio de la bioquímica de los alumnos y la manipulación de la plasticidad neuronal, podrá surgir el transhumano. Y modelar ambos educando con los modos de Lipman y proyectos educativos similares podrá surgir el transhumano-Humano.

Cada día se intenta educar en las aulas con el noble objetivo de crear ciudadanos inspirados en los principios del humanismo. Llegará un momento en que dicha educación en lo humano deberá empezar a convivir con la educación en lo transhumano. Hoy por hoy es ciencia ficción afirmar que convivan en las aulas humanos y transhumanos, pero no es ingenuo afirmar que llegará dicho momento y habrá que ver la manera en la que el Humano y el transhumano se relacionen de forma intercultural sin imposiciones ni aculturaciones.

No hay mayor reto intercultural que el que se da entre seres que viven en épocas distintas. Esa interculturalidad se ha vivido de forma asíncrona a partir de libros, películas y restos arqueológicos, pero en la actualidad estamos en los inicios de una relación con el homus novus devenido en homus trans; no existe ni asincronía, ni sincronía, sino postsincronía. Hemos de dialogar con su espectro, con su idea, con su imagen, y solo con ese diálogo imaginado seremos capaces de generarle según principios humanistas y no a expensas de las fuerzas de la casualidad.


Comentarios

2 respuestas a «Educando al transhumano-Humano»

  1. Avatar de Isabel
    Isabel

    Todo va cambiando a ritmo vertiginoso y, es muy, muy interesante y conveniente, ir adelantándose a los acontecimientoss venideros.

    Las HUMANIDADES SIEMPRE HAN DE IR POR DELANTE como principio de EDUCACION Y VALORES DEL SER HUMANO. Son «la gran defensa» de la humanidad ante la opresión, abusos, manipulaciones, etc., de «gentes poderosas» interesadas en anular voluntades con el fin de OBTENER BENEFICIOS.

    Enhorabuena por su artículo!!!

    Saludos

  2. Avatar de Guadalupe López
    Guadalupe López

    El tema planteado es de suma importancia, sin embargo no se está reflexionando lo suficiente entre el magisterio considerando que este periodo de transición no se ha definido el futuro que nos depara como humanidad, después de la pandemia y ahora con el escenario de la guerra en Ucrania, al parecer aun no estamos poniendo suficiente atención. Agradezco su análisis que cuestiona los valores que estamos compartiendo.

Deja una respuesta