De la marginación a la ciudadanía

Tenemos un plan para el Gallinero. De la marginación a la ciudadanía

Han de ser capaces de transmitir sus reflexiones y emociones acerca de la dramática situación que se vive en el Gallinero, poblado de la Cañada Real Galiana que hemos visitado y donde tenemos amigos. Se quiere disparar un último cartucho que frene el inminente desalojo y condena a un mayor ostracismo de la comunidad gitano-rumana que allí convive en casas de hojalata, rodeadas de ratas y basura.

Como pueden leer en esta noticia de Amnistía Internacional, una situación de similar amenaza viven los romaníes de Bulgaria desde hace siete años. La Sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo contra Bulgaria (aquí la traducción al español), acaba de frenar la afrenta. Les animo a leerla porque explica muy bien la fundamentación moral y legal de esta decisión jurídica. Si no se quiere caer en tópicos buenistas o aporofóbicos un problema de esta magnitud no ha de dirimirse desde la intuición improvisada, sino que es preciso estudiarlo con cierto esfuerzo intelectual que evite el tentador maniqueísmo.

Me baso en mi lectura de la sentencia para comentar a continuación algunos aspectos que considero relevantes.

La denuncia por intentar desalojarles de sus domicilios en  Batalova Vodenitsa la presentaron 23 ciudadanos gitanos-búlgaros el 23 de junio de 2006, alegando la violación de los artículos 3 y 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos y el artículo 1 del Protocolo 1, por sí solo y en conjunto con sus artículos 13 y 14. Es decir, denuncian al Estado búlgaro por torturarles, privarles de sus domicilios y discriminarles, acusaciones muy graves que la legislación de la Unión Europea no tolera bajo ningún concepto. [pullquote] denuncian al Estado búlgaro por torturarles, privarles de sus domicilios y discriminarles[/pullquote]

Los demandantes se describen como romaníes y residen en Batalova Vodenitsa, un barrio de Sofía muy parecido al poblado el Gallinero de Madrid (comparen estas fotografías con estas otras). Al contrario de lo que se percibe sobre su etnia, no son nómadas porque desde 1960 viven de forma sedentaria en las ciudades búlgaras, eso sí, siempre en suburbios de predominio romaní, lo que invita a pensar en su discriminación social. Algunos descienden de padres y abuelos que se asentaron allí en la década de 1960 y otros tantos se ubicaron en los noventa con el desplome del comunismo.

Los estudiantes del IES Los Batanes de Viso del Marqués dialogando con los gitanos-rumanos del poblado El Gallinero
Los estudiantes del IES Los Batanes de Viso del Marqués dialogando con los gitanos-rumanos del poblado El Gallinero. CC Ramón Martín

En la década de los sesenta el gobierno comunista búlgaro expropió a la población, romaníes incluídos, de sus posesiones, siguiendo la doctrina comunista de la abolición de la propiedad privada. En concreto en Batalova Vodenitsa destruyeron sus casas para erigir los característicos edificios preconstruidos que dominaron el paisaje urbano comunista, que ya describí desde Chequia donde los conocían como panelaks.

Sin embargo gran parte del suelo no se edificó porque iba a ser dedicado a zona verde, algo que por dejadez y desidia no se ejecutó, así que los dueños de las parcelas decidieron construir allí sin permiso. De este modo lentamente se fue levantando un asentamiento en el que se calcula que hoy viven entre 200 y 300 personas. La mayoría de estas construcciones son chabolas en las que viven hacinados abuelos, padres, hijos y nietos. El agua la toman de dos fuentes próximas (como en El Gallinero) y la luz, por supuesto, es exclusivamente la del sol.

Es cierto que se les ha brindado varias oportunidades para regularizar sus viviendas, pero arguyen que eso es inaccesible para los que viven bajo el umbral de pobreza. Obviamente también saben que sus infraviviendas jamás serían regularizadas por no cumplir con los criterios mínimos de seguridad. Solo se podrían legalizar si hubiera una reconstrucción, algo que económicamente no se pueden permitir.

[pullquote]Argüían que los romaníes suponen un riesgo sanitario, olores repulsivos por la ausencia de cañerías y por poseer animales como ovejas, cerdos, gallinas y caballos[/pullquote]A lo largo de los últimos años los medios de comunicación búlgaros se referían a Batalova Vodenitsa de forma despectiva, algo así como si fuera un guetto que debiera desaparecer. Por ejemplo The Sofia Echo muestra con sutileza en esta noticia del 27 de agostor de 2008  a los romaníes como personas violentas que aterrorizan a los búlgaros. Además los mass media dejaban poco espacio para que se expresaran las organizaciones en defensa de los romaníes. Para más inri ha habido numerosas manifestaciones de los vecinos no rumanos en contra de su comunidad y de los realojos. Argüían que los romaníes suponen un riesgo sanitario, olores repulsivos por la ausencia de cañerías y por poseer animales como ovejas, cerdos, gallinas y caballos. También alegaban numerosas ofensas, incluidos ataques físicos, robos y daños a la propiedad pública y privada. Igualmente se quejaban de la fea estética de sus chabolas. Por supuesto afirmaban que a los gitanos-búlgaros no se les podía reubicar porque había muchos otros búlgaros-eslavos esperando un piso desde hace mucho tiempo.

Además las autoridades, respaldadas por las masas, se quejan de que desde 1990 cada vez llegan más gitanos a Sofía, con los consiguientes problemas sanitarios y de incremento de las construcciones ilegales. Esto explica que el 12 de julio de 2006 el Tribunal Supremo Administrativo estimara que había que expulsar a los romaníes. Solo las presiones de Europa lo impidieron.

Estos son los hechos que condujeron a que se produjeran numerosos actos violentos como el de este vídeo y que se luche intensamente desde las instituciones búlgaras para expulsar a la comunidad romaní del país, siguiendo la estela de países como FranciaItalia y otros de toda Europa.

En España los ánimos están más tranquilos a pesar de que los medios de comunicación se empeñen en demonizar a los gitanos rumanos (la imagen que transmiten de ellos es que se dedican a robar cobre, cuando esa delictiva actividad la realiza un porcentaje pequeño con la ayuda y connivencia, por cierto, de españoles).

Aparte de la numerosa legislación local referida en la propia sentencia, la decisión sobre la expulsión se ha tomado teniendo en cuenta el material internacional elaborado por expertos que ponen luz sobre este dilema ético. Sin duda alguna los textos que muestro a continuación son incompatibles con la expulsión de los gitanos ya estén en Sofía o en Madrid. Recomiendo vivamente su lectura:

1. Artículo 16 de la Carta Social Europea (revisada): Derecho de la familia a protección social, jurídica y económica. Con miras a lograr las condiciones de vida indispensables para un pleno desarrollo de la familia, célula fundamental de la sociedad, las Partes se comprometen a fomentar la protección económica, jurídica y social de la familia, especialmente mediante prestaciones sociales y familiares, disposiciones fiscales, apoyo a la construcción de viviendas adaptadas a las necesidades de las familias, ayuda a los recién casados o por medio de cualesquiera otras medidas adecuadas.

2. Artículo E de la Carta Social Europea (revisada): No discriminación. Se garantizará el disfrute de los derechos reconocidos en la presente Carta sin discriminación alguna basada, en particular, en la raza, el color, el sexo, la lengua, la religión, las opiniones políticas o de otra naturaleza, la extracción u origen social, la salud, la pertenencia a una minoría nacional, el nacimiento o cualquier otra situación. [pullquote]sin discriminación alguna basada, en particular, en la raza, el color, el sexo, la lengua, la religión, las opiniones políticas o de otra naturaleza, la extracción u origen social, la salud, la pertenencia a una minoría nacional, el nacimiento o cualquier otra situación[/pullquote]

3. Recomendación Rec (2005)4 del Consejo de Ministros a los estados miembros, de 23 de febrero de 2005, sobre la mejora de las condiciones de alojamiento de los Roma y Travellers en Europa. Estas recomendaciones van en la línea de urgir a los Estados a resolver el problema gitano para integrarlos a pesar de sus arraigadas costumbres y su penuria económica.

4. Recomendación CM/Rec(2008)5 del Consejo de Ministros a los estados miembro,s de 20 de febrero de 2008, sobre políticas para los Roma y Travellers en Europa. Esta recomendación presta especial atención al asunto económico; si los gobiernos no dan dinero para arreglar la situación el problema persistirá. Bien es cierto que algún lector se preguntará que si no hay dinero para el resto de ciudadanos por qué se le tiene que dar a los romaníes; sin embargo este argumento, aunque correcto, es el primer paso hacia una grave crisis humanitaria de previsiones insospechadas: se les echa pero ningún país les acoge, así que forman guetos cada vez mayores, y dado que, a pesar de todo, sobreviven y suponen una amenaza para las costumbres de la mayoría, se les acaba exterminando puesto que ni siquiera las cárceles pueden acogerles. Más de uno se llevaría una sorpresa si preguntara a las gentes si les parecería bien matar en un caso como este.

5. Resolución 1740 (2010) de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa sobre la situación de los romaníes en Europa y actividades relevantes del Consejo de Europa. De esta resolución me interesa especialmente el punto 16 dedicado a la educación. Indica que hay que formar a los profesores adecuadamente para resolver este problema. La clave para resolver el problema de la discriminación y «autodiscriminación» de los romaníes estriba en la educación.

Pintada
«Españoles primero!!» Pintada encontrada en el pupitre de un alumno sentado delante de una compañera rumana

6. Recomendación del comisionado del Consejo de Europa para los Derechos Humanos sobre la mejora del derecho a una vivienda. El punto 4.3.3 indica que los inmigrantes deben ser tratados igual que los autóctonos. Este asunto es muy difícil de comprender por parte de una buena parte de la población. Entienden que fueron sus mayores los que construyeron la nación que ahora ven invadida por unos extraños con costumbres distintas. Una vez le pregunté en un congreso a Esteban Ibarra cómo educar para evitar esta obsesión por el linaje pero ni él mismo, con su amplia experiencia en estas lides, lo sabía. Eso fue lo que me animó a llevar a los alumnos a los lugares más pobres para que aprendieran algo que nunca comprenderían en los libros o en las aulas.

7. Informe sobre las condiciones de vivienda de los Roma y los Travellers en la Unión Europea de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales. Es este un detallado informe sobre las infraviviendas de los gitanos. En él se hace alusión al Pla Integral del Poble Gitano a Catalunya que sin duda hay que estudiar con detenimiento.

8. Comentario general número 7 del comité de derechos económicos, sociales y culturales de las Naciones Unidas. Curiosamente este comentario en su punto 18 habla bien del Banco Mundial y de la OCDE. Cualquiera que haya leído La doctrina del shock le habrán chirriado los dientes.

No obstante la sentencia presenta algún aspecto criticable, como el que denuncia  Lourdes Peroni en su blog y que traduzco:

La Corte debió haberse referido a la numerosa documentación existente sobre el racismo contra los romaníes en Europa en general y concretamente en Bulgaria. No son simples «actitudes hostiles de un grupo contra otro»; estas actitudes contra los romaníes han existido desde hace mucho tiempo. Realmente la Corte podría haber realizado un mejor trabajo, sobre todo en relación con otros instrumentos en la lucha por los derechos humanos. Esta Corte no es la primera que trata un caso que afecta a los romaníes. Por ejemplo echamos en falta una referencia al Comité Europeo de Derechos Sociales en la parte de la sentencia sobre los méritos.

A nivel global está claro que esta sentencia es importante porque los gobiernos quedan avisados de que no pueden tildar de «irrelevantes» las necesidades de vivienda de los grupos socialmente desaventajados. Que no caiga en saco roto.

Es necesario concluir que, vistas las similitudes de Batalova Vodenitsa con el Gallinero, es preciso tomar decisiones sobre la población gitana-rumana de Madrid sabiendo que los tribunales europeos no van a tolerar los desalojos. La lectura detenida de estos ocho documentos no deja lugar a la duda. Si bien es cierto que, en general, las habilidades sociales de los romaníes o gitanos-rumanos no son las deseadas por el resto de la comunidad la clave para solucionarlo no estriba en la expulsión sino en la educación. No exagero si digo que cualquier otra solución conduciría irremisiblemente a las matanzas sistemáticas, como bien nos enseña nuestra reciente historia, porque ningún país les acepta de buen grado, ni siquiera en las cárceles. Por tanto, dado que el problema fundamental con este grupo es el de la formación la solución es obvia: ¡más educación y menos expulsión!, ¡menos expulsiones y más profesores!

 


Comentarios

2 respuestas a «De la marginación a la ciudadanía»

  1. Avatar de Fatemeh
    Fatemeh

    Estimado profesor Robles:
    Prof. Rafael le quiero comentar que soy de Iran ( Teheran) . Es un gusto y honor conocerle.
    Yo soy estudiante de Español en la universidad. Hace 4 meses estoy buscando por un escritor o profesor que sepa algunos casos sobre iran y es mejor que haya viajado a iran …
    Si es posible quisiera pedir un favor.
    Si para ud. no es una molestia quiero entrevistarle para una revista irani por supuesto en lengua persa …
    Puede ud. informarme por sus condiciones atraves de mi correo electronico:

    atentamente
    Fatemeh

  2. […] asignación proviene del Fondo Social Europeo, en concreto de una partida presupuestaria dedicada a la población de los Roma y nómadas. A pesar de la caridad europea con los gitanos-rumanos (que también es muy limosnera con los […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *